Miembro de la Comunión Anglicana Libre - Iglesia Episcopal Libre y de la Comunión de Iglesias de Tradición Católica

sábado, 14 de diciembre de 2013

Lecturas Espirituales para el Tiempo de Adviento - Sábado 2




Sábado, II semana de Adviento

María y la Iglesia
Isaac de Stella [1]
Sermón 51

El Hijo de Dios es el primogénito entre muchos hermanos, y, siendo por naturaleza único, atrajo hacia sí muchos por la gracia, para que fuesen uno solo con el. Pues da poder para ser hijos de Dios a cuantos lo reciben.

Así pues, hecho hijo del hombre, hizo a muchos hijos de Dios. Atrajo a muchos hacia sí, único como es por su caridad y su poder: y todos aquellos que por la generación carnal son muchos, por la regeneración divina son uno solo con él.

Cristo es, pues, uno, formando un todo la cabeza y el cuerpo: uno nacido del único Dios en los cielos y de una única madre en la tierra; muchos hijos, a la vez que un solo Hijo.

Pues así como la cabeza y los miembros son un hijo a la vez que muchos hijos, asimismo María y la Iglesia son una madre y varias madres; una virgen y muchas vírgenes.

Ambas son madres, y ambas vírgenes; ambas concibieron sin voluptuosidad por obra del mismo Espíritu ambas dieron a luz sin pecado la descendencia de Dios Padre. María, sin pecado alguno, dio a luz la cabeza del cuerpo; la Iglesia, por la remisión de los pecados dio a luz el cuerpo de la cabeza. Ambas son la madre de Cristo, pero ninguna de ellas dio a luz al Cristo total sin la otra.

Por todo ello, en las Escrituras divinamente inspiradas se entiende con razón como dicho en singular de la virgen María lo que en términos universales se dice de la virgen madre Iglesia, y se entiende como dicho de la virgen madre Iglesia en general lo que en especial se dice de la virgen madre María; y lo mismo si se habla de una de ellas que de la otra, lo dicho se entiende casi indiferente y comúnmente como dicho de las dos.

También se considera con razón a cada alma fiel como esposa del Verbo de Dios, madre de Cristo, hija y hermana, virgen y madre fecunda.

Todo lo cual la misma sabiduría de Dios, que es el Verbo del Padre, lo dice universalmente de la Iglesia, especialmente de María y singularmente de cada alma fiel.

Por eso dice la Escritura: Y habitaré en la heredad del Señor. Heredad del Señor que es universalmente la Iglesia, especialmente María y singularmente cada alma fiel. En el tabernáculo del vientre de María habitó Cristo durante nueve meses; hasta el fin del mundo, vivirá en el tabernáculo de la fe de la Iglesia; y, por los siglos de los siglos, orará en el reconocimiento y en el amor del alma fiel.




[1] Isaac de Stella, también conocida como Isaac de l'Etoile, (c. 1100, en Inglaterra - c.1170s, Étoile , Poitiers , Poitou , Francia ) era un monje , teólogo y filósofo .
Acerca de 1140, abandonó la escuela y se unió a la Orden Cisterciense , durante las reformas de san Bernardo de Claraval , probablemente en Pontigny. En 1147 fue nombrado abad del pequeño monasterio de Stella, en las afueras de Poitiers. En algún momento de su carrera posterior, probablemente en 1167, fue desterrado a un monasterio remoto en el Atlántico Isla de Re , probablemente a causa de su apoyo a arzobispo Thomas Becket. Más tarde regresó a Stella. Se sabe que vivió en el Stella en la década de 1170 debido a que en uno de sus sermones que se refiere al cumplimiento de 'Saint Bernard -. Bernard y sólo fue canonizado en 1174
Obra más popular de Isaac fue un comentario alegórico sobre el canon de la Misa en la forma de una carta dirigida a Juan de Canterbury, obispo de Poitiers. Sus sermones 55 supervivientes (y tres fragmentos de sermones), así como su Carta a Alcher en el alma , constituyen su aportación teológica real. La carta (1962) fue dirigida a Alcher de Claraval , y combinado aristotélicos y neoplatónicos teorías sobre la psicología con el misticismo cristiano. Se ejerce un papel importante en la especulación mística más tarde debido a la incorporación de grandes sectores de la obra de Isaac en el compendio antropológico conocido como De spiritu et anima (El Espíritu y el Alma), que circuló bajo el nombre de Agustín y fue ampliamente utilizado en la siglo XIII. 
Obras de Isaac hacen uso de la argumentación lógica, influenciado por Agustín de Hiponaneoplatonismo .

No hay comentarios:

Publicar un comentario