Miembro de la Comunión Anglicana Libre - Iglesia Episcopal Libre y de la Comunión de Iglesias de Tradición Católica

domingo, 8 de enero de 2017

Dios se manifiesta





Epifanía de Nuestro Señor Jesucristo
Domingo 8 de enero de 2017.
Mt. 2,1-12

Estimados hermanos y hermanas.
Apreciadas amigas y amigos.

Tengan mucha paz en el día en que celebramos la manifestación de Dios, en la persona de Jesucristo, a todos los pueblos, representados en esos personajes misteriosos, que unos llaman magos y otros sabios (Mt 2,1-12).

La Iglesia Antigua – Diversidad Cristiana, comienza hoy un nuevo tiempo litúrgico que se extiende hasta las vísperas del Miércoles de Cenizas. A este tiempo, le denominamos “Manifestación de Dios para todos los pueblos” El eje de reflexión de estas semanas, es la revelación de un Dios que no hace diferencia entre las personas (Hch 10,34), revelándose a la humanidad; sin distinción de credos, razas o naciones (Mt 2,1-12).


1.     El texto en su contexto:

Tengamos en cuenta, que los Evangelios de la infancia de Jesús, tanto los de Mateo como los de Lucas, carecen de historicidad tal como entendemos actualmente la historia: “Historia es la ciencia que estudia y sistematiza los hechos más importantes y transcendentales del pasado humano. Dichos sucesos son analizados y examinados en función de sus antecedentes, causas y consecuencias, y en la acción mutua de unos sobre otros, con el propósito de comprender correctamente el presente y de preparar el futuro” (http://conceptodefinicion.de/historia/); incluso en algunos puntos, los relatos de la infancia se contradicen, por ejemplo en Mateo el anuncio del nacimiento del Mesías es a José (1,20-25) mientras que en Lucas el anuncio del nacimiento del Mesías es a María (1,26-38). Esto no les quita seriedad, por el contrario, en cuanto historia sagrada, los Evangelios de la Infancia nos desafían a descubrir su mensaje para la o las iglesias destinatarias, para luego interpretar el mensaje para nuestro tiempo.

Mateo sitúa el nacimiento de Jesús, el Elegido de Dios, en Belén de Judea en tiempo de Herodes (versículo 1), una información bien precisa que nos permite situarnos en el Israel ocupado por el imperio romano, en el período (37 – 4 aC), en la ciudad de David (1Sam 16,1; Lc 2,4-7). Ya en este primer versículo encontramos algunos elementos significativos. El pueblo de Dios  estaba sometido por un imperio poderoso, en ese contexto, Mateo sitúa a Jesús en el lugar donde nació el rey David, alentando la esperanza en el nacimiento del Rey – Mesías.

No menos significativos son los versículo1-2. Estos personajes que llegan de Oriente representan a los pueblos no judíos, es decir el mundo pagano, que reconocen a Jesús como el Elegido de Dios (versículo 2). Ellos llegan a la ciudad santa de Jerusalén, a la cuna del judaísmo, el centro político y religioso de Israel, el lugar donde residían Sumos Sacerdotes, Maestros de la Ley, Levitas y toda clase de personas entendidas en las Escrituras Hebreas, lo que llamamos el Antiguo Testamento. ¿Cómo es posible que ninguna de las autoridades religiosas  se percatara del mayor acontecimiento de la fe judía, el Mesías esperando estaba entre ellos (Is 7,14) y no lo reconocieron (Jn 1,11); sin embargo, la idea de un “elegido” nacido en la ciudad de David incomodó al poder político (versículo 3) que vio la amenaza de un despertar de la esperanza liberadora y restauradora (Mt 2,6 cf Miq 5,2).

A pesar de la ignorancia del poder religioso y de la preocupación del poder político, estos personajes continuaron su camino  con la clara intención de buscar y adorar al Elegido de Dios (versículos 9-11).


2.     El texto en nuestro contexto:

Que lejos estamos de seguir el ejemplo de aquellos personajes llegados de Oriente para adorar al que se manifiesta como Dios con nosotros y nosotras, entre nosotros y nosotras (Is 7,14)! El día en que celebramos la Manifestación de Dios para todos los pueblos de la tierra, el sistema capitalista, el mundo de las finanzas, la cultura del consumismo lo transformaron en la “manifestación del dios dinero, del dios poder adquisitivo, del dios compras, del dios desigualdad”.

¿Acaso el sistema religioso cristiano ignora la manifestación de Dios para todos los pueblos, tal como le sucedió al judaísmo? ¿Qué líderes religiosos levantaron sus voces esta semana pasada contra el grosero consumo  producido con motivo de la escandalosa “fiesta de reyes”? Seguramente más de uno, en sus celebraciones anduvo paseando estatuas para colocarlas en los pesebres, otros, sin lugar a dudas organizaron teatralizaciones de la llegada de estos personajes de Oriente. Lamentable …

Desde la Iglesia Antigua – Diversidad Cristiana, una vez más volvemos a ser una voz discordante, tanto con las Iglesias de tradición como con las Iglesias emergentes. En este día en que celebramos la Manifestación de Dios para todos los pueblos de la tierra, en la persona de Jesús, el Mesías y durante los días siguientes, hasta las vísperas del Miércoles de Cenizas ponemos nuestro mayor esfuerzo en anunciar que Dios se manifestó, que Dios se está manifestando, que Dios se manifestará para todos los pueblos, en todos los tiempos.

Afirmamos que este sistema injusto oculta al Dios verdadero y nos muestra ídolos fabricados por los poderosos; poderosos que al igual que Herodes se sienten inseguros por la presencia del Elegido de Dios.

Afirmamos que hay líderes religiosos que son cómplices de este sistema y buscan afianzar su poder.

Afirmamos que hay líderes religiosos que están ignorantes de las manifestaciones de Dios pues están centrados en sus tradiciones, en sus ritos y negados a la novedad que el Espíritu manifiesta a las Iglesias.

Tal vez el mayor desafío que enfrentamos, es discernir los signos de los tiempos; para aquellos hombres de Oriente fue seguir una estrella, para nosotros y nosotras hoy, será identificar aquellas pistas que nos marcan el camino como Iglesia. Buscar y encontrar a Dios manifestándose hoy es nuestra vocación. El propio Jesús, nos dejó algunos indicios (Mt 25,31-46) ¿Quiénes son hoy las personas vulneradas en sus derechos y dignidad por el sistema político y el sistema religioso? ¿a quienes condena hoy el cristianismo? ¿a quienes dejan fuera las iglesias? …

Feliz Epifanía!
Feliz manifestación de Dios para todos los pueblos!
Tengan, todos y todas, en todas partes, una bendecida semana +Julio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario