Miembro de la Comunión Anglicana Libre - Iglesia Episcopal Libre y de la Comunión de Iglesias de Tradición Católica y Apostólica. Personería Jurídica 10103 (M.E.C. Uruguay).

martes, 21 de febrero de 2012

Comentarios Queer a la Biblia - Génesis (décima sexta entrega)

 GÉNESIS / BERESHIT
Autor: Michael Carden
Traducción: MCRP (Diversidad Cristiana)
 
 
La deshonra de Dina…

Dina, la hija que Lea le dio a Jacob, fue a visitar a las muchachas del lugar; pero la vio Siquem, que era hijo de Hamor  el heveo, el jefe de ese lugar, y por la fuerza se acostó con ella y la deshonró…

Como la hija “trasgénero”, Dina representa al principio andrógino, como Sara y Rebeca antes que ella.  A diferencia de su abuela, Rebeca, que fue criada en un contexto matriarcal, Dina se encuentra en un hogar patriarcal, y en un medio igualmente patriarcal. En ese mundo, la autonomía femenina es castigada, suprimida. En lugar de encontrar compañía de su sexo, Dina es violada por Siquem. Este es el príncipe de esa tierra, lo que demuestra que las jerarquías de género y sexualidad,  operan como parte de las jerarquías de clase. Como príncipe de ese lugar, Siquem es un canaanita que da a la historia un agregado de conflicto inter-étnico. Como príncipe, considera a Dina como una de esas itinerante hebreas que acampaban en las afueras de la ciudad. Por ser un canaanita, su violación de Dina puede entonces se usada luego para justificar la posesión israelita de las tierras propias de otro pueblo.

La traducción que hace Scholz del relato hebreo de la violación, conlleva la rápida violencia implicada, “y la tomó, se acostó con ella, y la violó” (Scholz 1998: 165) También estoy muy persuadido por su relato de lo que sigue entre Siquem y Dina. La mayoría de las traducciones dicen cómo Siquem “amó a la joven y le habló con ternura” (Génesis, 34-3)

Pero su alma se apegó a Dina la hija de Lea, y se enamoró de la joven, y habló al corazón de ella.

Scholz argumenta que la palabra traducida como “amor” es ambigua, y en este contexto, es mejor traducirla como “lascivia”, o “deseo”, que describe “la intención de Siquem…de tratar de Dina como él lo desea” (Scholz 1998: 169) Más todavía, en lugar de hablar con ternura a Dina, Scholz argumenta que Siquem “intentó calmar a la joven” (Scholz 1998: 171) Sin embargo, Siquem ahora busca tener a Dina, diciendo a su padre que se la obtenga como esposa. Como ocurrió con la violación, en lo que se concluye, Dina no tiene opinión, no habla. Es el objeto de transacción entre hombres.

Y habló Siquem a Hamor, su padre, diciendo: - Tómame por mujer a esta joven…
Y se dirigió Hamor, padre de Siquem, a Jacob, para hablar con él.

Para todos los hombres, lo que cuenta es: su estatus, privilegio, beneficio y honor. Los hechos crecen en espiral, fuera de control, cuando los hermanos de Dina utilizan la decepción para llevar a cabo una venganza cruel, genocida. (Génesis 34. 25-26)

Pero sucedió que al tercer día, cuando sentían ellos el mayor dolor, dos de los hijos de Jacob, Simeón y Leví, hermanos de Dina, tomaron cada uno su espada, y vinieron contra la ciudad, que estaba desprevenida, y mataron a todo varón.

Y a Hamor y a Siquem, su hijo, los mataron a filo de espada, y tomaron a Dina de casa de Siquem, y se fueron.


La casa de Jacob/Israel ahora lanza “un terror de Dios sobre el pueblo de la tierra (Génesis 35.5)

Y salieron, y el terror de Dios estuvo sobre las ciudades que había en sus alrededores, y no persiguieron a los hijos de Jacob…

Como en respuesta a esta erupción de violencia sexual, racial, patriarcal, muere Débora, la doncella y compañera del mismo sexo de Rebeca. Ella es “la única servidora en la Tora, cuya muerte y sepelio recibe narración” (Frankel 1996: 69) Todo lo que sabemos de Débora que acompañó a Rebeca en su viaje, y es solo ahora que conocemos su nombre. De modo que este registro de su muerte y sepelio, testimonia su importancia para Rebeca. Después de la muerte de Débora, Raquel – quien a pesar de su esterilidad, hace eco a Sara y Rebeca – muere, dando a luz a Benjamín.
Génesis 35.8:

Entonces murió Débora, ama de Rebeca, y fue sepultada al pie de Bet-el, debajo de una encina, la cual fue llamada Alón-bacut.

Génesis 35. 16-19:

…cuando dio a luz Raquel, y hubo trabajo en su parto.
Y aconteció, como había trabajo en su parto, que le dijo la partera: - No temas, que también tendrás este hijo.
Y aconteció que al salírsele el alma (pues murió), llamó su nombre Benoni, pero su padre lo llamó Benjamín.
Así murió Raquel, y fue sepultada en el camino de Efrata, que es Belén.

El impulso patriarcal aparece ahora, para triunfar sobre el andrógino utópico, con el anterior modelo de violencia emergiendo dentro de la familia de Dina. Su hermano, Rubén “fue y yació…” con Bilha, la concubina de su padre (Génesis 35.22)

Aconteció que cuando moraba Israel en aquella tierra, fue Rubén y durmió con Bilha, la concubina de su padre; esto llegó a saberlo Israel.

El término usado aquí para “durmió, o yació” es el mismo utilizado cuando Siquem viola a Dina, de modo que he retenido la afirmación de Scholz aquí, para demostrar que la violencia (sexual) del otro, no es de ninguna manera diferente de la propia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario