Miembro de la Comunión Anglicana Libre - Iglesia Episcopal Libre y de la Comunión de Iglesias de Tradición Católica y Apostólica. Personería Jurídica 10103 (M.E.C. Uruguay).

jueves, 30 de junio de 2011

Dios, UNO y TRINO

     continuación ...

  “La Trinidad económica es la Trinidad inmanente”, es decir Dios es en sí mismo como se ha manifestado a nosotros.

Karl Rahner, teólogo del siglo XX es quien retoma la reflexión teológica sobre el tratado de la Trinidad, formulando el axioma que se explica en este capítulo:

            “La Trinidad “económica” es la Trinidad “inmanente” y a la inversa”

Por “economía” K. Rahner entiende el modo de manifestarse la Trinidad en la historia de salvación.

Trata de demostrar que Dios es idéntico en la inmanencia (en sí mismo) y en la economía (en la revelación en la historia humana) y que se lo conoce por su manifestación en la historia.

La reflexión teológica desde la historia permite al pueblo hebreo descubrir a YHWH como creador. Por el mismo camino, las comunidades cristianas sabemos que Jesús es el Hijo único engendrado por el Padre y que el Espíritu Santo es el Don que procede del Padre y del Hijo.

Por lo tanto, si la Trinidad se comunica en la historia así a la humanidad, autocomunicación del Padre por Jesucristo en el Espíritu Santo, es así en sí misma.

Rahner lo explica de la siguiente manera:

“Dios se comporta con nosotros de una manera trinitaria, y ese mismo comportamiento trinitario (libre y no debido) para con nosotros no es sólo una imagen o una analogía de la trinidad interna, sino que es ésta misma, comunicada de manera libre y graciosa” (El Dios Trino, pp 380).

Para el autor, la Trinidad no es un problema intelectual sino histórico – salvífico y su punto de partida para la reflexión teológica es la historia de salvación y por lo tanto ligada estrechamente a las Escrituras.

___________
Próxima entrega “Resumen doctrinal”.

martes, 28 de junio de 2011

Hechos de los Apóstoles - primera entrega

HECHOS DE LOS APÓSTOLES
BOHACHE, Thomas; GOSS, Robert; GUEST, Deryn y WEST, Mona.
Traducción MCRP

Al final del proceso de reunir todas las piezas para la publicación final, los editores tuvieron la oportunidad de colaborar en una visión “queer” de los Hechos – como la primera Iglesia, una convergencia de eruditos y lecturas “queer” desde la perspectiva de las Escrituras Hebrea y Cristiana. Permite al lector visualizar cuatro estrategias “queer” de leer los textos de Hechos. A pesar de las diferencias, hay una notable visión unificada que emerge de los escritos. El Cristianismo “queer” puede ser el movimiento más excitante y desafiante, desde que Lucas escribió sobre la corriente naciente de Jesús, que se convirtió, bajo la inspiración “queer” del Espíritu Santo, en una comunidad inclusiva de hombres y mujeres, judíos y gentiles. El Cristianismo “queer” existe como un recuerdo contemporáneo de que la inclusión es posible, así como la ruta rocosa de la inclusión gentil se transformó en el primer Cristianismo. La Cristiandad contemporánea puede ser auténtica como fue la visión inclusiva en Hechos, si abre sus puertas para reconocer que el Espíritu Santo está vivo en los cristianos GLTTBQ.

Aquí va Pentecostés, de Thomas Bohache.


 LA CONTROVERSIA DE LA INCLUSIÓN GENTIL

Robert E. Goss

En Hechos 2.44-7, encontramos una pintura de este grupo guiado por el Espíritu, los discípulos de Jesús, instalando una comunidad alternativa: “Todos los que habían creído estaban muy unidos y compartían sus bienes entre sí; vendían sus propiedades y todo lo que tenían, y repartían el dinero según las necesidades de cada uno”. Y Hechos 4.34-5, nota que “…No había entre ellos ningún necesitado, porque quienes tenían terrenos o casas, los vendían, y el dinero lo ponían a disposición de los apóstoles, para repartirlo entre todos, según las necesidades de cada uno”.

Esta descripción de una comunidad idealizada pronto fue agitada con disensiones culturales y teológicas. En Hechos 6, los helenistas se quejan contra los hebreos, de que sus viudas eran descuidadas en la distribución diaria del alimento. Viudas de inmigrantes judíos de la diáspora,  tendrían una desventaja cultural y social en relación a las viudas hebreas. El conflicto surgió probablemente de diferencias sociales y culturales entre los hebreos y los helenistas. Los doce reunieron a toda la comunidad, y esta seleccionó a siete helenistas para servir la mesa y distribuir los alimentos a las viudas helenistas.

Ha habido mucha especulación en cuanto a quiénes eran estas helenistas. Hechos dice que de entre ellos se nombró a siete diáconos, y como un grupo liderado por Esteban. Parece que había grupos extranjeros de judíos establecidos en Jerusalén, de habla griega, que mantenían una cultura judeo-helenista. Estos grupos tenían un contraste cultural con los judíos de habla aramea. Tanto los judíos de habla griega, como los de habla aramea, estaban formados en diferentes lenguas y experiencias culturales.  El movimiento de Jesús en Jerusalén se dividió en dos facciones.

En una primera etapa de la primera generación del movimiento post-resurrección de Jesús, el grupo helenista del movimiento fue echado de Jerusalén. Gerd Theissen ha sugerido que las facciones helenista y judía entraron en un conflicto abierto sobre el papel del templo. Los seguidores helenistas pueden haber proclamado que el templo de Jerusalén pronto sería abierto a los gentiles (Theissen 1999: 25) El conflicto entre los helenistas judíos seguidores de Jesús y los helenistas judíos toma forma inmediatamente después del nombramiento de los siete diáconos helenistas.

Esteban, renombrado por milagros y por su habilidad para el debate, emergió como el líder natural de los helenistas. Este diácono recién nombrado llevó a los oponentes a dos sinagogas helenitas separadas en Jerusalén. Como otros activistas, arengó a los judíos de habla griega a un debate apasionado, y sus oponentes percibieron a Esteban como una amenaza para el templo y para la ley Mosaica. El estilo provocativo y confrontador de Esteban, que recordaba la perturbación causada por Jesús en el templo, iba contra los miembros de habla aramea, bajo el liderazgo de Santiago, Pedro y Juan.  Pedro y su comunidad adoraban pacíficamente en el templo y se reunían para compartir el pan (2.46: “Todos los días se reunían en el templo, y en las casas partían el pan y comían juntos con alegría y sencillez de corazón”)

Los judíos de habla griega acusaron a Esteban de blasfemia: (6: 13-14: “Ese hombre no deja de lanzar insultos contra este santo templo y contra la ley. Le hemos oído decir que ese Jesús de Nazaret va a destruir el templo y que va a cambiar las costumbres que nos dejó Moisés”) En su discurso ante el Consejo de la Sinagoga, Esteban hace una declaración de independencia del culto burocrático del templo, y su visión provocativa final del Hijo de la Humanidad a la derecha de Dios, produce una respuesta de blasfemia de la muchedumbre. El pasional diácono es llevado afuera y apedreado, en presencia de un joven fariseo, Saúl.

La muerte de Esteban marca el comienzo de la expansión del movimiento Cristiano. Los helenistas dejaron Jerusalén para extender su movimiento en Samaria y establecer una comunidad en Antioquía. Felipe predicó en Samaria, y la comunidad de Antioquía comenzó a ganar conversos gentiles al movimiento, sin requerir que los hombres se circuncidaran. Los judíos circuncisos cristianos y los incircuncisos gentiles cristianos, adoraban juntos, con los mismos derechos.

El grupo de Jerusalén – conducido por Santiago, el hermano de Jesús, Pedro y Juan – mantuvo la circuncisión de los hombres gentiles como una precondición para su admisión en la comunidad cristiana. El liderazgo de la comunidad de Jerusalén resistió la apertura del movimiento a los gentiles. Hechos pinta a Santiago, Pedro y Juan como resistiéndose a la apertura del movimiento de Jesús a los gentiles. Por otra parte, Esteban, Felipe, los helenistas y más tarde, en el mismo libro, Pablo y Bernabé, afirmaron que el bautismo se había convertido en el rito decisivo para la aceptación de los gentiles en la comunidad cristiana y que era absolutamente necesario reunirse para comer juntos. Por fin, Pedro y Barnabás son los moderados de ambos lados de la controversia, y encuentran una solución para aceptar a los gentiles en el movimiento Cristiano.

___________________
Próxima entrega: "La historia del eunuco etíope".

domingo, 26 de junio de 2011

Declaración del Tercer Foro Interreligioso Uruguay 2011


3er Foro Interreligioso uruguayo
“La paz superación a la violencia”
21 y 22 de Junio
Edificio Anexo del Palacio Legislativo

El Foro Interreligioso de Uruguay fue creado en 2009 con el objetivo de reunir diferentes expresiones religiosas a fin de crear un espacio de diálogo y de posibles acciones comunes, tanto para superar diferencias propias como para crear una instancia de diálogo también con el Estado y tener una voz ante él en ámbitos que nos son comunes a las diferentes expresiones religiosas. Reconociendo que no siempre las religiones han contribuido a la paz y la convivencia en armonía,  aunque la vocación propia de toda religión propende estos valores. Buscamos en este encuentro resaltar  estos valores y fines que nos unen a favor de la paz y la vida.

Durante dos días se reunieron decenas de líderes religiosos pertenecientes a las más diversas expresiones de fe existentes en el Uruguay. Participaran de dicha instancia la Iglesia Católica Apostólica Romana, Federación de Iglesias Evangélicas del Uruguay, Consejo Latinoamericano de Iglesias, Judíos, Musulmanes, Afroumbandistas, Iglesia del Unificación, Diaconía de la Diversidad, Iglesia Antigua del Uruguay, Fe Bahai, Budistas, Mormones, Brama Kumaris y organizaciones ecuménicas como la Asociación Cristiana de Jóvenes, Juventud para Cristo, OBSUR entre otras.


Propuestas del Foro Interreligioso Uruguayo a las expresiones de fe:
1) Se recomienda la instalación de un diálogo permanente de las diversas expresiones de fe sobre la violencia en todos sus niveles: personal, familiar, institucional, a los efectos de incidir, junto a otros actores, en el análisis del problema y la búsqueda de soluciones. 
2) Se propone la posibilidad de crear un espacio público (plaza interreligiosa) que haga visible nuestra presencia conjunta, a la vez que, cumpla un rol didáctico.

Propuestas del Foro Interreligioso Uruguayo al Estado:
Reconocemos una creciente apertura del Estado uruguayo a dialogar con los grupos religiosos en el país. Esto lo vemos demostrado en el trabajo constante que organismos como el MIDES y el INAU desarrollan a favor del desarrollo integral de las personas y que muchas veces se realiza en convenio con organizaciones religiosas u ONG de origen religioso. También valoramos acciones positivas que la dirección de Derechos Humanos del MEC viene impulsando como el Plan Nacional contra la Discriminación, que reconoce a la dimensión religiosa como un mecanismo de posible discriminación.
Así mismo el Diálogo interreligioso propone:
1.      Proponer la creación de un mecanismo oficial de interlocución en la estructura del Estado para dialogar sobre asuntos religiosos.
2.      Que se practique la laicidad en el Estado uruguayo de una forma coherente y de acuerdo a la ley de educación. (Ley 18.437 art. 17)[1]. Para esto proponer continuar el diálogo sobre Laicidad y pluralismo religioso comenzado en el 2009 junto al MEC.
3.      Promover acciones positivas e inclusivas desde lo educativo, que nos permitan pasar de la tolerancia a la convivencia y la inclusión. Como puede ser incluir información sobre todas las religiones dentro de la currícula educativa en sus diferentes niveles.
Propuestas del Foro Interreligioso uruguayo a los Medios de Comunicación
En primer lugar reconocemos que la función propia de los medios es difundir los acontecimientos y contribuir a la cultura y al entretenimiento y que muchas de las acciones que los programas y noticieros que los medios difunden son positivos. En esta apreciación incluimos también los medios que diferentes expresiones religiosas administran.

Sin embargo rechazamos la forma tendenciosa con que se transmiten las noticias sobre sucesos violentos que muchas veces distorsiona los hechos, se priorizan las imágenes impactantes; se hace una exposición innecesaria de personas, especialmente estigmatizante. Estos abordajes que rinden dividendos a las empresas promueven el miedo en toda la población que reacciona aislada e inhabilitada para emprender acciones de contestación. Rechazamos también la criminalización de jóvenes y niños: este es un hecho muy grave que influye en el resto de sus vidas y que repercute en todos los espacios: familia, escuela, deportes, vida social.

Sin embargo, aún en este panorama bastante negativo en el que predomina el lenguaje bélico o agresivo, también en la presentación de la sexualidad, pensamos que los medios todavía tienen espacios posibles de ser utilizados para informar y o promover acciones a favor de la educación y formación para la calidad de vida y la paz.

1.      Nosotros esperamos que las empresas reflexionan sobre el tipo de noticia y los contenidos de la programación que están brindando en especial sobre el énfasis que se está realizando sobre la violencia en los distintos aspectos de la vida personal y social. También apelamos a la responsabilidad que tiene cada comunicador y les invitamos a rever la actitud que toman frente a las noticias para que siempre mantengan una visión ética.
2.      Alentamos a fortalecer otro tipo de mensajes positivos y esperanzadores que son brindados también en los medios de comunicación, dando mayor visibilidad a estas historias. Por ejemplo que se pueda brindar mensajes en relación a la superación de los temas de discriminación y violencia.
3.      Creemos necesaria la posibilidad de visibilizar más el tema de las minorías, en especial de género, religioso y cultural, teniendo en cuenta el lenguaje verbal y gestual. Para esto es necesario emplear un lenguaje inclusivo a la hora de comunicar.
Foro Interreligioso uruguayo
23 de junio de 2011, Montevideo.

