Miembro de la Comunión Anglicana Libre - Iglesia Episcopal Libre y de la Comunión de Iglesias de Tradición Católica

lunes, 1 de junio de 2015

Estudio Bíblico Mt 11,28-30 (tercera parte): crítica textual



Continuamos compartiendo el estudio bíblico que llevamos a cabo en la comunidad Aguada de Montevideo, en esta entrega publicamos la crítica literaria al texto de Mt 11,28-30.



I - EXEGESIS


1.   Crítica textual:

Texto griego – castellano interlineado, de la perícopa Mt 11,28-30:



Fuentes:

-       COMPUBIBLIA. - Aland, Kurt, Black, Matthew, Martini, Carlo M., Metzger, Bruce M., and Wikgren, Allen, The Greek New Testament, Deutsche Bibelgesellschaft Stuttgart, 1983.
-       El Nuevo Testamento Interlineal, Griego – Español, Carlos Vidal, Ed Grupo Nelson, 2011.

A continuación presentamos cuatro traducciones diferentes con la finalidad de aportar a una major comprensión del texto bíblico:


 
 
1.1.      Crítica a las traducciones:

Difícilmente los lectores y las lectoras comunes, dispongan de una versión de las Sagradas Escrituras en sus lenguas originarias (hebreo o griego) y si dispusieran de ellas, difícilmente tendrían un buen manejo de las lenguas bíblicas. La inmensa mayoría tenemos a nuestro alcance, distintas traducciones a nuestros propios idiomas. Cada traducción, implica una interpretación del texto y del contexto donde se produjo el texto, por parte de quien traduce, persona o escuela traductora. Esa interpretación se produce desde otra cultura, algunas veces con otros valores, algunas veces con otra intencionalidad que nos fue la del hagiógrafo, algunas veces poniendo el énfasis en una traducción literal para respetar el texto original, algunas veces poniendo el énfasis en una traducción interpretativa para respetar los contenidos originales y no tanto la literalidad del texto.

Para una mejor comprensión del texto bíblico utilizaremos, cuatro versiones de las Sagradas Escrituras en el entendido anterior, de que toda traducción es una interpretación. Ellas son: Reina Valera – Biblia de Estudio (BRV), Biblia de Jerusalén (BJ), Biblia Latinoamericana (BL), Dios Habla Hoy – Biblia de Estudio (BDHH).

Un primer comentario que surge de la comparación de las cuatro traducciones, es que tanto la BJ como la BRV mantienen la estructura gramatical del idioma castellano utilizando como segunda persona del plural vosotros; mientras que las otras dos traducciones la BL y la BDHH adaptan la estructura gramatical al contexto cultural de América Latina utilizando como segunda persona del plural ustedes. En necesario tener en cuenta, que tanto la BJ como la BRV son biblias de estudio, mientras que la BL y la BDHH son biblias pastorales. Las dos primeras ponen el énfasis en la traducción literal mientras que las dos segundas ponen el énfasis en la traducción interpretativa. A continuación marcamos algunas comparaciones en la línea de lo que venimos planteando:

vosotros
      ustedes

venid
estáis
os
tomad
vosotros
aprended
hallaréis
vuestras
   vengan
   están
   (BL) los – (BDHH) todos ustedes
   carguen – acepten
   (BL – BDHH) omiten
   aprendan
   encontrarán
   (BL) sus – (BDHH) omite

La BL y la BDHH cambian el artículo en el versículo 28. Mientras que la BJ y la BRV presentan el os,  la BL lo cambia por el artículo los, masculino y no les neutro e inclusivo, conteniendo lo masculino y lo femenino y la BDHH lo cambia por el adverbio de cantidad todos, manteniendo el masculino. En el versículo 29 tanto la BL como la BDHH omiten el pronombre personal de la segunda persona del plural que debiera ser ustedes de acuerdo al vosotros existente en la BJ y la BRV. Aquí la BDHH introduce el artículo neutro les diferenciándose de la BL que mantiene la línea de las otras dos traducciones (BJ y BRV) utilizando el pronombre posesivo mi. En el versículo 30 la BDHH retoma el artículo neutro les cuando la BL lo omite.

Un segundo comentario tiene que ver con la introducción del artículo neutro les por parte de la BDHH una vez en el versículo 29 y dos veces en el versículo 30. Si bien anteriormente, en el versículo 28 traduce en masculino todos ustedes en los dos versículos siguientes con la introducción de este artículo neutro pasa a un lenguaje inclusivo donde lo masculino y lo femenino forman parte. En este punto cabe señalar que cada una de las escuelas que está traduciendo el texto bíblico está realizando una interpretación desde la cultura dominante que tiene internalizada y de la que forma parte. Toda traducción lleva consigo también una intencionalidad. No es inocente traducir vosotros (= masculino) excluyendo vosotras (femenino) en BJ y BRV; como tampoco es inocente traducir  todos ustedes en lugar de ustedes que incluiría lo masculino y lo femenino en BDHH. La omisión del femenino evidencia una lectura patriarcal del texto y una visión patriarcal de la sociedad y la cultura, donde lo femenino queda incluido, absorbido o invisibilizado por lo masculino.

Un tercer comentario tiene que ver con la traducción que realiza la BL en el versículo 28. Las otras tres versiones utilizan el verbo estar refiriéndose a la situación de la audiencia de Jesús: fatigados y sobrecargados (BJ), trabajados y cargados (BRV), cansados de sus trabajos y cargas (BDHH). Pero la BL cambia el verbo por sentir. Los verbos “estar” y “sentir” no son sinónimos en castellano.

El verbo “estar” si bien tiene varias acepciones, aquí podemos entenderlo como hallarse en un lugar, condición o situación, más bien sinónimo del verbo “ser” en cuanto que afirma del sujeto lo que significa el atributo; podría traducirse también como “existir”. Podemos entenderlo como algo objetivo, contundente: es, está, existe. El verbo “sentir” en cambio, lo relacionamos con aspectos más subjetivos: opinión, parecer, experimentar, percibir, considerar, cualidades vinculadas a estados anímicos; por ejemplo, una persona puede estar enferma pero sentirse sana. Otra persona puede estar descansada pero sentirse cansada. La inclusión del verbo sentir en la BL en lugar del verbo estar evidencia un concepto diferente al de las otras tres traducciones, de esta manera incluye aspectos subjetivos de la audiencia; esta lectura incluye una cantidad considerable de personas que estarían quedando al margen en las otras traducciones; una cosa son las personas que están exigidas por el cumplimiento de la ley y otra cosa muy diferente son las personas que se sienten exigidas por el cumplimiento de la ley. Vale decir que la BL introduce la categoría de la subjetividad en la perícopa en cuestión.

Un cuarto comentario tiene que ver con la diferencia que marca la BDHH en el versículo 28 refiriéndose a la audiencia. Las otras tres traducciones utilizan el verbo aprender mientras que la BDHH utiliza el verbo aceptar. El verbo “aprender” tiene que ver con la incorporación de conocimientos, de experiencias, contenidos. Una persona puede aprender pero no necesariamente “aceptar” lo que aprende. En muchas ocasiones aprendemos fórmulas, contenidos, definiciones, leyes pero luego no forman parte de nuestra vida, de nuestro ser persona, de nuestra cotidianidad. El verbo “aceptar” tiene que ver con la libertad. Una persona puede aprender y no aceptar; en cambio si acepta lo que aprende lo incorpora a su vida, a su ser, a su cotidianidad. En este punto, la traducción de la BDHH evidencia la necesidad de la libertad de la persona para aceptar la enseñanza que se imparte, es decir, lo que se aprende.

Un quinto comentario tiene que ver con los atributos de quien se dirige a la audiencia: soy manso y humilde de corazón (BJ – BRV - BDHH), soy paciente de corazón y humilde (BL). Las tres primeras traducciones hacen referencia a actitudes interiores “de corazón” mientras que la BL omite “humildes de corazón”, las tres primeras traducciones plantean la mansedumbre y la humildad del corazón, mientras que la última traducción plantea la paciencia de corazón y la humildad. Aquí se enfrentan dos visiones diferentes. Mientras que en las tres primeras traducciones se refiere a actitudes interiores haciendo referencia al corazón, en la última se refiere a una actitud interior ser pacientes de corazón y a un aspecto de la persona: ser humilde, no sólo ser humilde en su interior. Este enfrentamiento de visiones es una constante que atraviesa toda la historia del cristianismo, desde la comunidades originarias (Mt. 5,3 cf. Lc. 6,20) hasta nuestros días; una tensión que no hemos podido superar.

Un sexto comentario tiene que ver con el descanso o alivio que en la BJ, BRV y BL encuentran las almas, mientras que en la BDHH se omite almas dejando de lado el sentido espiritual y poniendo en evidencia que el descanso o alivio es para la persona, en la integralidad del ser humano con todas sus dimensiones (física, psíquica, emocional, espiritual, etc.).

Un último comentario tiene que ver con el versículo 30 que utiliza los términos suave, fácil, liviana, ligera en referencia al yugo – carga, aspectos que se complementan y no entran en contradicción.

A manera de conclusión, se puede señalar que en las cuatro traducciones se evidencian interpretaciones que ponen en tensión dos concepciones ideológicas desde donde se realiza la traducción. Sin pretender emitir un juicio sobre la intencionalidad de las interpretaciones señalamos que en algunas de ellas se produce la imposición de un modelo cultural expresado en:
   
a)    la utilización del idioma castellano aunque minoritario pero que uniformiza (BJ – BRV) sobre los modismos locales mayoritarios pero diversos de acuerdo a las regiones y las culturas y subculturas (BL – BDHH);

b)    la generalización y el uso de plurales en masculino (BJ – BRV – BL) frente a la inclusión del neutro (BDHH), aunque continúa silenciado y excluido lo femenino;

c)    la objetividad expresada (BJ – BRV – BDHH) frente a la subjetividad excluida (no científica, no ilustrada, considerada inferior) que introduce la BL;

d)    la concepción del ser humano “depósito que hay que llenar” por medio de la enseñanza y el aprendizaje (BJ – BRV – BL) frente a la incorporación de la libertad humana en el proceso educativo de enseñanza – aprendizaje (BDHH):

e)    la visión espiritualista (BJ – BRV) frente a la concepción integral del ser humano (BDHH) donde se visibilizan e incluyen todos los aspectos en la persona humilde (BL).

En el desarrollo del presente estudio bíblico, se irán retomando estos puntos como aportes a una actualización del mensaje originario, para las discípulas y los discípulos de Jesús en el contexto actual, siglo XXI en América Latina. Sin lugar a dudas, es el mayor desafío que buscamos enfrentar y superar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario