Miembro de la Comunión Anglicana Libre - Iglesia Episcopal Libre y de la Comunión de Iglesias de Tradición Católica

jueves, 16 de octubre de 2014

Teología de la Reforma (ensayo)

Aportes a la unidad en la diversidad
Autor: Julio Vallarino




PRESENTACION

Como católico independiente, convencido de que el diálogo ecuménico es la única herramienta para tender a la unidad en la diversidad y reconociendo en las iglesias hermanas, a sus fundadores como verdaderos hombres de Dios, es que emprendo este pequeño ensayo. El objetivo es realizar una comparación de algunas de las ideas teológicas de tres de los reformadores, ellos son Lutero, Zuinglio y Calvino.

Las ideas teológicas que serán comparadas son tres: el lugar de las Escrituras en su teología, el desarrollo y propuesta eclesiológica y la doctrina eucarística.

El ensayo consta de una Introducción general que ubica el contexto en que se produce la Reforma. Tres capítulos dedicados, uno a cada reformador, donde se presenta su ubicación histórica, sus principales ideas teológicas a cerca de los temas seleccionados (Escrituras – Eclesiología – Eucaristía) y una breve conclusión. Finalmente, una Conclusión general donde se comparan las grandes ideas, analizando acercamientos o distanciamientos, impactos en la Iglesia y su aporte para nuestro tiempo y la Bibliografía.


INTRODUCCION

Definición del término y su impacto ([1])

Cuando se habla de reforma en el ámbito eclesiástico, se hace referencia a la erradicación de abusos y la reordenación de las cuestiones de la Iglesia, en conformidad con las Escrituras.

Estrictamente, el término hace referencia a la renovación de la Iglesia a partir del siglo XVI. Y es importante señalar que se trató de una reforma eclesiástica y no de una revolución eclesiástica, ya que se preservó la continuidad con la Iglesia antigua, liberada del peso de doctrinas y prácticas que no tenían su origen en las Escrituras.

Aunque la reforma involucró otros factores, además de los eclesiásticos, como sociales, políticos e intelectuales, fue esencialmente teológica y religiosa, tanto en su origen como en su propósito y fue considerada  “como el acontecimiento más grande de la historia después de la introducción del cristianismo. Marca el fin de la Edad Media y el comienzo de los tiempos modernos. Partiendo desde la religión, dio –directa o indirectamente- un poderoso impulso a todo movimiento que significó progreso, y convirtió el protestantismo en la principal fuerza impulsora de la civilización moderna” (Diccionario de Teología, pág. 514).

Contexto en que se produce la Reforma ([2])

La Iglesia medieval tiene un período de declinación que va de los años 1305, año en que el papado debió trasladarse a Aviñón (Francia)  al 1317, año en que Lutero fija las 95 tesis en la puerta de la Iglesia de Wittemberg.

Las causas de la declinación fueron las siguientes:

-       Surgen gobiernos nacionales con una marcada lealtad del pueblo a ellos, donde el emperador y el papado quedan en segundo lugar.

-       La presencia de la Inquisición que aseguraba el cumplimiento rígido de la doctrina y la práctica cristiana.

-       El aumento del costo de mantenimiento de la Iglesia y el empleo de medios opresores para hacerse de los recursos.

-       Una cuestionable moral entre el clero, especialmente hacia el siglo XV.

-       El surgimiento del renacentismo con una actitud racionalista frente a la vida que cuestionaba una ética revelada e inmutable, cambió los destinos del dinero, dejando a la Iglesia como su principal benefactora y volcándose al arte, la literatura, la educación, etc.

-       Las cruzadas, con el intercambio cultural que producían, debilitaron los lazos con la Iglesia.

-       Finalmente, la cautividad de Papa en Aviñón (1305-1377) y el cisma papal (1378-1417) que se anatematizaban y excomulgaban mutuamente.

Antes que Lutero se lanzara al proceso de reforma, éste ya había iniciado con Pedro de Valdo, Juan Wycliffe, Juan Hus, Jerónimo Savonarola y los Hermanos de la Vida Común.


MARTÍN LUTERO.

Ubicación histórica ([3]).

En este escenario complejo, aparece Lutero como portavoz de multitudes que esperaban un cambio en Europa.

Nació el 10 de noviembre de 1483 en Eisleben (Alemania). Hijo de padres trabajadores que lograron cierta posición económica fruto del esfuerzo. Los temores y la ansiedad hacen que ingrese en la Orden de los Agustinos. Realiza su doctorado. En sus estudios bíblicos abandonó la interpretación escolástica y alegórica a favor de una interpretación literal y gramatical.

Con la venta de indulgencias, se procuraba la remisión de un castigo impuesto por la Iglesia Católica Romana a alguien que hubiera quebrantado un mandamiento eclesial. Hacia el final de la Edad Media, la venta de indulgencias también procuraba la remisión de toda culpa, tanto de personas vivas como muertas, y de esta forma se aseguraban los fondos para la edificación de la Basílica de San Pedro en Roma. El 31 de diciembre de 1517, Lutero publica las 95 Tesis en la puerta de la Iglesia de Wittemberg como protesta en contra de la venta de indulgencias. Las publica en latín no alemán, por lo que nos permite suponer que su intención de debatir era con la comunidad teológica de la ciudad.

El conflicto fue en aumento, al combate a la doctrina de las indulgencias se sumó la doctrina de la “Sola Gratia – Sola Fidei”. El 3 de eenro de 1521 fue excomulgado por la bula papal Decet Romanuna Pontificam del papa León X.

Sus principales ideas teológicas en relación a los temas seleccionados.

1-    Escritura:

En el debate de Leipzig (1519) Lutero planteó lo que fue el principio formal de la reforma: todas las enseñanzas de la Iglesia debían ser normadas por las Escrituras.

Las Escrituras debían primar sobre los credos, la patrística, la tradición, el magisterio. Lutero afirmó: “lo que se afirme sin las Escrituras puede ser tomado simplemente como una opinión, y no es necesario creerlo”, en La Captura Babilónica de la Iglesia (1520).

En la Dieta de Worms (1521), asamblea de los príncipes del Sacro Imperio Romano Germánico, presidida por Carlos V, Lutero declaró:

“A menos que no esté convencido mediante el testimonio de las Escrituras o por razones evidentes —ya que no confío en el Papa, ni en su Concilio, debido a que ellos han errado continuamente y se han contradicho— me mantengo firme en las Escrituras a las que he adoptado como mi guía. Mi conciencia es prisionera de la Palabra de Dios, y no puedo ni quiero revocar nada reconociendo que no es seguro o correcto actuar contra la conciencia. Que Dios me ayude. Amén.” ([4]).

2-    Eclesiología

Lutero plantea una eclesiología opuesta a la que se desarrollaba en ese momento. En los tratados de 1520, plantea:

-       Disminución del número de cardenales, abolición de los ingresos del Papa, reconocimiento del poder secular, renuncia del papado al poder temporal, abolición de los interdictos y abusos relacionados con la excomunión, abolición del peregrinaje dañino, eliminación del exceso de los días santos, supresión de los conventos de monjas y de la mendicidad, la supresión de la suntuosidad, la reforma de las universidades, la abrogación del celibato clerical (en la Nobleza Alemana, donde encomendó al laicado la reforma de la Iglesia, querida por Dios y abandonada por el papado y el clero).

-       Reconoce sólo tres sacramentos (bautismo, penitencia y comunión) y niega los otros 4 reconocidos por la Iglesia de Roma, promueve la comunión bajo las dos especies, rechaza la doctrina de la transubstanciación, afirma que el bautismo trae la justificación se está acompañado de la fe del receptor y la penitencia consiste en las palabras de exculpación recibida por la fe (en Preludio en el Cautiverio Babilónico de la Iglesia) ([5]).

-       Exige una completa unión con Cristo mediante las Escrituras a través de la fe, el sacerdocio universal y el amor al prójimo (En la libertad de un cristiano) ([6]).

Otro aporte a este nuevo concepto de Iglesia surge a partir de su respuesta a Agustín von Alveld en Leipzig (1520): El Papado de Roma.

