Miembro de la Comunión Anglicana Libre - Iglesia Episcopal Libre y de la Comunión de Iglesias de Tradición Católica

domingo, 3 de enero de 2016

Domingo de Epifanía



Domingo 3 de enero
Comienza el Tiempo de la Epifanía que se extenderá hasta el inicio de la Cuaresma.
Ciclo C – Mt 2,1-12


1.    El texto en su contexto

El relato de la llegada de los sabios, magos o reyes a Belén, es propio de Mateo, no lo encontramos en el resto de los evangelio. Belén (versículo 1) era la ciudad donde había nacido el rey David, estaba ubicada a poca distancia de Jerusalén, la ciudad santa (1Sam 16,1 cf Lc 2,4-7).

El relato nos ubica en la temática de la realeza; dos reyes bien diferentes. Herodes era rey de Judea, sin embargo era extranjero por lo que el pueblo lo consideraba ilegítimo (Dt 17,15); Jesús en cuanto descendiente de David era un sucesor legítimo al trono (Am 9,11; Ez 37,24; Jr 30,9; 33,15). La existencia de Jesús ponía en riesgo la permanencia de Herodes como rey. Herodes, llamado también el Grande fue rey de los territorios de Israel que estaban bajo el dominio del imperio romano; gobernó desde el año 37 al 4 aC. Fue padre de Arquelao (Mt 2,22), de Herodes Antipas (Mt 14,1) y de Filipo (Lc 3,1). Esta referencia a Herodes el Grande, ubica el nacimiento de Jesús entre los años 6-5 aC.

Unos magos orientales, que la tradición luego dirá que eran reyes, pero literalmente significa astrólogos, que según Mateo conocían las profecías judías (cf Num 24,17) llegan a Belén para rendir culto al heredero de David llevando el tributo de los paganos (Is 60,6; Zac 8,20-22; Sal 72,10-15; 102,13), significando el reconocimiento de Jesús como Mesías por parte de los pueblos paganos. Estos astrólogos habían visto su estrella (vesículo 2 cf Num 24,17) y se habían puesto en camino.

La presencia y el mensaje de estos hombres preocupó al rey Herodes, ya que la presencia de un descendiente de David con derecho sucesorio al trono ponía en riesgo su reinado y también ponía en riesgo los favores que la clase alcahueta, que nunca falta cuando hay poder, recibía de los invasores romanos (versículo 3).

El versículo 4 demuestra la ignorancia, tanto de Herodes como de sus cortesanos respecto de las expectativas mesiánicas de Israel. Son los expertos en la Ley, jefes de los sacerdotes y maestros de la ley quienes interpretan las profecías (versículo 5 cf Miq 5,1; 2Sam 5,2). Herodes no pretendía reconocerle su dignidad superior sino que buscaba tener toda la información necesaria para eliminar cualquier posible oposición (versículo 8 y 12).

Los magos retoman el camino hacia Belén (versículo 10). En esta tradición bíblica de los relatos de la infancia, tiene un rol preponderante la madre del rey (versículo 11 cf Sal 45,10; Miq 5,2).



2.    El texto en nuestro contexto:

Es necesario, que como discípulas y discípulos del Maestro, interpretemos las Escrituras para nuestro tiempo (Mt 13,52) sacando las enseñanzas que necesitamos para consolidarnos en la fe en medio de los actuales desafíos.

Una primera línea de reflexión son los personajes: el rey Herodes y sus seguidores, los jefes de los sacerdotes y maestros de la ley, los magos.

El rey Herodes es figura de las personas ambiciosas e inescrupulosas. Están en un lugar que no les corresponde. Ejercen una función que no les es propia. Sin embargo, hacen todo lo posible y pretenden hasta lo imposible para mantenerse en ese lugar e intentar seguir escalando aunque eso implique aniquilar a quienes se les opongan. Basta echar una mirada a los partidos políticos, para encontrar personajes como el rey Herodes el Grande.

Los jefes de los sacerdotes y maestros de la ley son figura de la clase religiosa que sirve a  estas personas ambiciosas e inescrupulosas. Dentro del sistema religioso existen corrientes sanadoras, liberadoras e inclusivas pero también conservadoras y fundamentalistas que no quieren perder privilegios y están dispuestas a lo que sea necesario, utilizando las Escrituras, para mantener su statu quo; siempre dispuestas a vulnerar derechos humanos y dignidad humana con tal de conservar lo que tienen. Basta echar un vistazo al mundo religioso de nuestro entorno para identificarles en los medios de comunicación masivos, en las bancas del Parlamento, en los encuentros políticos, en cargos municipales, justamente de aquellos partidos políticos que responden a los intereses de las clases dominantes y no a los del pueblo, aunque toman elementos que luego se transforman en discursos populistas.

Los magos son figura de aquellas personas que el sistema político y el sistema religioso han dejado fuera. En el evangelio de Mateo representaban a los no judíos, a los paganos, los malditos por Dios, los que un día doblarían sus rodillas ante el poder y el templo (Is 60,6; Zac 8,20-22; Sal 72,10-15; 102,13). Basta echar un vistazo para identificar a estas personas excluidas del espacio sagrado; juzgadas, condenadas, demonizadas e invisibilizadas por el sistema religioso. Sin embargo, Dios se les manifiesta fuera del tempo, fuera del sistema religioso, sin mediadores o intermediarios; Dios se les manifiesta en la cotidianidad de la vida, en el encuentro de la madre con un niño.

Una segunda línea de reflexión es el mensaje en sí mismo. El sistema político representado en Herodes y el sistema religioso representado en los jefes de los sacerdotes y maestros de la ley que se privaron de la manifestación de Dios, por quedarse instalados esperando que Dios actuara como ellos esperaban. Sin embargo, las personas excluidas del sistema político y religioso experimentaron la manifestación de Dios porque se desinstalaron, se pusieron en camino, se abrieron a la posibilidad de la búsqueda de la esperanza.

La Iglesia Antigua – Diversidad Cristiana reconoce las trabas que el sistema religioso pone a las personas para que estas vivan felices y tengan una vida plena (Jn 10,10) por eso nos comprometemos en la denuncia de todas aquellas acciones que culpabilizan, que discriminan y excluyen; asumiendo el compromiso de anunciar a los hombres y mujeres del siglo XXI que “Dios no hace diferencia entre las personas” (Hch 10,34). Se manifiesta a quien le busca sin importar el lugar. Se manifiesta sanando, incluyendo y dignificando.

Buena semana para todos y todas +Julio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario