Miembro de la Comunión Anglicana Libre - Iglesia Episcopal Libre y de la Comunión de Iglesias de Tradición Católica y Apostólica. Personería Jurídica 10103 (M.E.C. Uruguay).

domingo, 14 de febrero de 2016

Primer domingo de Cuaresma: Israel y Jesús - Jesús y la Iglesia




Primer Domingo de Cuaresma
Ciclo C – Dt 26,1-11 – Lc 4,1-13


1.    Los textos en sus contextos

El libro del Deuteronomio relata la ofrenda de los primeros frutos en la fiesta de las cosechas (versículos 2-3). Esta ofrenda iba acompañada de una profesión de fe (versículos 5-9) donde se daba cuenta de las acciones liberadoras que el Señor había hecho en favor de su pueblo, desde que lo sacó de la esclavitud en Egipto, hasta que lo introdujo en la tierra de la Promesa  (cf Dt 6,20-25; Jos 24,2-13). Es importante destacar que en la confesión de fe, el concepto “errante” no solo hace referencia a la vida nómada (Gn 25,19-20; 28,5) sino también, a la situación de quien se extravía y no tiene un camino claro, pudiendo identificarse con la oveja perdida en el desierto (Salmo 118[119],176; Jr 50,6; Ez 34,4.16; Lc 15,4-16). Israel no fue únicamente un conjunto de tribus nómades, sino también, un pueblo a lo largo de su historia ha perdido su identidad, su misión, su razón de ser.

El evangelio de Lucas relata la estadía de Jesús en el desierto. Esos cuarenta días (cf Ex 24,18; 34,28; Num 14,33-34; 32,13; 1Re 19,8) sin alimentos y sometido a pruebas, nos remiten a la experiencia de Israel, el pueblo elegido, en su travesía por el desierto cuando abandonó Egipto y se dirigía a la tierra de la Promesa. Israel fracasó en su misión pero Jesús se mantuvo fiel (cf Heb 2,18; 4,15).


2.    Los textos en nuestro contexto:

Este primer domingo de Cuaresma nos enfrenta a nuestra identidad como cristianas y cristianos. Por el bautismo fuimos hechos hijos e hijas de Dios, e incorporados a la Iglesia, el nuevo pueblo de Dios, que tiene como misión revelar que otro mundo es posible, aquel que proyectó Dios para la humanidad y toda la creación, donde la justicia y la solidaridad son sus características.

Al igual que Israel, por el bautismo recibimos la misión de Dios (1Pe 2,9), no porque estuviéramos capacitados o capacitadas para la tarea, no porque fuéramos mejores que otras personas (1Co 1,26-28), sino por pura gracia (Ef 2,4-10). Dios nos capacita para la misión de forma que quede bien en evidencia que no somos nosotros o nosotras sino Dios que actúa y lleva adelante su proyecto.

Por esta razón, les invito a reflexionar sobre las implicancias del bautismo en nuestras vidas. Las bautizadas y los bautizados reconocemos, al igual que Israel, que Dios nos ha elegido; pero esta elección no es para llenarnos de orgullo y quedarnos instaladas e instalados juzgando y condenando a las demás personas, sino para servir, siguiendo el ejemplo de Jesús (Mt 20,28) y no a quienes nosotros y nosotras elijamos sino a quien Dios ponga en nuestro camino (Lc 10,25-37). Vivir radicalmente el bautismo implica vivir con radicalidad nuestro discipulado.

Durante esta Cuaresma, pondremos especial énfasis en reflexionar y orar nuestro discipulado como consecuencia del bautismo que recibimos. Un discipulado que se traduce, no tanto en oraciones, ayunos y abstinencias, sino en compromiso solidario con nuestras hermanas y nuestros hermanos que son vulnerados en sus derechos y sus deberes (Mt 9,13). En la Iglesia Antigua – Diversidad Cristiana el énfasis no está en el cumplimiento de ritos sino en el cumplimiento del Evangelio (Lc 4,18-19).

Al renovar nuestra fe, recitando comunitariamente el Credo, les invito a asumir con toda confianza en Dios, las consecuencias del discipulado, siguiendo el ejemplo de las primeras comunidades que ratificaron su fe con radicalidad y compromiso hasta llegar a dar la vida, como lo están haciendo nuestros hermanos y nuestras hermanas en estos días, en los países donde somos perseguidos y asesinados. Aquí gozamos de paz y de seguridad, motivos que dejan en evidencia nuestra mediocridad cuando no nos comprometemos en la transformación de las situaciones injustas.

Buena semana para todos y todas + Julio.





No hay comentarios:

Publicar un comentario