Sostenía que la Iglesia no tenía autoridad sobre las Escrituras sino que la Iglesia era su creación, dejando claramente establecido, que la Iglesia estaba sujeta a las Escrituras: “Porque ¿quién engendra a su propio padre? ¿Quién da a luz a su propio creador” ([7])

Posteriormente,

-       Eucaristía

Lutero rechazó la doctrina de la transubstanciación pero creía en la presencia real del cuerpo y la sangre de Cristo bajo el pan y el vino sacramental (cf El pequeño Catecismo de Martín Lutero, capítulo VI), doctrina que llamó “Unión Sacramental” ([8]).

Las bases de la doctrina eucarística de Lutero partían de las palabras de Cristo entendidas simple y directamente. Cita como evidencia los tres modos de la presencia según Guillermo de Ockham: local – definitiva – repletiva ([9]) para establecer la presencia real del Cuerpo y la Sangre de Cristo en los elementos del pan y el vino sacramental.

Conclusión

Sin lugar a dudas, Lutero introdujo cambios profundos a nivel de la Iglesia. Las Escrituras son el punto de partida y la autoridad final de toda su teología. Ella es “Palabra de Dios” en cuanto la segunda persona de la Trinidad, el Verbo, encarnado en Jesucristo se llega a nosotros a través de ella

Considera que la Iglesia es parte esencial del mensaje cristiano. Desde su teología se puede constatar que no proponía una comunión directa con Dios sino la de una vida cristiana en medio de una comunidad de fieles a la que denominó “madre – iglesia”. Esta teología encuentra su fundamento en el sacerdocio común de los creyentes desde donde se propone una responsabilidad orgánica.

La comunidad de creyentes es el cuerpo de Cristo dentro del cual cada miembro es sacerdote de los demás integrantes y los nutre. Sin esta relación de cuerpo el miembro no puede continuar viviendo.

Propone que para que un rito sea sacramento debe ser instituido por Jesucristo y que ha de ser una señal física de las promesas evangélicas.

Lutero rechaza la doctrina de la transubstanciación por dos razones:

a)    Por la ligadura a las categorías aristotélicas y por tanto asociadas al paganismo;
b)    Y porque era la base de la idea de la misa como sacrificio meritorio oponiéndose a la doctrina de la justificación por la fe.

Sostiene que las palabras de Jesús al instituir el sacramento son lo suficientemente claras por lo tanto se participa verdaderamente y literalmente del cuerpo y sangre de Cristo: el pan y el vino siguen siendo pan y vino, pero con ellos están el cuerpo y la sangre de Cristo. Doctrina que posteriormente fue denominada consubstanciación.


ULRICO ZUINGLIO

Ubicación histórica ([10])

En el mismo escenario europeo de ebullición de ideas nació Zuinglio el 1 de enero de 1484 en el cantón de San Gallen (en la actual Suiza). En 1506 fue ordenado presbítero. En 1516 se trasladó a Einsiedeln donde estudió Nuevo Testamento en griego y empezó a basar sus predicaciones en el evangelio.

La Iglesia del monasterio tenía una imagen de la virgen María que era muy célebre, por lo que se había convertido en un centro de peregrinación. Es allí donde comenzó a gestar la reforma de la iglesia suiza:

-       predicándoles a los peregrinos en contra de las creencias de que las peregrinaciones religiosas fueran un medio para obtener perdón;
-       confronta con el vendedor de indulgencias Bernardin Samson que había sido enviado por el Papa a Suiza;
-       oponiéndose a la contratación de mercenarios suizos para servir bajo las órdenes de los ejércitos papales.

A los tres años dejó Einsiedeln y se fue a Zurich (1519) donde comenzó a manifestar abiertamente sus puntos de vista. A esta altura, ya estaba convencido de la necesidad de una reforma don de la base fuera la creencia y práctica en las Escrituras y no en la Tradición. Se desvinculó de la Iglesia de Roma, predicó abiertamente en contra del celibato ([11]).

Sus principales ideas teológicas en relación a los temas seleccionados.

1-    Escritura.

El fundamento de la teología de Zuinglio fueron las Escrituras a las que apela constantemente para fundar sus escritos. Coloca la autoridad de las Escrituras por encima de toda otra: concilios, papado, magisterio, tradición. Puso especial énfasis en el contexto inmediato y buscaba entender el propósito detrás del mismo, más que una interpretación literal del texto bíblico.

Este lugar primordial de las Escrituras en la teología de Zuinglio se ve reflejado en el documento “Los 67 artículos de Ulrico Zuinglio (1523)” especialmente en la introducción: “…confieso que he predicado en Zurich estos 67 artículos u opiniones basadas en la Escritura, que se llama Theopneusto (es decir, inspirada por Dios). Me ofrezco a defender y justificar estos artículos con la Escritura. Pero si no he entendido correctamente la Escritura, estoy listo para ser corregido, pero solo con base en la Escritura” ([12]).

Los artículos 1, 2, 5, 13, 14, 15 insisten en la primacía del Evangelio sobre toda enseñanza. Finalmente, la conclusión del documento retoma el lugar primordial de la Escritura.

2-    Eclesiología.

Zuinglio, en su documento sobre los 67 artículos, plantea una eclesiología diferente a la que primaba como oficial. Rechaza la autoridad del papado (artículo 17), define a la Iglesia en categorías espirituales en lugar de institucionales (artículo 8), la doctrina de la misa como sacrificio sosteniendo que es un memorial (artículo 18), rechaza la intercesión y el culto a los santos (artículos 19 – 21), critica la suntuosidad del clero de la Iglesia de Roma (artículo 23) y su hipocresía (artículo 26), rechaza la prohibición de comidas y ayunos (artículo 24), rechaza las peregrinaciones (artículo 25), rechaza el celibato (artículos 28 – 30), rechaza la confesión para recibir perdón (artículos 50 – 53), rechaza la doctrina del purgatorio (artículos 57 – 60), rechaza los diferentes tipos de ordenaciones (artículos 61 – 63).

3-    Eucaristía

Zuinglio rechaza la presencia real de Cristo en la Eucaristía. Promueve la comunión bajo las dos especies. Durante el primer debate con los católicos romanos (1523) negó que fuera un verdadero sacrificio argumentando que Cristo hizo el sacrificio en la cruz una sola vez y para toda la eternidad. Por lo tanto, de esta afirmación se desprende que la Misa era un memorial del sacrificio aquel. Hizo uso de las Escrituras para negar la doctrina de la transubstanciación

Conclusión

La teología de Zuinglio se centraba en la soberanía de Dios y su elección para la salvación.

Las Escrituras tienen la supremacía sobre todo concilio, magisterio, tradición.

Desarrolla su eclesiología a partir de categorías espirituales a diferencia de la Iglesia de Roma. Realiza profundas críticas al catolicismo romano y promueve una reforma radical en muchos aspectos. Sostiene que la Comunión no contribuía nada para los elegidos puesto que era únicamente un símbolo o conmemoración del sacrificio de Cristo, esencialmente, era una fiesta sagrada, donde Cristo está presente no físicamente sino espiritualmente en el corazón de las personas creyentes ([13])


JUAN CALVINO

Ubicación histórica ([14])

En el mismo escenario turbulento nace Juan Calvino, unos años más tarde, el 10 de julio de 1509 en Noyon (Francia). De origen humilde, su padre llegó a ser un importante abogado que le permitió acceder a la alta sociedad. Inició su formación en la Iglesia Católica Romana pero no llegó a ordenarse. Posteriormente estudió derecho a instancias de su padre. La reforma ya estaba andando cuando Calvino inicia sus estudios universitarios. En este tiempo, tanto el renacentismo como la reforma calan hondo en su vida.

Adopta la doctrina promovida por Lutero: niega la autoridad de la Iglesia Católica Romana por derecho divino, la sucesión apostólica desde Pedro, pone a las Escrituras como la única regla de fe y conducta, resalta la doctrina de la justificación por medio de la gracia.

Se instaló en Ginebra desde donde desarrolló su tarea pastoral, su tarea docencia directa a través de la predicación y la enseñanza y de docencia indirecta e investigación, a través de sus escritos.

Sus principales ideas teológicas en relación a los temas seleccionados.

1-    Escrituras

Siguiendo la línea de los reformadores, Calvino pone a las Sagradas Escrituras  “como regla de fe y religión, sin mezclarla con nada que provenga de la opinión de los hombres apartados de la ley de Dios …” (La confesión de Ginebra Nº 1 – La Palabra de Dios)[15].

Ellas son el punto de partida y la única referencia a la hora de hacer teología. De esta manera rechaza la doctrina católica romana de la tradición y el magisterio.

2-    Eclesiología

Para Calvino, “la Iglesia de Jesucristo es la que predica el Evangelio sin alteraciones ni modificaciones y que administra sus sacramentos con propiedad” (La confesión de Ginebra Nº 18 – La Iglesia).

Calvino rechaza las peregrinaciones, la vida monástica, los ayunos, el celibato, la confesión ante un sacerdote (cf La confesión de Ginebra Nº 17 – Las tradiciones humanas)

3-    Eucaristía

Calvino declara que “la cena de nuestro Señor es un signo por el cual, con pan y vino, él representa la verdadera comunión espiritual que tenemos en su cuerpo y su sangre …” (La confesión de Ginebra Nº 16).

Rechaza la doctrina de la transubstanciación y la del sacrificio expiatorio sostenido por la Iglesia Católica Romana. Para Calvino la Santa Cena es el memorial de sacrificio de Cristo, se debe repartir al pueblo bajo las dos especies, pan y vino.

Conclusión.

Sin lugar a dudas, Calvino fue uno de los grandes reformadores que aportó a la Iglesia Reformada:

-       el sistema didáctico – catequético para la juventud,

-       la educación – formación de personas que diseminaron el presbiterianismo por toda Europa occidental,

-       importantes estudios bíblicos y teológicos,

-       el método histórico – gramatical de estudio bíblico, que pretende descubrir lo que significaban las Escrituras para sus autores y lo que significan de acuerdo con el significado común de las palabras,

-       la forma de gobierno para las Iglesias Protestantes de Francia, la Reformada de Alemania, la de Escocia, la Reformada de Hungría, la Reformada de Holanda y en el puritanismo de la vieja y la nueva Inglaterra


CONCLUSIONES.

En este capítulo, se presenta un análisis comparativo de las grandes ideas de Lutero, Zuinglio y Calvino sobre los tres temas seleccionados para el ensayo: Escrituras – Eclesiología – Eucaristía y su impacto en la Iglesia.

1-    Escrituras.

Los tres reformadores le daban autoridad sólo a las Escrituras. De esta forma, los credos, la patrística, los concilios, el magisterio y la tradición quedaban subordinado a la autoridad de las Sagradas Escrituras.

Para los tres, las Escrituras fueron el fundamento de su teología y sobre la que organizaron la Iglesia. 

Los tres pusieron las Escrituras en manos del pueblo, eliminando la brecha existente hasta el momento, al traducir del latín a sus propios idiomas las Escrituras. A partir de este momento, la Biblia salió del ámbito clerical y sagrado para formar parte de la vida cotidiana del laicado.

2-    Eclesiología.

Los tres autores rechazaron la autoridad del papado, la autoridad de la Iglesia sobre las Escrituras, la imposición del celibato, la suntuosidad de la Iglesia Católica Romana, los monasterios y las peregrinaciones.

Los tres promovían la participación del laicado en la vida activa de la iglesia.

En 1520, en el debate de Marburg, entre Lutero y Zuinglio, acuerdan 14 de 15 artículos de fe. El único en que no se pusieron de acuerdo fue sobre la Eucaristía.
 
3-    Eucaristía.

Lutero sostenía que en el pan y el vino sacramental estaba realmente presente el cuerpo y la sangre de Cristo, mientras que Zuinglio y Calvino rechazaban esta doctrina y sostenían la doctrina del memorial.

Los tres reformadores coincidían en rechazar la doctrina de la Santa Cena como sacrificio.

Impactos en la Iglesia:

La reforma produjo varios impactos a nivel de la Iglesia:

-       Por un lado, la racionalidad surgida con el renacimiento, se aplica a las doctrinas: ejemplo rechazar la transubstanciación, las indulgencias papales, culto a las imágenes, aunque en este punto parcialmente ya que Lutero mantiene el culto a los santos aunque disminuye los días festivos, mientras que Zuinglio y Calvino lo rechazan.

-       Otro impacto fue el surgimiento de la religión personal. No era necesaria la mediación sacerdotal para obtener el perdón divino. Tampoco era necesaria la mediación de los santos para la adoración a Dios. Ni la mediación del magisterio y los concilios para acceder al mensaje de las Escrituras.

-       Otro impacto fue el carácter espiritual que aportó la reforma. A partir de determinado momento, el cristianismo se tornó una religión del rito y la ceremonia. La reforma le aportó lo espiritual: la salvación se produce únicamente por la fe en Cristo.

-       Otro impacto fue el surgimiento de la autonomía en las Iglesias nacionales. En cada país donde se producía la reforma, la iglesia se separaba de Roma y se mantenía independiente en cada país o región, adoptando formas organizativas diversas: en unos países bajo la forma episcopal, en otras presbiteral, en otras congregacional o mixta.

Aportes para nuestro tiempo:

Tal vez lo más desafínate de la Teología de la Reforma, sea identificar y aplicar en nuestro tiempo, aquellas cosas que puedan contribuir al desarrollo ecuménico y a una identificación de la Iglesia de Jesucristo con sus orígenes. Algunas de esas cosas son las siguientes:

-       Sostener la doctrina de las Escrituras como norma suprema. Pero formando al liderazgo para que a su vez pueda formar a las comunidades en métodos histórico críticos para erradicar los fundamentalismos y literalismos de algunas corrientes cristianas.

-       Generar una estructura eclesial que promueva la diversidad, la participación, el protagonismo de sus miembros, la experiencia de Dios en la comunidad y en cada una de las personas que la integran, la expresión de la cultura local en sus celebraciones, buscando disminuir la brecha entre Dios y la sociedad y la cultura actual.

-       Respetar las distintas doctrinas sobre la Eucaristía, sabiendo que estamos frente a un Misterio, y que como tal podemos aproximarnos pero nunca revelarlo, que las definiciones teológicas asumidas por las distintas tradiciones cristianas pueden llegar a conjugarse en la práctica a través de cultos ecuménicos.

-       Revisar y actualizar el cuerpo doctrinal, teniendo como referencia las Escrituras y la sociedad y cultura contemporáneas, para dar respuestas a los interrogantes de la sociedad y la cultura utilizando su propio lenguaje pero partiendo de la autoridad de las Escrituras, manteniendo la fidelidad a ambas: Escrituras y Sociedad – Cultura.


BIBLIOGRAFÍA

HARRISON, EF: DICCIONARIO DE TEOLOGÍA. Editorial Desafío. 2002.

VOS, Howard F: BREVE HISTORIA DE LA IGLESIA CRISTIANA. Revisada y ampliada. Editorial Portavoz, 1988.

HURLBUT, Jesse Lyman: HISTORIA DE LA IGLESIA CRISTIANA. Editorial Vida. 1999.

Consultas en Internet:











NOTAS:

[1] cf  HARRISON, E.F: Diccionario de Teología, pág 514.
[2] cf  VOS, Howard F: Breve historia de la Iglesia Cristiana pág 72 – 110 y HURLBUT, Jesse Lyman: Historia de la Iglesia Cristiana pág 127 - 146
[3] cf  VOS, Howard F: Breve historia de la Iglesia Cristiana pág 84 – 89 y material del curso El Revolucionario Accidental (biografía de Martín Lutero).
[4] http://es.wikipedia.org/wiki/Dieta_de_Worms
[5] EL PEQUEÑO CATECISMO DE MARTÍN LUTERO (material del curso) capítulos IV – VI pág 9 - 11
[6] http://es.wikipedia.org/wiki/Mart%C3%ADn_Lutero
[7] Material del curso: El revolucionario accidental pág 11
[8] Contra los Profetas Celestiales (1525) y Confesión con respecto a la Cena del Señor (1528) citados en F.L. Cross, ed. The Oxford Dictionary of the Christian Church, Oxford, 1958, p. 337
[9] http://es.wikipedia.org/wiki/Mart%C3%ADn_Lutero
[10] http://es.wikipedia.org/wiki/Ulrico_Zuinglio
[11] cf  BREVE HISTORIA DE LA IGLESIA CRISTIANA pág. 90 – 92 y MATERIALES DE CURSO “Ulrico Zuinglio” (biografía)
[12] Material de curso “LOS 67 ARTICULOS DE ULRICO ZUINGLIO pág 2
[13] cf Materiales del curso “ULRICO ZUINGLIO” pág. 8
[14] http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Calvino
[15] Material de curso pág 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario