Miembro de la Comunión Anglicana Libre - Iglesia Episcopal Libre y de la Comunión de Iglesias de Tradición Católica

sábado, 19 de febrero de 2011

No hay perfección sin justicia, sin solidaridad, y sin inclusión, porque esos son los signos que Dios revela de su proceder a través de Jesús

Reflexión semanal.

“Ustedes han oído que se dijo: ‘Ojo por ojo y diente por diente.’ Pero yo les digo: No resistas al que te haga algún mal; al contrario, si alguien te pega en la mejilla derecha, ofrécele también la otra. Si alguien te demanda y te quiere quitar la camisa, déjale que se lleve también tu capa. Si te obligan a llevar carga una milla, llévala dos. A cualquiera que te pida algo, dáselo; y no le vuelvas la espalda al que te pida prestado.

“También han oído que se dijo: ‘Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo.’ Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, y oren por quienes los persiguen. Así ustedes serán hijos de su Padre que está en el cielo; pues él hace que su sol salga sobre malos y buenos, y manda la lluvia sobre justos e injustos. Porque si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué premio recibirán? Hasta los que cobran impuestos para Roma se portan así. Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? Hasta los paganos se portan así. Sean ustedes perfectos, como su Padre que está en el cielo es perfecto”. (Biblia de Estudios Dios Habla Hoy, Mt. 5,23-48).


 
Una lectura ingenua de este Evangelio, pareciera que nos invitara a ser, o por lo menos parecer, personas tontas. Pero por el contrario, está muy lejos de eso.

En primer lugar, nos propone resolver situaciones violentas, a través de conductas no violentas. Algo para lo que socialmente las personas no estamos preparadas. Sin embargo, esa respuesta no violenta es capaz de paralizar y desarticular los hechos violentos. La historia de testimonio de ello, Jesús venció al imperio más grande y fuerte de su tiempo. El poder político y el poder religioso aliados, mataron su cuerpo, pero no pudieron hacer desaparecer su mensaje, su recuerdo, sus acciones y a ese Jesús, condenado y ejecutado, Dios lo resucitó y ese es nuestro testimonio. 

Más próximo a nuestros tiempos, Gandhi venció otro imperio poderoso de su tiempo mediante acciones pacíficas. Gandhi murió pero su recuerdo está vivo entre nosotros y nosotras.

Entre Jesús y Gandhi muchos hombres y mujeres, pusieron los cimientos de esta nueva manera de relacionarse, enfrentando y superando la violencia.

Las comunidades cristianas, estamos llamadas por Jesús a seguir su ejemplo, transformando las estructuras violentas e injustas a través de acciones no violentas y justas. Estamos llamadas a asumir un rol protagónico en la transformación de este mundo violento, con oración, pero fundamentalmente con acción, siguiendo el ejemplo de Jesús, que “pasó haciendo el bien”.

En segundo lugar, el Evangelio nos propone un desafío aún mayor. No actuar como el común de las personas, amando y odiando, discriminando y excluyendo. Las discípulas y los discípulos de Jesús, tenemos el inmenso desafío de actuar como Dios, que es perfecto, justo, compasivo, misericordioso. “Dios no hace diferencias entre las personas” (Hch. 10,34), todas tienen parte en el desarrollo de la historia, todas tienen las mismas posibilidades. La inequidad no es querida por Dios, como tampoco la discriminación, la exclusión, la persecución.

La propuesta de Jesús es amar a todas las personas por igual. Y amar, no es únicamente una expresión, un deseo, una intensión. Amar es fundamentalmente acción. Si no amamos a quienes vemos a diario, compartimos el viaje de ómnibus, compramos en el mismo supermercado, vivimos en el mismo barrio, asistimos a los mismos lugares, utilizamos el mismo ascensor, ¿como podemos decir que amamos a Dios a quien nunca vimos?. Todas las personas son sacramento de Dios y Dios, quiere ser amado en ellas, especialmente en las que son vulneradas en su dignidad y derechos.

Algunas comunidades cristianas, dicen amar a Dios, dar culto a Dios, servir a Dios, pero promueven el odio y la condena hacia personas que son diferentes, que no cumplen sus expectativas, que no se ajustan a sus modelos. Algunas comunidades que dicen ser cristianas, condenan a las personas gays, lesbianas, bisexuales y trans, excluyen de la comunión de la Mesa Eucarística a las personas divorciadas, culpabilizan a las mujeres que abortan, condenan a quienes utilizan métodos anticonceptivos.

Estas comunidades, no descubrieron el mensaje sanador, liberador e inclusivo de Jesús, a quien dicen que siguen. Interpretan el Evangelio, que es Buena Noticia, desde una hermenéutica errónea, entonces, se posesionan en el lugar de Dios, atribuyéndose derechos para juzgar y condenar. Generan odio, rechazo, dolor, inequidad, injusticia, exclusión.

El Evangelio de hoy, nos urge a transformar las estructuras violentas de este mundo y las estructuras generadoras de odio, en nuestras familias, nuestros trabajos, nuestras iglesias. Cuando logremos, tomar la causa de Jesús como nuestra causa, entonces, y sólo entonces, podremos ser “perfectos como nuestro Padre es perfecto”.

No hay perfección sin justicia, sin solidaridad, y sin inclusión, porque esos son los signos que Dios revela de su proceder, a través de Jesús que es Dios con nosotros y entre nosotros.

Buena semana para todos y todas.
Pbro. Julio.

martes, 15 de febrero de 2011

El libro de los Doce Profetas menores - séptima entrega.


EL LIBRO DE LOS DOCE PROFETAS MENORES / Michael Carden
Traducción MCRP




Profeta OSEAS.

El libro de Oseas actúa como introducción y apertura de los Doce. El nombre, Oseas, significa “que Yavé (el Señor) salve” y se relaciona con los nombres Joshua/Jesús, e Isaías. Oseas presenta temas de venganza divina y castigo, perturbadoramente mezclados con el amor y la ternura divinas. El libro se dirige a Israel y Judá, aunque - como está situado en el reino del norte – Israel (Efraín) es el principal destinatario. Se abre con la presentación de la ruina marital, desde la perspectiva del esposo, como una metáfora para la relación entre Israel y su Dios. El esposo, Oseas, representa a la deidad, y sus invectivas violentas, amenazantes, obsesivas a Gomer, la esposa que lo ha desdeñado, anticipa los oráculos amenazantes contra Israel, que siguen en la mayor parte del libro. Gale Yee divide este libro en tres secciones, capítulos 1-3, el matrimonio de Gomer y Oseas; capítulos 4-11, los oráculos contra Israel; capítulos 12-14, una eventual reconciliación entre Israel y la deidad, retomando la imaginería matrimonial desde el comienzo (Yee 1998: 207). En contraste, Sweeney postula una estructura en la cual Oseas 1.1 y 14.10 encuadran el libro en dos partes: Oseas 1.2 -2.2 , informe de “un narrador anónimo” de las instrucciones iniciales de Yavé para el matrimonio de la prostituta Gomer, y Oseas 2.3 – 14.9 “la presentación de los discursos de Oseas a Israel, que subrayan el juicio contra Israel…y llaman al regreso de ella a Yavé (Sweeney et al. 2000: 13). En mi lectura, combinaré estos abordajes, comenzando con una breve descripción del “superíndice” (el superíndice de Isaías, sitúa en forma similar la cronología de los eventos como apertura en los reinados de estos reyes de Judá), luego seguiré con las divisiones temáticas de Yee, informado por la comprensión de Sweeney acerca de la estructura del libro de Oseas.

Superíndice (1.1)

Esta parte data los acontecimientos de los reinados de Ozías, Jotham, Ajaz y Ezequías en Judá, y de Jeroboam en Israel. Como observa Conrad (1997), este modelo de citar reinados específicos en el superíndice se encuentra en Amós, Miqueas y Sofonías, con Ageo y Zacarías. Con estos dos últimos, sin embargo, los superíndices están datados en día, mes y año específico del rey persa Darío, dando a la audiencia “la impresión… de que uno se está moviendo en un mundo más conocido” (Conrad 1997: 68) Los primeros profetas están datados meramente en los reinados de Judá – Ozías (con Jeroboam en Israel) para Amós; Jotham, Ajaz y Ezequías para Miqueas; Josías para Sofonías. Que estas fechas sean tan amplias, indica para Conrad que el lector es colocado en un “pasado vagamente recordado” (Conrad 1997: 68), un pasado marcado por la ascendencia asiria. El superíndice no solo data los libros que introduce, sino que también proporciona una estructura cronológica para otros libros – Joel; Abdías, Jonás; Nahum, Habucuc, Malaquías – cuyos superíndices no contiene ninguna fecha. Entonces, sirven como estructura y unión para los Doce. Conrado anota que un modelo similar se emplea en Isaías, que se data a sí mismo en este superíndice en los reinados de Ozías, Jotham, Ajaz y Ezequías, en Judá. Estos reyes luego aparecen en la narración secuencia de Isaías “para situar los primeros 39 capítulos en una línea cronológica medida por los reinados de los reyes Judeos” (Conrad 1997: 68). Jeremías y Ezequiel también se datan en los reinados de Judá. Los Doce abren con el superíndice de Oseas, citando también el reinado de un israelita, para localizarse, y luego usa el reinado de ese israelita para marcar su cronología en Amós.

Este uso sirve para señalar que, a diferencia de Isaías, Jeremías y Ezequiel, los Doce se preocupan no solo de una, sino de dos entidades, que son (descienden de) Jacob/Israel y comparten la Tora de Moisés. El principal objetivo de Oseas será la entidad del norte Israel/Efraín; sin embargo, la sureña, Judá, mientras está en los costados, nunca está fuera de la escena. Este hecho será importante para visualizar cuál es el escenario de apertura, no solo de Oseas, sino también de los Doce como un todo.

____________
Próxima entrega: La prostituta y el profeta (1,2 - 3,4)

domingo, 13 de febrero de 2011

Invitación.

Invitamos a Ud. a la ceremonia donde el Pbro. Julio Vallarino Cruz será consagrado Obispo para la Iglesia Local de Uruguay, el próximo domingo 27 de febrero a las 18.00 hs., en Lima 1621 esquina Batoví (a cuadra y media de Fernández Crespo - Templo de la Iglesia Metodista de Aguada).

Contamos con su oración y participación.


Comunidad Diversidad Cristiana. Comunidad Galilea. Iglesia Hogar Santa Apolonia. Iglesia Hogar Camino de Emaús. Iglesia Hogar Santos Sergio y Baco. Iglesia Hogar Sagrada Familia.


¿A quién seguimos?

Reflexión semanal: ¿A quién seguimos?

5 17“No crean ustedes que yo he venido a suprimir la ley o los profetas; no he venido a ponerles fin, sino a darles su pleno valor. 18Pues les aseguro que mientras existan el cielo y la tierra, no se le quitará a la ley ni un punto ni una letra, hasta que todo llegue a su cumplimiento. 19Por eso, el que no obedece uno de los mandatos de la ley, aunque sea el más pequeño, ni enseña a la gente a obedecerlo, será considerado el más pequeño en el reino de los cielos. Pero el que los obedece y enseña a otros a hacer lo mismo, será considerado grande en el reino de los cielos. 20“Porque les digo a ustedes que, si no superan a los maestros de la ley y a los fariseos en hacer lo que es justo ante Dios, nunca entrarán en el reino de los cielos.

21“Ustedes han oído que a sus antepasados se les dijo: ‘No mates, pues el que mate será condenado.’ 22Pero yo les digo que cualquiera que se enoje con su hermano, será condenado. Al que insulte a su hermano, lo juzgará la Junta Suprema; y el que injurie gravemente a su hermano, se hará merecedor del fuego del infierno.

23“Así que, si al llevar tu ofrenda al altar te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, 24deja tu ofrenda allí mismo delante del altar y ve primero a ponerte en paz con tu hermano. Entonces podrás volver al altar y presentar tu ofrenda.

25“Si alguien te lleva a juicio, ponte de acuerdo con él mientras todavía estés a tiempo, para que no te entregue al juez; porque si no, el juez te entregará a los guardias y te meterán en la cárcel. 26Te aseguro que no saldrás de allí hasta que pagues el último centavo.,

27“Ustedes han oído que se dijo: ‘No cometas adulterio.’ 28Pero yo les digo que cualquiera que mira con deseo a una mujer, ya cometió adulterio con ella en su corazón.

29“Así pues, si tu ojo derecho te hace caer en pecado, sácatelo y échalo lejos de ti; es mejor que pierdas una sola parte de tu cuerpo, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno. 30Y si tu mano derecha te hace caer en pecado, córtatela y échala lejos de ti; es mejor que pierdas una sola parte de tu cuerpo, y no que todo tu cuerpo vaya a parar al infierno.

31“También se dijo: ‘Cualquiera que se divorcia de su esposa, debe darle un certificado de divorcio.’ 32Pero yo les digo que si un hombre se divorcia de su esposa, a no ser en el caso de una unión ilegal, la pone en peligro de cometer adulterio. Y el que se casa con una divorciada, comete adulterio.

33“También han oído ustedes que se dijo a los antepasados: ‘No dejes de cumplir lo que hayas ofrecido al Señor bajo juramento.’ 34Pero yo les digo: simplemente, no juren. No juren por el cielo, porque es el trono de Dios; 35ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey. 36Ni juren ustedes tampoco por su propia cabeza, porque no pueden hacer blanco o negro ni un solo cabello. 37Baste con decir claramente ‘si’ o ‘no’. Pues lo que se aparta de esto, es malo.” (Mt. 5,17-37 Versión Biblia Dios Habla Hoy).



El versículo 17 es la clave interpretativa para este Evangelio: “No crean ustedes que yo he venido a suprimir la ley o los profetas; no he venido a ponerles fin, sino a darles su pleno valor”. La ley y los profetas son las Escrituras Sagradas de su pueblo.

El Evangelio de Mateo presenta a Jesús en un rol social al que no pertenecía. Jesús era de profesión artesano. No existen pruebas de que estudiara las Escrituras con algún maestro, ni que perteneciera al grupo de los fariseos o escribas o maestros de la Ley. Sin embargo, Jesús enseña sobre las Escrituras.

Este cambio en los roles sociales, hace que su madre y sus hermanos lo considere loco, que sus vecinos de Nazaret lo cuestionen, que las autoridades religiosas sospechen de él. Sin embargo, convoca a aquellas personas que se encontraban fuera del sistema religioso, vulneradas en sus derechos y dignidad, por grupos sociales, políticos y religiosos que viciaron el mensaje de la Alianza entre Dios y su pueblo, cuya máxima expresión era la Ley.

Jesús, no pretendió cambiar el contenido de las Escrituras, sino la interpretación y la práctica legalista que las autoridades religiosas hacían, que resultaba una carga insoportable para la mayoría del pueblo, que discriminaba y excluía a muchísima gente. Retomó aquello que era esencial: el amor a Dios y el amor al prójimo; los dos mandamientos, capaces de hacer efectivos los cambios para alcanzar un sistema religioso liberador e inclusivo, un sistema social justo y solidario, un mundo donde la creación estuviera en paz y armonía.

El Evangelio de hoy, urge a las comunidades cristianas a cambiar el rol cúltico y encasillado en normas y ritos, para imitar a Jesús, no sólo anunciando, sino fundamentalmente siendo, buena noticia para las personas vulneradas en sus derechos y dignidad por el sistema religioso y social. Si las comunidades cristianas, no asumimos el revolucionario y escandaloso mensaje de Jesús no estamos construyendo ese otro mundo posible por el que vivió y entregó su vida. Entonces, tendríamos que preguntarnos ¿si no seguimos a Jesús y su buena noticia a quién o qué estamos siguiendo?

Buena semana para todos y todas.
Pbro. Julio.

sábado, 12 de febrero de 2011

Bautismo de Romina.

Por este medio informamos que el Bautismo de Romina no se realizará en la Comunidad Diversidad Cristiana, sino en la Diaconía Cristiana en la Diversidad, nuestra comunidad de origen, el domingo 13 de febrero a las 19.00 hs. Es importante acompañar a Romina en este momento tan importante de su vida, con nuestra oración y nuestra presencia. Por mayor información http://www.icm-uruguay.org/webnew/

martes, 8 de febrero de 2011

El libro de los Doce Profetas menores - sexta entrega.

EL LIBRO DE LOS DOCE PROFETAS MENORES / Michael Carden
Traducción MCRP

LEAMOS A LOS DOCE.-



Cuando leo a los Doce, no estoy interesado en tratar de descubir detalles históricos de los profetas allí retratados. No creo que haya habido un Oseas, un Amós, un Nahum o un Ageo. Si esto fuera así, no encontraremos información sobre ellos fuera de los Doce. Así como los Doce no proporcionan información histórica sobre estos personajes, tampoco espero proporcionarla acerca de los acontecimientos en la Palestina de la Edad del Hierro, o relacionada con la reconstrucción del templo de Jerusalén, en el período persa.

Los profetas en los Doce son personajes que predicen eventos en su futuro, pero sus palabras de profecía son ignoradas y no comprendidas hasta más tarde, después que han ocurrido los hechos que ellos anuncian. Hay muy poca narrativa en los Doce – solo Jonás proporciona una narrativa detallada, con personajes identificados, para enmarcar las palabras del profeta. La mayor parte de los Doce consiste en discurso, mucho del cual puede atribuirse a Yavé o al profeta particular, pero hay pasajes de ese discurso en que no es claro quién está hablando. La mayor parte está en forma poética, a menudo estilizada, como salmos, oráculos y maldiciones. House, argumentando que Sofonías debería ser comprendido como un drama profético, proporciona una traducción dividida en actos y escenas, con dos personajes: Yavé y el profeta (House 1988: 118-26) Mi posición: el libro entero de los Doce puede leerse como una pieza dramática, un guión o un libreto y, como hace House, lo he dividido en diferentes partes con voces diferentes; en primer lugar, Yavé y los profetas / mensajeros. Sin embargo, mientras estoy en gran parte de acuerdo con House, en identificar las voces en Sofonías, muchos otros pasajes en los Doce no son tan fácilmente identificables. Las secciones narrativas en Jonás y en otros lugares (principalmente, las introducciones de cada libro) las he adjudicado a la voz de un narrador. Tomando una entrada del antiguo drama griego, también he visto la posibilidad de un coro, interviniendo en algunas secciones, dando una cualidad casi litúrgica, responsorial a ciertos pasajes. Sin duda, sospecho que los Doce podrían funcionar bien como un tipo de drama litúrgico. A pesar de este aspecto dramático, todavía hay pasajes en que no está claro quién habla, dando así una buena oportunidad para la ambigüedad.

En el comentario que sigue, leeré este drama estando alerta a las imágenes de violencia sexual y el uso de la sexualidad para despreciar al Otro. Sin embargo, dadas las metáforas del matrimonio y el foco en el templo, también me referiré al tema del sagrado matrimonio y sus aspectos “queer” en mi lectura. Al hacer esto, no estoy declarando que los Doce constituyen un ritual del sagrado matrimonio, o que este era practicado en el templo de Jerusalén o que los escritores de los Doce se dedicaran a promover una alternativa andrógina a la jerarquía patriarcal. Sin embargo, la tradición judía ha retratado claramente al templo y a la presencia divina en él, empleando las imágenes del sagrado matrimonio y la androginia. Weinfeld también afirma que estos temas en la tradición mística y otras del pueblo judío, forman una continuidad con las prácticas del matrimonio sagrado y las creencias del mundo antiguo. Todos estos temas y motivos están presentados de una forma muy dramática en la apertura de los Doce, el libro de Oseas. En consecuencia, Oseas recibe la discusión más detallada en el comentario que sigue.

COMENTARIO.-

En este comentario, seguiré el orden Masorético de los Doce pero también haré observaciones ocasionales al orden de los LXX. Emplearé las divisiones capítulo/versículo de la Biblia Hebrea, que ocasionalmente varían de la mayoría de las traducciones inglesas, con la excepción de la Publicación de la Sociedad Judía (JPS), la Tanakh. Excepto donde se indique otra forma, todas las citas serán tomadas de esta última traducción.

___________
Próxima entrega: Profeta Oseas.

lunes, 7 de febrero de 2011

Bautismo de Romina.

El próximo domingo 13 de febrero, a las 17.00 hs. celebraremos el Bautismo de Romina, donde recibirá el nombre trasn elegido por ella.

Te invitamos a participar con tu oración a lo largo de la semana y con tu presencia en la ceremonia.

"Dios no hace diferencia entre las personas" (Hch. 10,34).

domingo, 6 de febrero de 2011

El lugar del testimonio: de lo sagrado a lo profano.

Mensaje semanal.

“-Ustedes son la sal de este mundo. Pero si la sal deja de estar salada, ¿cómo podrá recobrar su sabor? Ya no sirve para nada, así que se la tira a la calle y la gente la pisotea.

-Ustedes son la luz de este mundo. Una ciudad en lo alto de un cerro no puede esconderse. Ni se enciende una lámpara para ponerla bajo un cajón; antes bien, se la pone en alto para que alumbre a todos los que están en la casa., Del mismo modo, procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que, viendo el bien que ustedes hacen, todos alaben a su Padre que está en el cielo.” (Mt. 5,13-16 en la versión de la Biblia Dios Habla Hoy).



Para entender el contenido del mensaje bíblico, es importante contextualizar el significado de la sal y el significado de la luz, en el Israel de tiempos de Jesús.

La sal preserva los alimentos de la corrupción. Antiguamente era utilizada de forma simbólica, cuando se establecía un pacto, una alianza destinada a perdurar, a ser estable. Entonces, estas alianzas eran denominadas “pacto de sal”.

En Num. 8,19 encontramos:

“Todas las contribuciones que los israelitas aparten para mí, te las doy a ti, y a tus hijos e hijas que aún vivan contigo. Esta es una ley permanente. Es una alianza invariable, eterna (otras traducciones plantean “un pacto de sal”, cf. Biblia de Estudio Reina Valera, Biblia de Jerusalén), que yo hago contigo y con tus descendientes.”

Igualmente en 2Cró. 13,5 encontramos:

“¿No saben ustedes que el Señor, el Dios de Israel, entregó el reino a David y a sus descendientes para siempre mediante una alianza irrevocable?” (otras traducciones plantean “una alianza de sal”, cf. Biblia de Estudio Reina Valera, Biblia de Jerusalén).

La sal, también era utilizada en el culto. En Lev. 2,13 se plantea:

“A todas tus ofrendas de cereales debes ponerles sal, y no permitas que en tu ofrenda de cereales falte la sal de la alianza de tu Dios. En todas tus ofrendas debes ofrecer sal”.

Entonces, cuando Jesús plantea a sus discípulos y discípulas: “Ustedes son la sal de este mundo” les está diciendo dos cosas:

- ustedes son la alianza para siempre de Dios con la humanidad; y

- ustedes tienen que estar presentes en toda acción humana buena, porque ella es el verdadero culto agradable a Dios.

La luz de las lámpara se utilizaba para iluminar. En el entorno de Jesús, la gente era pobre y sus casas, generalmente eran de una sola pieza, por lo tanto, tenían una sola lámpara que ponían en un lugar alto para iluminarse.

Una sola lámpara, para todas las personas que están reunidas, en una sola pieza. De alguna manera, está haciendo referencia, al pueblo de Israel que tenía la misión de ser luz para todos los pueblos, en nuestra casa común, que es este mundo, creado por Dios.

En Is. 49,6 encontramos:

“No basta que seas mi siervo
solo para restablecer las tribus de Jacob
y hacer volver a los sobrevivientes de Israel;
yo haré que seas la luz de las naciones,
para que lleves mi salvación
hasta las partes más lejanas de la tierra.”

Igualmente en Is. 42,6, encontramos:

Yo, el Señor, te llamé y te tomé por la mano,
para que seas instrumento de salvación;
yo te formé,
pues quiero que seas señal de mi alianza con el pueblo,
luz de las naciones”.

Y también en Is. 60,1-3:

“Levántate, Jerusalén, envuelta en resplandor,
porque ha llegado tu luz
y la gloria del Señor brilla sobre ti.
La oscuridad cubre la tierra,
la noche envuelve a las naciones,
pero el Señor brillará sobre ti y sobre ti aparecerá su gloria.
Las naciones vendrán hacia tu luz,
los reyes vendrán hacia el resplandor de tu amanecer.”

Entonces, cuando Jesús plantea a sus discípulos y sus discípulas: “Ustedes son la luz del mundo” les está diciendo dos cosas: ustedes serán mis testigos en el mundo, comunicando mi buena noticia a toda la humanidad y serán la señal de mi alianza con la humanidad,

Tanto las Escrituras Hebreas (AT) como las Cristianas (NT), cuando hacen referencia a todos los pueblos quieren abarcar la totalidad de la humanidad.

Entonces, el mensaje bíblico de hoy, es radical, es signo de contradicción y es escandalosamente revolucionario.

Es radical porque, de aceptar el discipulado, es decir, seguir a Jesús, no hay posibilidades de optar:

- ustedes son la alianza para siempre de Dios con la humanidad

- ustedes tienen que estar presentes en toda acción humana buena, porque ella es el verdadero culto agradable a Dios.

- ustedes serán mis testigos en el mundo, comunicando mi buena noticia a toda la humanidad.

Es signo de contradicción, porque nos hemos acostumbrado a que el lugar sagrado es el Templo y el Culto, pero Jesús no dice al final del relato evangélico de hoy: “procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que, viendo que van al templo, participan del culto, hacen ayunos, oran mucho, todos alaben a su Padre que está en el cielo”. No dice esto. Jesús dice: “procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que, viendo el bien que ustedes hacen, todos alaben a su Padre que está en el cielo”.

El bien que hacemos es la luz y la sal para el mundo. El bien que hacemos es la acción misericordiosa de Dios hacia la Humanidad. El bien que hacemos es el culto agradable a Dios. El bien que hacemos es el único y mejor seguimiento que podemos hacer, de Jesús que, según afirma Hechos de los Apóstoles, “pasó haciendo el bien”.

Y es escandalosamente revolucionario, porque nos hemos acostumbrado a creer que la Iglesia es un pueblo elegido, un pueblo separado para Dios, un pueblo dedicado al culto y la alabanza. Nada más lejos del Evangelio de Jesús.

Ciertamente, constituimos un pueblo elegido por Dios, pero únicamente para ser enviado al resto de los pueblos. El mundo significa la diversidad de pueblos, de culturas, de tradiciones, de personas. En el contexto de Jesús, es el lugar de las personas impuras, pecadoras, que quedaron fuera de la elección divina: paganos y gentiles.

La Iglesia, en cuanto comunidad o denominación cristiana, que no es capaz de dejar el lugar de lo sagrado, para mezclarse con lo profano, lo mundano, lo impuro, lo no sagrado de la sociedad y la cultura, entonces, no es la Iglesia de Jesús.

Y esta es la pista hermenéutica, es decir, la pista para la interpretación del texto bíblico para nuestro tiempo y nuestro entorno. ¿cuál es el lugar profano, mundano, impuro, no sagrado de nuestra sociedad y nuestra cultura? Pues a ese lugar la Iglesia es enviada a ser sal y luz. ¿Qué clase de personas son, las que están en ese lugar: profano, mundano, impuro, no sagrado?. Pues a esas personas la Iglesia es enviada a comunicar el mensaje escandaloso y revolucionario de Jesús: Dios es Padre – Madre y todos y todas somos hermanos y hermanas.

Buena semana para todos y todas.
Pbro. Julio.

sábado, 5 de febrero de 2011

Un cirio por David.


En la tarde de hoy, la comunidad Diversidad Cristiana tuvo presente de forma especial, a David Kato y todas las víctimas de la homofobia.

En la celebración comunitaria, encendimos un cirio en su memoria y en memoria de todas las personas que a lo largo del tiempo, han entregado sus vidas por la dignidad y los derechos de los seres humanos.

A partir de esta fecha, todos los segundos sábados o domingos de mes, según corresponda celebrar, estaremos recordando a las personas que son perseguidas o ejecutadas por defender los derechos y la dignidad de las personas GLTTB.

"Ustedes son sal y luz para el mundo y en el mundo"

En este fin de semana, que el mensaje evangélico nos enfrenta al desafío de ser sal y luz para el mundo y en el mundo, compartimos la Declaración en respuesta a la muerte de David Kato que nos enviaron nuestros hermanos de la Pastoral Ecuménica VIH y nuestros hermanos del Centro Cristiano de la Comunidad GLTTB. Lamentamos no haber podido firmar esta declaración, por los tiempos no dieron, pero nos hacemos eco, con el mismo compromiso y la misma radicalidad como si hubiéramos firmado.



Como personas de fe, reconociendo y promoviendo la defensa de la dignidad dada por Dios y el valor de toda vida humana, estamos consternados por la muerte violenta del líder ugandés y activista social David Kato.

Como comunidades religiosas y organizaciones que trabajan para fortalecer la respuesta mundial al VIH y hacer frente al estigma y la discriminación que socavan esa respuesta, lamentamos la pérdida de un valiente activista en la defensa de la dignidad y los derechos humanos que son esenciales para vencer a la pandemia del VIH.

Es fundamental para todas las religiones el respeto por la vida humana y la dignidad. Nuestra fe proclama que todos los seres humanos son creados a imagen de Dios. A la espera de los resultados de las investigaciones oficiales sobre el asesinato de David, nosotras y nosotros detestamos y denunciamos todo tipo de violencia como la que tomó la vida de David y sobre todo, si tal es la violencia motivada por las actitudes discriminatorias hacia las personas sobre la base de su orientación sexual o la marginación en la sociedad.

Hacemos un llamado para que se realice una investigación completa y exhaustiva sobre las circunstancias de la muerte de David, y que los responsables sean llevados ante la justicia. Instamos a todas las autoridades gubernamentales, civiles y religiosos en Uganda y en todo el mundo, para que se expresen en contra del odio, el estigma y la discriminación, y en su lugar, con palabras y hechos, reconozcan y promuevan el valor fundamental y la dignidad de cada persona. Hacemos un llamamiento a las y los líderes religiosos para que hablen, actúen y exhorten y urjan a sus fieles para alcanzar compasión hacia quienes son marginados por cualquier razón y para resistir todos los intentos de promover la intolerancia y el odio.

Oramos para que la muerte de David estimule una reacción mundial rápida y sin complicidades en contra del odio y la violencia y ayudar a crear un mundo de paz con justicia que es seguro para que todos y todas le podamos llamar hogar.

Firmas Individuales

Rev Christo Greyling (EAA HIV Strategy Group member)
Rev Gunilla Hallonsten (EAA HIV Strategy Group member)
Karen Plater (EAA HIV Strategy Group member)
Rev Mike Schuenemeyer (EAA HIV Strategy Group member)
Dr Erlinda Senturias (EAA HIV Strategy Group member)
Dr Carl Stecker (EAA HIV Strategy Group member)
Monsignor Robert Vitillo (EAA HIV Strategy Group member)
Dr Sonja Weinreich (EAA HIV Strategy Group member)
Riitta Laakio (EAA HIV Strategy Group member)
Patricia Zerega (EAA HIV Strategy Group member)
Rev Veikko Munyika (EAA HIV Strategy Group member)
Rev Dr Richard Fee (Chair of the Board of Directors, Ecumenical Advocacy Alliance)
Peter Prove (EAA Executive Director)
Ruth Foley (EAA HIV and AIDS Campaign Officer)
Nyaradzayi Gumbonzvanda (General Secretary, World YWCA)
Prof Farid Esack (Head, Department of Religion Studies, University of Johannesburg)
Prudence Mabele (Executive Director, Positive Women's Network)
René Grotenhuis (Executive Director, Cordaid)
Rev Dr Calvin O. Butts, III (Chairman of the Board, National Black Leadership
Commission on AIDS, Inc., Pastor, The Abyssinian Baptist Church, New York, NY)
C. Virginia Fields (President and CEO, National Black Leadership Commission on AIDS, Inc.)
Dr Gunnar Stålsett (Bishop em, Moderator European council of Religious Leaders)
Canon Gideon Byamugisha (Goodwill Ambassador on HIV and AIDS for Christian Aid,UK)
Rev Dr Seppo Rissanen (Executive Director, Finnish Evangelical Lutheran Mission)
Ms Ruth Schuurman (HEKS-Swiss Interchurch Aid)
Omega Bula (Executive Minister, Partners in Mission Unit, The United Church of Canada)
Aneleh Fourie-Le Roux (Training and Mentor Coordinator, CABSA)
Claudia Florentin (Periodista, Editora español ALC Noticias)
Rvdo. Dan González Ortega (Rector de la Comunidad Teologica de México)
Luis Segreda (Pastor Luterano)
Bhai Sahib Bhai Mohinder Singh (Chairman, Guru Nanak Nishkam Sewak Jatha)
Rev Mads Christoffersen (The National Council of Churches, Denmark)
Pastor Gerardo Oberman (Presidente de las Iglesias Reformadas en Argentina)
Rev Susan C. Johnson (National Bishop, Evangelical Lutheran Church in Canada)
Theodor Jørgensen
Cathal Gallagher (Presidente, Sí da Vida Peru)
Malena Manzato (Iglesia Bautista, Buenos Aires, Argentina)
Dr Asavari Herwadkar MD
Rev Martin Junge (General Secretary, The Lutheran World Federation)
Berit Hagen Agøy (General Secretary, Church of Norway Council on Ecumenical and International Relations)
Steinar Eraker (Pastor/advisor, The Church City Mission of Oslo)
Right Rev John Christie (Moderator, Church of Scotland)
Carina Wøhlk (Lutheran Pastor, Dioecese of Copenhagen, Denmark)
Elise Sandnes
Solveig Fiske (Bishop of Hamar Diocese, Norway)
Pastor Lisandro Orlov (Iglesia Evangélica Luterana Unida en Argentina y Uruguay y Vicepresidente 2 de la Federación Argentina de Iglesias Evangelicas)
Karen Anderson (Fundación EPES, Chile)
Nathalie Lasslop (Cordaid, The Netherlands)
Tomás Peris (Pastoral Ecuménica VIH-SIDA de Argentina)
Rev David J. Kalke (México)
Jørgen Christensen (Dean, ELCD, Denmark)
Vr. Rev Anders Gadegaard (Dean, Copenhagen Cathedral)
Pastor Roberto González (Presidente, Centro Cristiano de la Comunidad GLTTB A.C.) Argentina
Laura E. Asturias
Dr Guy Liagre (President, United Protestant Church in Belgium)
Lyn Van Rooyen (Programme Manager of CARIS, CABSA)
Anne Sender (Leader, Jewish Community of Oslo, Norway)
Rev. Carlos Tamez Luna (Secretario Ejecutivo, Iglesia Evangélica Presbiteriana
Costarricense, INERELA+ Américas)
Carmen Molina (Presidenta, Pastoral Ecumenica de Accompanamiento a Personas Viviendo con VIH y SIDA, Chile)
Lina Tudela (Secretaria, Pastoral Ecumenica de Accompanamiento a Personas Viviendo con VIH y SIDA, Chile)
Rev. Alan Eldrid (President, Iglesia Evangelica Luterana Unida en Angentiny y Uruguay)
Rvda. Cecilia Castillo Nanjarí, Coordenadora Continental da Pastoral de Mulheres e Justiça de Gênero, Conselho Latino-americano de Igrejas 13 additional signatures received from DanChurchAid

Firmas de Organizaciones

Acción Ecuménica- Venezuela
Agrupación Menonita Latinoamerica de Comunicaciones (AMLAC)
All-Ukrainian Network of PLWHA
Asociacion civil espacios sociales de inclusión de Buenos Aires, Argentina
CABSA (Chistian AIDS Bureau of South Africa)
Christian Council of Norway
Church of Sweden
Cordaid
DanChurchAid
DIFAEM (German Institute for Medical Mission)
Fundación Nimehuatzin, Nicaragua,
ICCO, The Netherlands
Iglesia Anabautista Menonita de Buenos Aires, Argentina
Iglesia Evangélica del Río de la Plata, Argentina - Uruguay y Paraguay
International HIV/AIDS Alliance
Kerk in Actie, The Netherlands
Federación Argentina de Iglesias Evangélicas
Norwegian Church Aid
Ourvoice, Indonesia
Positive Women's Network
Prisma, The Netherlands
Proyecto Vida, organización Basada en la Fe (Guatemala)
United Church of Christ Justice and Witness Ministries
United Church of Christ Wider Church Ministries
World YWCA
__________
Publicado por Ecupres - Prensa Ecuménica, ALC Noticias y otros el 3 de Febrero de

viernes, 4 de febrero de 2011

El libro de los Doce Profetas menores - quinta entrega.

EL LIBRO DE LOS DOCE PROFETAS MENORES / Michael Carden
Traducción MCRP



SEXUALIDAD Y LOS DOCE:
SEMILLA, SUELO Y EL MATRIMONIO ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA.


Recuerde el lector lo que dije en mi introducción al Génesis, acerca de la sexualidad en el mundo bíblico. Lo mismo se aplica a los Doce. Como producto de una antigua y extranjera cultura, no sería una sorpresa que el mundo del género y la sexualidad encontrado en los Doce es muy ajeno al particularmente dominante en las culturas occidentales de hoy. Mientras el género occidental y los sistemas de sexualidad están construidos alrededor de una serie de binarios: femenino/masculino, homosexual/heterosexual – los Doce proviene y refleja un mundo en el cual el género y la sexualidad están construidos como un continuo jerárquico. Esta jerarquía está basada en la penetración. Los hombres son los que penetran y están en el tope de la jerarquía. Debajo de ellos, están las mujeres, y más abajo están los eunucos, los hermafroditas y los muchachos. En el último escalón, están los monstruos: hombres penetrados y mujeres que penetran. Los hombres pueden penetrar a cualquiera que se encuentra en niveles inferiores de la jerarquía, sin pérdida de estatus. Así, el sistema de género/sexualidad se solapa con otras jerarquías. Los hombres y esclavos extranjeros podrían ser sospechosos de penetración por hombres y amos de esa nación, sin pérdida de estatus, de aquellos penetrados. La violación masculina podía de esta manera ser empleada conta los prisioneros de guerra, explícitamente para negarles su estatus masculino.

Sin embargo, dentro de esta jerarquía, la sexualidad reproductiva masculina – femenina, era privilegiada. La familia (pero no la familia nuclear) era crucial para el mundo antiguo y la sexualidad reproductiva era entendida en términos agrícolas de semilla y suelo. El hombre siembra la semilla y la mujer es la tierra, en la cual la semilla es transformada y desde la cual es llevada adelante (Delaney 1991: 30-6). Asociada con esta interpretación, está la práctica de endogamia o (patrilineal) matrimonio con parientes próximos. Como observa Carol Delaney, “las mujeres son tierra…campos y las hijas son atendidas, y los frutos de esta tarea deben quedar dentro del grupo (1991: 102) Esta ideología monogenética de procreación, y los correspondientes sistemas endogámicos son un rasgo de las culturas mediterráneas y del Medio Este prehistóricos. Sin embargo, es importante notar que el judaísmo Rabínico se apoya en teorías duogenéticas o trigenéticas de procreación, por las cuales ambos, mujer y hombre e incluso la divinidad, contribuyen a la procreación.

Si las mujeres son como campos, entonces, así como un hombre puede aumentar sus bienes en tierra, así también, con mujeres. La poligamia y el concubinato son un rasgo del mundo antiguo, del cual proviene el Génesis. Mientras factores económicos podrían producir la monogamia para muchos, no hay oprobio en la poligamia. Sin embargo, mientras un hombre podría acumular muchas tierras, un campo puede solo tener un dueño. Las mujeres se deben a un solo hombre, para criar hijos para él. Un hombre no se debe a una única mujer, y es libre para sembrar su semilla dentro o fuera del matrimonio. Sin embargo, debe reconocer los derechos de propiedad de otros hombres sobre sus mujeres. El adulterio es siempre un crimen contra el esposo, no contra la esposa.

Debe destacarse que el mundo de los Doce y los mundos que lo formaron, no comparte las nociones contemporáneas de heterosexual, bisexual, homosexual. El homoerotismo, amor y deseo por el mismo sexo, ciertamente existía, pero era comprendido de forma muy diferente. Para el mundo antiguo, los hombres eran penetradores, y así como se conformaran a este papel, no había vergüenza. La vergüenza y el estigma estaban asociados con el hombre penetrado, mientras la mujer penetradora podría ser considerada especialmente como un monstruo. Los eunucos y hermafroditas eran aceptados, pero subordinados a hombres y mujeres. Las mujeres vírgenes también ocupaban una ambigüedad subordinada similar en la jerarquía. De la misma manera, una ambigüedad particular se refería a los muchachos, que ocupaban un espacio de transición entre el mundo de las mujeres y el de los hombres adultos. El deseo pederástico podía aceptarse, pero producía tensiones por el hecho de que los muchachos eran proto-hombres. La clase y la etnia eran cruciales: un chico esclavo y/o extranjero podía ser un objeto legítimo de deseo sexual y penetración; en la Atenas clásica, el deseo por un chico de la propia clase y etnia podía ser legítimo, con tal de que no hubiera sexo con penetración. [Es esta consideración de la solidaridad étnica / de clase que, creo yo, podía encontrarse detrás de las proscripciones del Levítico en cuanto al sexo anal hombre-hombre (Lev. 18.22; 20.13)]

Mientras las chicas como proto-mujeres eran ya objetos legítimos para la penetración y el deseo, como proto-mujeres eran “valuables” para ser “trocadas por otras” (Delaney 1991: 78) Su valor residía en la integridad de sus vientres, la propiedad de sus padres y, consecuentemente, de sus esposos. Sin embargo, a pesar del valor transaccional de las chicas y la ambigüedad de los chicos, estos son o crecen para ser hombres y sembradores de semilla, de los cuales depende la continuidad de la familia, y así, su estatus dentro de una comunidad sobrepasará el de las chicas.

Estos modelos de sexualidad y género todavía predominan en muchos lugares del Mediterráneo y Medio Oriente hoy en día, pero son extremadamente antiguos. Tales modelos eran compartidos por “paganos” y “comunidades israelita/bíblica”, no en uniformidad estricta, sin sujetos a variaciones históricas, socio-culturales y religiosas. Lo que comparte, sin embargo, son los orígenes en la experiencia agrícola. La tierra, el suelo es femenino, madre, vientre. El cielo es el reino masculino de la lluvia y el rocío y son entendidos como análogos al semen. El cielo, “ouranos” en griego – y como anota Benko, para el mundo antiguo “cielo y tierra se aman uno al otro…y hay intercambio continuo” entre ellos, de la cual “no solo comenzó la vida”, sino que “se renueva continuamente” (Benko 1993: 90) Las antiguas cosmologías cuentan cómo la tierra dio a luz al cielo “para cubrirla en todo lugar y ser una base inconmovible para los dioses” (“Teogonía”, de Hesíodo, citada en Benko 1993: 89) En Atenas, los matrimonios eran dedicados al cielo y la tierra, “Ouranos” y “Gaia”, cuya unión primera era entendida como el prototipo de todos los matrimonios. Sin embargo, los antiguos creían en una catástrofe primordial, que causara la separación de la tierra y el cielo. En la mitología griega, fueron apartados por Kronos, después que Gaia dio a luz a Okeanos, mientras en la mitología sumeria la unidad primera del cielo y la tierra, se rompió por Enlil, el dios del aire. En Egipto, los géneros de la tierra y el cielo son al revés: la tierra es la deidad masculina, Geb y el cielo la femenina, Nut. Ellos también fueron separados en principio, cuando el dios del aire, Shu, “se puso entre ellos y levantó a Nut” (Benko 1993: 88) Benko destaca más adelante que los orígenes paganos del cielo y la tierra, también se encuentran en la literatura bíblica. Consecuentemente, “las cosas que pertenecen a la esfera celestial son usualmente masculinas y las que representan dimensiones terrestres son femeninas…Dios es la figura paterna y también el esposo; Israel, la esposa” (Benko 1993: 90).

Mientras tal imaginería es fundamental para los Doce, está también unida al antiguo ritual del sagrado matrimonio, “hieros gamos”. De acuerdo con Kramer, el “Rito del Sagrado Matrimonio era celebrado alegremente y con regocijo en todo el Antiguo Cercano Oriente durante 2.000 años” (Kramer 1969: 49) Kramer argumenta que se desarrolló en principio en Sume, como un ritual de fertilidad, para asegurar la producción agrícola y la procreación humana. Anota que “una veneración obsesiva de…el campo fértil y el vientre fecundo…está en todas las composiciones literarias sumerias, sus mitos e himnos” (Kramer 1969: 50) Sin embargo, Harman dice que las nociones de sagrado matrimonio son puramente un ritual de fertilidad en todo los contextos. Destaca que los matrimonios sagrados en la India sirven ya sea “para establecer relaciones estructuradas entre una deidad y un grupo de personas” o para “establecer o reafirmar las relaciones entre deidades, como esas relaciones son percibidas por los devotos” (Harman 1989: 364) Benko afirma que, en el mundo greco-romano, mientras el matrimonio sagrado era “sin duda…un ritual de fertilidad…significaba asegurarse una buena cosecha”, también “apuntaba hacia un gran misterio de la unión entre la Tierra y el Cielo”, simbolizando así “la regocijada restauración del cosmos a su estado indiferenciado” (Benko 1993: 68) Así, el sagrado matrimonio representaba “una henosis (hénosis) sacramental…un regreso a la unidad con Dios, estando completamente lleno con lo divino y absorbido por este” (Benko 1993: 69).

Benko argumenta más adelante que estos temas y motivos del matrimonio sagrado se manifiestan de manera sorprendente en el culto a Cibeles, la Gran Madre de Anatolia (Asia Menor), a través de la auto-castración de los devotos masculinos, la orden de Galli, que se dedicaban enteramente a su servicio. Como observa Benko, la castración “cambia a un hombre en una condición que no es “ni macho ni hembra”, así transformándose en “una persona andrógina…regresada a su estado primordial de indiferenciación” (Benko 1993: 78) A través de la castración, los devotos de Galli rendían su masculinidad patriarcal, colocándose en el anillo medio de la jerarquía de género.

Estos temas del matrimonio sagrado, pueden encontrarse en los Doce. Como se anotó antes, Conrad reconoce una confusión entre lo divino y lo humano, de la tierra y el cielo, con la aparición de mensajeros, al final de los Doce. Los mensajeros significan la “presencia localizada de Yavé”, como “el amo de toda la tierra” (Conrad 2000: 87) en el templo de Jerusalén. Los Doce comienza con Oseas, quien, en un papel similar al del Génesis en el Pentateuco, sirve como inroducción a los Doce, anticipando lo que luego se desarrollará.  

[La imagen de la unidad andrógina primigenia entre el cielo y la tierra, se encuentra en el comienzo de la segunda historia de la creación en el Génesis. La creación comienza en los días antes de que Yavé Elohim “enviara lluvia sobre la tierra”. (Gén. 2.6) Solo entonces Yavé Elohim forma la criatura, “adán” de la tierra fecunda (adama) y luego, “todas las bestias salvajes y todas las aves del cielo” (Gén. 2.9) La criatura de la tierra es, en sí misma, tanto en las tradiciones judaicas como en las cristianas, creada como una unidad andrógina de hembra y macho]

Oseas comienza con la fantasía de un matrimonio que ha ido mal (de acuerdo con la perspectiva patriarcal) pero se cierra con una visión ambigua, como se verá, que sirve para borrar la distinción no solo entre el cielo y la tierra, sino también entra masculino y femenino. Que ese matrimonio sagrado puede representar una caída de los binarios de género, se encuentra en el pasaje de Zohar:


“Cuando ellos (lo masculino y lo femenino) se unen, parecen ser un solo cuerpo. De esto, aprendemos: lo masculino por sí mismo es solo como una parte de un cuerpo y también lo femenino. Pero cuando se unen como un todo, entonces aparecen como un cuerpo real… La “matronita” se une con el rey. De esto, resulta un cuerpo. De aquí proviene la bendición de este día”. (Zohar III.296ª)

La referencia a Zohar es un recuerdo de que los temas del sagrado matrimonio recurren en las tradiciones místicas judías. De acuerdo con Weinfeld, el sagrado matrimonio con el árbol sagrado, se encuentra en “el centro del misticismo judío… la literatura de la Cábala da vueltas alrededor de las ideas del “hieros gamos” y el sagrado árbol” (Weinfeld, 1996: 515) El sagrado matrimonio, en la Cábala, se entiende como la unión del Santo (Israel) y la Shekina, lo femenino, aspecto inmanente de lo divino. Weinfeld presenta algunas imágenes provocadoras de la tradición judía: las eróticas en el templo, en relación con la unión divina, que creo podría dar lugar a una perspectiva útil para leer un libro como el de los Doce, en el cual la restauración de la presencia divina en el templo es un objetivo importante.

Weinfeld comienza examinando el tema del sagrado matrimonio en la vida del judío piadoso. Para los judíos ultra-ortodoxos, cada acto religioso debería ser acompañado por la fórmula “Esto se hace por el bien de la unión de Dios y su Shekina” (Weinfeld 1996: 517) El sexo entre esposo y esposa se remienda para la noche del Sabath, porque ese es “el tiempo en que el consorte se une con el rey” (Zohar II.89ª-b) Diciendo el Shema: “Escucha, oh Israel – el Señor es uno”, se realiza la unidad real de Dios, porque entonces la Matrona se adorna, a efectos de entrar en la habitación con su esposo. Todos los números superiores (el Sephirot desde “Hesed” a “Yesod” que son de tipo masculino) se unen con un único deseo de ser “uno”, sin separación. Entonces, el esposo se concentra en su entrada en la habitación para estar solo con ella, para convertirse en “uno”. (Zohar II, 135ª)

Como con la práctica piadosa cotidiana, el templo y sus rituales de sacrificio eran entendidos como teniendo el propósito primario de efectuar la unión con la Shekina y el Santo. Esta unión es incluso llamada el “Santo de los Santos” (Zohar II, 231b) El Santo de los Santos en el templo se entiende como el lecho de la pareja divina, el “lugar de la comunión para el Santo y la Shekina” (Weinfeld 1996: 518) Extraordinario es el retrato de la adoración por el sumo sacerdote en el Santo de los Santos, en Yom Kippur. Entra en el Santo de los Santos a efectos de unificar el santo nombre, para unir al rey con su consorte…En su entrada…oyó la voz de las alas del querubín, siendo elevado para la unión. Cuando las alas se callan, el querubín copula en calma (Weinfeld 1996: 518).


La imagen del querubín copulando procede del Talmud, donde se dice: “Cuando sea que Israel llegue a las fiestas, la cortina (del Santo de los Santos) se removerá y el Querubín se le mostrará. Sus cuerpos estarán enlazadas unos con otros y se les dirigirá así: “¡Miren! Serán amados ante Dios, como el amor entre hombre y mujer” (b. Yoma 54ª).


Incluso cuando estaba corrida la cortina estaba cargada de erotismo. Los palos del Arca de la Alianza detrás de la cortina (ver 1 Reyes 8.8) se apretaban contra ella y “sobresalían como los dos pechos de una mujer, como está dicho: mi amado está sobre mí como una bolsa de mirra que se posara entre mis pechos” (b. Yoma 54ª, citando S. de Sol. 1.13) El templo y sus rituales, entonces, son entendidos como el lugar no meramente de una presencia divina general, sino como el lugar mismo en que el sagrado matrimonio cósmico del Santo y la Shekina tiene lugar.


Visto desde esta luz, entonces, la destrucción del templo es a la vez una ruptura cósmica y erótica. Marca la separación del Santo y la Shekina, que llora amargamente viendo la destrucción de su cámara nupcial y lamenta la pérdida de su esposo. Cuando Israel es exilada y dispersada entre las naciones, también, la Shekina está exilada, vagando sobre la tierra, anhelando ser reunida con el Santo. De esta manera, en la tradición judía, reconstruir el templo no es únicamente un tema de restaurar un lugar de adoración. Significa la restauración del única lugar en el que puede ocurrir la unión cósmica sagrada de la Novia y el Novio, la unión que “trae armonía al universo entero” (Weinfeld 1996: 517) El sexo entre esposo y esposa se recomienda para la noche del Sabath, porque ese es “el tiempo en que la consorte se une con el Rey” (Zohar II.89ª-b) Diciendo el Shema – “Escucha, Oh Israel – el Señor es Uno” – se realiza la unidad real de Dios, porque entonces

“la Matrona se adorna a efectos de entrar en el dormitorio con su esposo. Todos los números superiores (el Sephirot desde Hesed hasta Yesod, que son de tipo masculino), se unen con un único deseo de ser “uno” sin separación. Entonces, su esposo se concentra en su entrada en la cámara para estar solo con ella, para convertirse en “uno”. (Zohar II.135ª)

Así como con la diaria práctica piadosa, también el templo y sus rituales de sacrifico eran entendidos como teniendo el propósito primario de efectuar la unión de la Shekina con el Santo. Esta unión incluso es nombrada el Santo de Santos (Zohar II.231b) El Santo de Santos en el templo es la cámara de la pareja divina, el “lugar de la comunión del Santo y la Shekina” (Weinfeld 1996: 518) Es muy extraordinario el retrato de la adoración del sumo sacerdote en el Santo de Santos, los días del Yom Kippur. Entra “al Santo de Santos a efectos de unificar el nombre santo, para unir al rey con la consorte…A su entrada…oye la voz de las alas del querubín, siendo elevado para la unión. Cuando las alas caen, el querubín copula en calm”. (Weinfeld 1996: 518)
Puede argumentarse que tal fantasía de Novia y Novio y su unión en sagrado matrimonio es demasiado irremediablemente heterosexual para ser a utilidad a las personas “queer”. Mi respuesta sería cuestionar si el sagrado matrimonio está de acuerdo con las nociones contemporáneas de heterosexualidad. Al recordar las observaciones de Benko en cuanto al Galli (para no mencionar las citas de la Zohar mencionadas más arriba), yo argumentaría que el sagrado matrimonio celebra la restauración de la unidad indiferenciada y andrógina del tiempo primordial. El Galli representa la realidad en su propia carne y al hacerlo así, se ubican en el anillo del centro de la antigua jerarquía de género. Como dije al introducir el Génesis, este centro o nivel intermedio de la jerarquía patriarcal, debida a su misma indeterminación, evoca al primer andrógino. Irónicamente, entonces, el sagrado matrimonio, a través de su visión de la primigenia unidad andrógina, puede servir como una crítica de la jerarquía patriarcal existente, incluso inspirando resistencia en la forma del celibato, variante de género y utópicos movimientos homoeróticos y sexuales. Quizás por esta razón, en la visión de Isaías del templo restaurado, se promete a los eunucos un “monumento y un nombre mejor que los hijos e hijas…un nombre duradero que no perecerá…en Mi casa y dentro de Mis paredes” (Isaías 56.5)
 
__________

Próxima entrega: Leamos a los Doce.




martes, 1 de febrero de 2011

Declaración de la Alianza Ecuménica de Acción Mundial por la muerte de David Kato.

Declaración en respuesta a la muerte de David Kato.

Como personas de fe, reconociendo y promoviendo la defensa de la dignidad dada por Dios y el valor de toda vida humana, estamos consternados por la muerte violenta del líder ugandés y activista social David Kato. Como comunidades religiosas y organizaciones que trabajan para fortalecer la respuesta mundial al VIH y hacer frente al estigma y la discriminación que socavan esa respuesta, lamentamos la pérdida de un valiente activista en la defensa de la dignidad y los derechos humanos que son esenciales para vencer a la pandemia del VIH.

Es fundamental para todas las religiones el respeto por la vida humana y la dignidad. Nuestra fe proclama que todos los seres humanos son creados a imagen de Dios. A la espera de los resultados de las investigaciones oficiales sobre el asesinato de David, nosotras y nosotros detestamos y denunciamos todo tipo de violencia como la que tomó la vida de David y sobre todo, si tal es la violencia motivada por las actitudes discriminatorias hacia las personas sobre la base de su orientación sexual o la marginación en la sociedad.

Hacemos un llamado para que se realice una investigación completa y exhaustiva sobre las circunstancias de la muerte de David, y que los responsables sean llevados ante la justicia. Instamos a todas las autoridades gubernamentales, civiles y religiosos en Uganda y en todo el mundo, para que se expresen en contra del odio, el estigma y la discriminación, y en su lugar, con palabras y hechos, reconozcan y promuevan el valor fundamental y la dignidad de cada persona. Hacemos un llamamiento a las y los líderes religiosos para que hablen, actúen y exhorten y urjan a sus fieles para alcanzar compasión hacia quienes son marginados por cualquier razón y para resistir todos los intentos de promover la intolerancia y el odio.

Oramos para que la muerte de David estimule una reacción mundial rápida y sin complicidades en contra del odio y la violencia y ayudar a crear un mundo de paz con justicia que es seguro para que todos y todas le podamos llamar hogar.


(Versión original en ingles:)

Statement in response to the death of David Kato

As people of faith, recognizing and upholding the God-given dignity and value of every

human life, we are appalled by the violent death of leading Ugandan social activist David Kato. As religious communities and organizations working to strengthen the global HIV response and to challenge stigma and discrimination that undermines that response, we mourn the loss of a courageous activist in the struggle for dignity and human rights that are essential in overcoming the HIV pandemic.

Fundamental to all religions is a respect for human life and dignity. Our faith proclaims that all human beings are made in the image of God. Whilst we await the outcome of official investigations into David’s murder- We abhor and denounce all violence such as that which took David’s life- and especially if such is violence motivated by discriminatory attitudes towards people on the basis of their sexual orientation or marginalization in society.

We call for a full and thorough investigation into the circumstances of David’s death, and for those responsible to be brought to justice. We urge all governmental, civil and religious authorities in Uganda and around the world to speak out against hate, stigma and discrimination, and instead, in words and deeds, recognize and promote the essential worth and dignity of every person. We call upon religious leaders to speak, act and urge their faithful to reach out in compassion towards those who are marginalized for any reason and to resist all attempts to promote intolerance and hatred.

We pray that David’s death will galvanize a swift and uncompromising global reaction against hatred and violence and help to create a world of peace with justice which is safe for everyone to call home.

_______________
 
Agradecemos al Pastor Lisandro Orlov por el envío de la Declaración de la Alianza Ecuménica de Acción Mundial, referida a la muerte del activista David Kato.