Encargado de comunicación: Lic. Nicolas Iglesias Schneider 099516021

[1] Artículo 17. (De la laicidad).- El principio de laicidad asegurará el tratamiento integral y crítico de todos los temas en el ámbito de la educación pública, mediante el libre acceso a las fuentes de información y conocimiento que posibilite una toma de posición consciente de quien se educa. Se garantizará la pluralidad de opiniones y la confrontación racional y democrática de saberes y creencias.

La Iglesia de Jesús: una comunidad evangelizada y evangelizadora que es inclusiva y solidaria.

Reflexión semanal.

“El que los recibe a ustedes, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió. El que recibe a un profeta por ser profeta, recibirá igual premio que el profeta; y el que recibe a un justo por ser justo, recibirá el mismo premio que el justo. Y cualquiera que le da siquiera un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños por ser seguidor mío, les aseguro que tendrá su premio.”(Mt. 10,40-42 versión Biblia de Estudio Dios Habla Hoy).

La Iglesia es enviada al mundo para ser testigo de Jesucristo y su Buena Noticia. Pero también ella, en sus distintas expresiones y manifestaciones comunitarias, recibe a hombres y mujeres que le hablan de parte de Dios. Por lo tanto, la Iglesia no sólo es evangelizadora, sino que también es evangelizada (vv 40-41).

No es la comunidad quien elige a sus miembros sino que Dios les envía. Cada persona que llega a nuestras comunidades, a través de su historia de vida, de sus palabras y de sus gestos, nos habla de parte de Dios, nos enriquece con sus dones, nos evangeliza: es buena noticia de parte de Dios.

El Evangelio de hoy nos exhorta a prestar atención a los miembros de la comunidad, a quienes llegan de paso o a quedarse. En esas personas estamos recibiendo a Jesús (cf Lc. 10,16) y en él al Padre que lo envió (cf. Jn. 13,20; 14,9).

La comunidad, la Iglesia, se construye a partir de la diversidad no de la uniformidad.

Cada persona es única e irrepetible. Cuando llega una persona, no importa si es niño o niña, joven o adulta, no pretendamos que sea como esperamos o queremos que sea, porque ella es imagen y semejanza divina (cf Gn. 1,26-28), y nuestra fe expresa que la naturaleza divina, si bien es una, es diversa: porque es Padre, es Hijo y es Espíritu.

Cada persona es portadora de diferentes dones (1Co 12), su existencia enriquece al conjunto de la Iglesia (1Co. 13,26). No limitemos su participación, no obstaculicemos su desarrollo, no impongamos nuestras expectativas sobre esa persona. Respetemos su proceso. Acojamos su buena noticia de Dios. Nuestra imposición puede levantar barreras y finalmente expulsarla.

La unidad de la Iglesia se construye a partir de la diversidad de sus integrantes. Una comunidad cristiana, necesariamente tiene que estar abierta a la diversidad de personas, de lo contrario no incluye sino que excluye. Y tiene que estar abierta a dejar de lado el prejuicio para poder amar. Es en el amor a la otra persona, a quien es diferente, a quien piensa diferente, a quien actúa diferente, que construimos la unidad de la Iglesia 1Co. 13).

Dejémonos evangelizar, dar una buena noticia de parte de Dios, por quienes son diferentes y tal vez, totalmente diferentes.

Pero también, el Evangelio de hoy, nos exhorta a comprometernos con las personas discriminadas y excluidas, trabajando para derribar todas las barreras que vulneran los derechos humanos y la dignidad de las personas. Jesús nos exhorta a servir a las personas pequeñas (vv 42).

Servir a quienes no cuentan en la sociedad y en la cultura (cf. Mc. 9,37; Lc. 9,48), tal vez podrían ser las personas en situación de calle, las internadas en los hospitales psiquiátricos o residenciales para la tercera edad.

Servir a quienes son víctimas de prejuicios y humillaciones (Mt. 25,34-40), tal vez podrían ser las y los adolescentes, especialmente cuando provienen de contextos socioeconómicos empobrecidos, o cuando visten asumiendo una cultura, por ejemplo: “plancha”.

Servir a quienes no tienen un lugar en nuestros espacios sagrados (las personas impuras de Mt. 8,1-4, tal vez hoy podrían ser personas GLTTB, trabajadoras y trabajadores sexuales, personas con VIH y SIDA, personas con antecedentes penales …;  o las personas paganas de Mt. 8,5-13, tal vez hoy podrían ser de otras creencias, por ejemplo umbandistas o tal vez ateas …; o las mujeres de Mt. 8,16-17: que tal vez hoy podrían ser aquellas personas que culturalmente consideramos inferiores, por ejemplo niños, niñas, adolescentes, ancianos, ancianas, personas con capacidad diferente).

Vayamos a evangelizar, a dar una buena noticia de parte de Dios, a quienes sus derechos y dignidad son vulnerados por la sociedad, la cultura y la religión.

Si la Iglesia es evangelizada necesariamente será evangelizadora. No puede haber evangelización sin transformación de las realidades de exclusión e insolidaridad porque el Evangelio de Jesucristo es esencialmente inclusivo y solidario.

Buena semana para todas y todos.
Obispo Julio.

Matrimonio Igualitario

Recibimos, adherimos y difundimos:

 

sábado, 25 de junio de 2011

Diálogo Interreligioso Uruguay - III Foro Interreligioso "La paz como superación a la violencia"


Líderes Religiosos y Religiosas participantes del III Foro Interreligioso Uruguay, 
los días 21 y 22 de junio en el Edificio Anexo del Palacio Legislativo.
En el sitio de la Iglesia Antigua pueden encontrarse diversas fotografías de la actividad
http://ieauruguay.blogspot.com  

jueves, 23 de junio de 2011

"Donde hay amor tiene que haber tres: el que ama, el que es amado y el amor" Ricardo de San Víctor

Dios, Uno y Trino.

La semana pasada subimos al blog de la Iglesia la primer entrega sobre esta reflexión sobre el Misterio de Dios, Uno y Trinidad:

- Presentación.
- El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo en el Nuevo Testamento.

Esta semana subimos: Aportes de la Patrística.

Se puede acceder a los materiales en el sitio http://ieauruguay.blogspot.com

miércoles, 22 de junio de 2011

Diálogo Interreligioso Uruguay

Los días 21 y 22 de junio participamos junto a diversas comunidades de fe de Uruguay, del Tercer Foro Interreligioso, en las instalaciones del Edificio Anexo del Palacio Legislativo.

Este año nos convocamos para trabajar: La paz como superación de la violencia.

Por mayor información puede consultarse el sitio de la Iglesia http://ieauruguay.blogspot.com/

martes, 21 de junio de 2011

El Evangelio de Juan - décima entrega


EVANGELIO DE JUAN /Robert E. Goss - Traducido de la Biblia Queer por nuestra hermana MCRP

LA RESURRECCIÓN Y LA PELIGROSA MEMORIA DE LA “SALIDA” DE DIOS.-

Todas las referencias de aparición en el Evangelio de Juan, revelan que Jesús se ha leventado de entre los muertos. Nadie que experimenta la presencia del Dios revelado, permanece siendo enteramente el mismo. La revelación de Dios en Cristo cambia inevitablemente a las personas que llegan a creer, como la mujer samaritana, Martha, el Discípulo Amado, María Magdalena y Tomás. Se transforman y, a su vez, se convierten en agentes de cambio. Elizabeth Stuart entiende la resurrección como una forma metafórica de delinear cómo las personas “queer” salen de su auto-crucifixión en el “armario” y de la muerte del auto-odio y la homofobia internalizada. Los cuerpos en el armario a menudo están “a menudo cerrados contra el mundo, con los ojos bajos, la voz débil. La piel está fría, sin vida, sin respuesta, solo la sombra de la muerte” (Suart 1995: 50) Los cuerpos en el armario están en la tumba, como Lázaro; son cuerpos muertos, y muertos a su propio espíritu. Jesús termina con el armario; Dios lo levanta de entre los muertos del armario y termina con el enterramiento de los cuerpos. Stuart habla de la liberta que las personas “queer” experimentan físicamente cuando emergen de la tumba cerrada: “El cuerpo se abre como una flor: se levanta la cabeza, la voz se hace más fuerte, la carne se vuelve más tibia. Yo soy testigo de la resurrección. La resurrección solo tiene lugar porque alguien ha movido la piedra, alguien ha amado a la persona, trayéndola a la vida. (Stuart 1995: 50).

________________
Agradecemos este nuevo aporte de nuestra hermana Cristina. En las próximas entregas estaremos presentando el Libro de los Hechos.