Miembro de la Comunión Anglicana Libre - Iglesia Episcopal Libre y de la Comunión de Iglesias de Tradición Católica

viernes, 30 de julio de 2010

Segundo Encuentro Ecuménico de Conmemoración y Reflexión en el marco del Día Nacional de Lucha contra el VIH SIDA.-

Encuentro Ecuménico VIH

Las Iglesias Cristianas participantes en este Segundo Encuentro Ecuménico de Reflexión y Conmemoración, en el marco del Día Nacional de Lucha contra el VIH SIDA nos comprometimos a:

1- Este próximo fin de semana sensibilizar a nuestras comunidades eclesiales.

2- Informarnos y capacitarnos sobre la problemática del VIH SIDA para desarrollar un acompañamiento pastoral interreligioso.

3- Reunirnos periódicamente para orar y acordar acciones pastorales en conjunto. Para ello, establecimos una primer reunión el martes 7 de octubre a las 19.00 hs. en la Parroquia San Esteban - Iglesia Anglicana.

Red Uruguaya de Personas que viven con VIH
Pastoral de Salud - Iglesia Anglicana del Uruguay
Iglesia Metodista en el Uruguay
Iglesia Católica Antigua del Río de la Plata
Iglesia Evangélica Luterana
Comisión de Justicia Global - Iglesias de la Comunidad Metropolitana
Comunidad Diversidad Cristiana.

Segundo Encuentro Ecuménico de Conmemoración y Reflexión en el marco del Día Nacional de Lucha contra el VIH SIDA.-

"...cuando lo hicieron con alguno de estos más pequeños que son mis hermanos, lo hicieron conmigo" (Mt. 25,40). 


Bienvenida a cargo de la Pastora Inés Simeone. Presidenta de la Iglesia Metodista en Uruguay.







Apertura e Invocación a cargo de Mons. Sebastián Camacho. Patriarca de la Iglesia Antigua.







Laura Pérez, integrante de la Red de Personas que viven con VIH presenta los testimonios de vida.
Primer testimonio: Silvana Santana integrante de la Red de Personas que viven con VIH.  









Segundo Testimono. Lilián Flores Educadora Comunitaria del Programa VIH SIDA del MSP. 






Apertura de las Mesas de Trabajo sobre "el rol de las Iglesias Cristianas ante la problemática del VIH SIDA en nuestra sociedad. Pbro. Julio Vallarino. Comunidad Diversidad Cristiana - Iglesia Antigua. 


Invocación del Rvdo. Fernando Frontán, miembro de la Comisión Justicia Global de ICM.







Mesas de Trabajo y Acuerdos:


Oración de Finalización. Rvdo. Liván de la Pastoral de Salud de la Iglesia Anglicana del Uruguay

Segundo Encuentro Ecuménico de Conmemoración y Reflexión en el marco del Día Nacional de Lucha contra el VIH SIDA.-

Espacio Ecuménico VIH

La dignidad de toda persona, en todo momento y en toda circunstancia, es lo que nos ha convocado para reunirnos a reflexionar y planificar acciones en la crisis presentada por la epidemia del vih-sida.

Como creyentes en Cristo, comprometidos con diversas iglesias y convocados alrededor del Segundo Encuentro Ecuménico de Conmemoración y Reflexión en el marco del Día Nacional de Lucha contra el VIH SIDA.

Queremos levantar nuestra voz para pronunciar palabras de esperanza, de unidad y también, de denuncia de situaciones de injusticia y exclusión.

Con el objetivo de romper el silencio que ha significado, durante muchos años, muerte y dolor, queremos hacer nuestras las palabras de la oración de los hijos y las hijas de Dios, aquella que nos enseñó Jesucristo mismo, y que hoy se hace vida en nuestros labios y en nuestro compromiso de acción pastoral.

Invocamos a Dios como:

PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN LOS CIELOS

porque entendemos a toda la humanidad como una comunidad de hermanos y hermanas, hijos de un mismo y único Padre, nuestro Creador. Por eso, nos unimos en la solidaridad y en la defensa de los derechos humanos y civiles de todas las personas. Al decir “Padre Nuestro”, estamos confirmando nuestra visión de una iglesia y de una sociedad realmente inclusivas, donde nadie sea excluido ni discriminado por su condición social, racial, de género, o por su orientación sexual.

En la acción pastoral y en la promoción social, queremos que se haga realidad la petición

SANTIFICADO SEA TU NOMBRE.

Porque ese “nombre” está en lo más profundo de la naturaleza humana. Somos todos hechos a imagen de Dios, y esa imagen la santificamos en la vida y existencia de cada persona. La pandemia del vih-sida nos está enseñando a ponernos al lado de cuanta persona es herida en su dignidad.

Para que:

VENGA TU REINO,

Como cristianos y cristianas de distintas tradiciones, nos unimos con el propósito de construir, aquí y ahora, una sociedad con valores renovados a la luz del Evangelio, del mensaje liberador de Jesús, que nos llama a colocarnos al lado de todos aquellos y aquellas que necesitan nuestra ayuda para preservar su lugar de respeto y dignidad en nuestra sociedad.

QUE SE HAGA TU VOLUNTAD EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO.

Sabemos que esa voluntad es que trabajemos juntos para vencer los prejuicios y la discriminación que la pandemia del vih-sida ha puesto de manifiesto dentro de las mismas comunidades cristianas, y en nuestra sociedad. Creemos, además, que es voluntad de Dios que terminemos con el silencio cobarde o cómplice, y con la indiferencia ante tanto sufrimiento, y denunciemos así, con respeto pero con firmeza, todo intento de excluir a un hermano o hermana a causa del vih-sida.

DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DÍA

Y que ese pan sea para todos una fiesta de solidaridad, que permita la construcción de proyectos de vida fundados en la esperanza. Que este compromiso con el pan se concrete en acciones para liberar a muchos de toda forma de opresión, y para que la ignorancia y los miedos no sigan excluyendo a tantos hombres y mujeres de la fiesta de la vida.

PERDONA NUESTRAS OFENSAS, COMO NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN.

En el contexto de esta pandemia hemos cometido muchas ofensas, por acción o por omisión, por las cuales pedimos perdón. Y queremos que este perdón se transforme en energía para promover la construcción de una comunidad social más fraterna y más justa. Las personas que viven con vih-sida necesitan recibir nuestra sincera y efectiva solidaridad, porque han sufrido y sufren a causa de la ignorancia y de los miedos que aún están presentes en la sociedad de la que formamos parte. Pedimos perdón por esto y expresamos nuestra voluntad de acompañarles, en un pie de igualdad.

NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACIÓN

De quedarnos inactivos, de no romper el silencio de nuestras complicidades frente a las injusticias; de mirar hacia otro lado, como si las situaciones a las que son sometidas las personas que viven con vih-sida no nos afectaran a nosotros directamente. En nombre de nuestra fe y de nuestra esperanza, queremos anunciar nuestro compromiso de adentrarnos en esta situación, con el decidido propósito de promover cambios significativos en las actuales estructuras de opresión que dañan la dignidad humana, y de proclamar el mensaje de justicia y de paz de Jesucristo, para que su fuerza de libertad alcance a todos y a todas.

SINO LÍBRANOS DEL MAL,

Porque creemos que las enfermedades no son castigos por pecados o transgresiones contra leyes divinas o humanas. Dios no las quiere ni las envía. Sabemos que Dios, que es amor, no desea ni la pobreza ni la exclusión ni las enfermedades de sus creaturas. Él anhela, siempre y en todo caso, la integridad y la dicha de su Creación.

Sabemos, por eso, que Él llama a todo ser humano, sin distinción, a una plenitud de vida, llena de gozo y de paz, donde no haya más ni lágrimas ni dolor.

PORQUE TUYO ES EL REINO, EL PODER Y LA GLORIA
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS.
AMÉN.

jueves, 29 de julio de 2010

El Evangelio de Lucas según la Biblia Queer - Entrega 10-

EVANGELIO DE LUCAS / Robert E. Goss, en The Queer Bible Commentary. Traducción: M.C.R.P.

EL SEXO EN LA VIDA DE RESURRECCIÓN.


El relato sobre la prueba del saduceo en Lucas 20.27-40 aparece más temprano en Marcos 12.18-27 y un relato paralelo en Mateo 22.23-33. Es un pasaje en que el saduceo desafía a Jesús sobre la noción de la vida eterna. Propone a Jesús el ejemplo de una mujer que se ha casado siete veces y le pregunta: “En la resurrección, por lo tanto, ¿de quién será ella la esposa? Porque los siete se han casado con ella. (20.33) Jesús responde: “Aquellos que pertenecen a este mundo se casan y son dados en matrimonio; pero los considerados merecedores de un lugar en la resurrección de los muertos, ni se casan ni son dados en matrimonio” (20.34-5)

Luego, Jesús explica por qué no habrá matrimonio en la vida eterna: “De hecho, no pueden morir nunca más, porque son como ángeles e hijos de Dios, son los hijos de la resurrección” (20.36) “Como ángeles”, fue entendido como “asexuados” durante siglos de pensamiento cristiano, que transformó los ángeles de seres sexuados en el período intertestamentario, a espíritus sin sexo ni cuerpo, y esto fue usado para justificar la superioridad de la élite célibe. El estudio biblista William Countryman, sin embargo, escribe sobre Judas;

“Pensemos…en la pequeña carta de Judas, donde aparece que los primeros cristianos enseñaban que es necesario tener sexo con los ángeles, para ganar un lugar alto en el cielo. Judas se refiere a esta enseñanza solo en una forma velada, pero es lo que está atacando. Por supuesto, sus lectores conocían la Biblia Hebrea (la mayoría, en traducción griega) y conocían la historia en Génesis 6.1-4, que relata a los ángeles teniendo sexo con mujeres y que sus hijos eran gigantes. Judas se refiere a esa historia y también al relato de los hombres de Sodoma, quienes – de la misma manera que estos ángeles – “fueron detrás de la carne extranjera” (Judas 7, refiriéndose a Génesis 18) (Countryman y Riley 2001: 6)

Countryman sabe bien que en el siglo I de nuestra Era, se pensaba que los ángeles eran seres sexuados, no la construcción asexuada de los ángeles, en los siglos siguientes. La frase de Jesús: “como un ángel” indica que no hay matrimonio y familia en el futuro reino de Dios. Dios termina con la institución del matrimonio, que se comprende como un derecho de propiedad sobre las mujeres. Pero tradicionalmente, los exégetas eclesiásticos han entendido que este texto no solo elimina el matrimonio, sino también la sexualidad, debido a su estrecha interpretación del matrimonio, para el propósito de la procreación. Pero nada merece una lectura tal acerca de la eliminación de la sexualidad, y una lectura “queer” puede restaurarla al futuro reino de Dios. Ciertamente, Jesús ataca el matrimonio como posesión patriarcal de la mujer y la familia patriarcal, en los que los judíos y el orden político romano de dominación estaban basados. Jesús está afirmando la eliminación del matrimonio patriarcal en el futuro reino de Dios.

Una lectura “queer” podría también afirmar que no existe el matrimonio y la familia patriarcal, así como que existe la sexualidad sin procreación en el futuro reino de Dios. Pero esto no es porque no mueran y sean como ángeles. En el futuro reino de Dios, no hay necesidad del matrimonio y procreación cuando vives para siempre en cuerpos resucitados. La visión escatológica de Jesús no elimina el deseo erótico y la sexualidad.



domingo, 25 de julio de 2010

Reflexiones del domingo 25 de julio.-

Mensaje Semanal.-



“Una vez, Jesús estaba orando en un lugar; cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: —Señor, enséñanos a orar, lo mismo que Juan enseñó a sus discípulos. Jesús les dijo: —Cuando oren, digan: ‘Padre, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Danos cada día el pan que necesitamos. Perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos han hecho mal. No nos expongas a la tentación.’

También les dijo Jesús: —Supongamos que uno de ustedes tiene un amigo, y que a medianoche va a su casa y le dice: ‘Amigo, préstame tres panes, porque un amigo mío acaba de llegar de viaje a mi casa, y no tengo nada que darle.’ Sin duda el otro no le contestará desde adentro: ‘No me molestes; la puerta está cerrada, y mis hijos y yo ya estamos acostados; no puedo levantarme a darte nada.’ Les digo que, aunque no se levante a darle algo por ser su amigo, lo hará por su impertinencia, y le dará todo lo que necesita. Así que yo les digo: Pidan, y Dios les dará; busquen, y encontrarán; llamen a la puerta, y se les abrirá. Porque el que pide, recibe; y el que busca, encuentra; y al que llama a la puerta, se le abre.

“¿Acaso alguno de ustedes, que sea padre, sería capaz de darle a su hijo una culebra cuando le pide pescado, o de darle un alacrán cuando le pide un huevo? Pues si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan!” (Lc. 11,1-13. Versión Biblia de Estudio Dios Habla Hoy).


Esta semana, compartimos dos ideas “fuerza” a partir de este texto bíblico. La primera tiene que ver con lo que pedimos realmente, cuando oramos el Padre Nuestro, y lo que ello significa, realmente:

- “Venga tu reino”: el Reino de Dios que Jesús anunció e hizo presente, es justicia y vida digna, aquí y ahora, para todas las personas sin exclusiones (Lc. 4,18-21).

- “Danos cada día el pan que necesitamos”: Jesús nos enseñó a hacerlo posible en la generosidad del compartir solidario (Lc. 9,12-17).

- “Perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos han hecho mal”, en otras versiones bíblicas se habla de “deudas” en lugar de “pecados”, Jesús nos enseñó que el perdón es una acción recíproca. Para que nuestra “deuda” sea cancelada tenemos que cancelar las “deudas” que tienen con nosotros – nosotras (Lc. 19,1-10).

- “No nos expongas a la tentación”. Las discípulas y los discípulos enfrentamos la tentación de seguir las reglas de juego que tiene la sociedad: individualismo, autoritarismo, manipulación pero Jesús nos dejó el camino para superarlas (Lc. 4,3-12).

Y finaliza con la gran certeza: “¡cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan!”

Una primera conclusión entonces, podría ser que la solidaridad y la justicia, que hacen digna la vida humana, son las manifestaciones del Espíritu Santo en la vida humana, comunitaria y social. Por lo tanto, una persona, una comunidad –por más cristiana que sea-, o una sociedad que no practica la solidaridad y la justicia, no es portadora del Espíritu Santo.

La segunda tiene que ver la forma, cómo oramos el Padre Nuestro. Es la presentación confiada (Lc. 5,12-14), insistente y perseverante (Lc. 5,17-20), solidaria porque no pide para sí (Lc. 7,1-9), de las necesidades y expectativas humanas más concretas, simbolizadas en el Reino de Dios.

Una segunda conclusión, entonces, sobre la forma de orar, está estrechamente relacionada a la forma de vivir esa oración. Las comunidades cristianas no podemos orar el Padre Nuestro sin comprometernos realmente:

- con un reparto equitativo y solidario de la riqueza;

- con la justicia para las personas a las que se vulneran sus derechos humanos, civiles y económicos;

- con la cancelación de todas las deudas injustas entre pueblos y la reparación por los daños producidos;

- con una relación equilibrada entre el ser, el tener y el poder.

Solamente, si la palabra se hace compromiso en nuestras comunidades, serán portadoras el Espíritu Santo dado por el Padre.

Buena semana para todos y todas.

El Evangelio de Lucas según la Biblia Queer - Entrega 9-

EVANGELIO DE LUCAS / Robert E. Goss, en The Queer Bible Commentary. Traducción: M.C.R.P.

RELACIONES HOMOERÓTICAS.-

La historia del centurión aparece no solo en Mateo 8.5-13 y Lucas 7.1-10, sin también en Juan 4.46-54. La mayoría de las opiniones eruditas encuentra el relato de Mateo como la versión más cercana a la fuente original. La presunción de heterosexualidad ha cegado, sin embargo, a los estudiosos heterosexuales y al clero en cuanto a la verdadera naturaleza de esta historia de sanación. ¿Cómo podría un modelo de fe estar en una relación pederástica? Un número de autores leen una relación homoerótica entre el centurión y su muchacho (Horner 1978: 122; McNeill 1995: 132-6; Williams 1962: 60-3; Hanks 2000: 48; Jennings 2003: 131-44)

Lucas usa el término “servidor” (“doulos”), en lugar de joven (“país”), en la versión de Mateo.

Con la predominancia de la pederastia en el mundo grecorromano, cualquier lector del siglo I, comprendería inmediatamente la relación entre el centurión romano y su joven, como pederástica. Robin Scroggs escribe:

“Las prácticas de la pederastia emergieron de una matriz social dominante del día. En algunos barrios, estas relaciones eran alabadas, en casi todos los barrios, condonadas… es importante mantener en la mente que la pederastia grecorromana era practicada por un gran número de hombres, en parte porque era socialmente aceptable, mientras que muchas otras personas en realidad la idealizaba como un proceso normal en el curso de la maduración.” (Scroggs 1983: 27)

Tom Hanks anota: “A la luz de las prácticas comunes de los soldados romanos, se entiende más como una relación sexual” (Hanks 2000: 47-8) John McNeill también destaca que a los centuriones no se les permitía casarse durante su período de servicio militar. El centurión encontraba placer físico de su esclavo” (McNeill 1995: 134) Pero Lucas usa el término “esclavo” para sugerir el término “joven”. Lucas dice que el esclavo del centurión era precioso o caro (entimos) Verstraete y más recientemente, Walters han subrayado la naturaleza de las relaciones homoeróticas y los arreglos entre los hombres libres romanos y sus esclavos (Verstraete 1980: 227; Walters 1993: 29)

El esclavo estaba enfermo, cerca de la muerte. El centurión envió a algunos ancianos judíos a Jesús. Ellos dicen: “Él merece que tú hagas esto por él, ya que ama a su gente, y es él quien construyó nuestra sinagoga” (7.4b-5) No solo está el centurión romano en una relación homo erótica, sino que es generoso con la comunidad judía conquistada. Es diferente a los ocupantes romanos normales. Ha ganado el respeto de muchos judíos dentro de la comunidad, porque ha demostrado respeto por su religión, y en su generosidad, ha contribuido y construido una sinagoga.

Jesús va a curara al joven amante del centurión, pero el centurión otra vez envía a amigos: “Señor, no te preocupes, porque yo no soy digno de que vengas a mi casa; por lo tanto, no presumo de venir a ti. Pero solo di una palabra, y permite que mi servido sea curado” (7.6b-7ª) La reacción de Jesús no es condenatoria. De hecho, dice que no hay fe más grande en Israel. ¿Comprendió Jesús la naturaleza de la relación del centurión con su esclavo? Las relaciones homosexuales grecorromanas eran comunes en los enclaves griegos y romanos de Galilea y las regiones vecinas. Jesús no eligió condenar la relación homoerótica entre ellos. No le dijo al centurión que debía ser célibe, o casarse con una mujer. Tampoco citó los versículos del Levítico para condenar las relaciones anales hombre-hombre.

Donald Mader observa: “un segmento de la iglesia primitiva en la cual el documento “Q” y Mateo nacen, no se preocupaba, cuando se enfrentaba a una relación homoerótica responsable, sino que la subordinaba a la cuestión de la fe” (Mader 1992: 231) Este relato mina el derecho religioso contemporáneo: mantiene este que no se puede ser “queer” y cristiano. Jesús afirma que no hay fe más grande en todo Israel que en este centurión romano activamente envuelto en una responsable relación homoerótica. Es irónico recordar que a los católicos se les enseña a recordar a este hombre en una relación homoerótica, cuando se recita en la recepción de la comunión: “Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero solo di una palabra y mi alma será sanada”.

Encuentro Ecuménico de Reflexión y Conmemoración VIH SIDA

Segundo Encuentro Ecuménico de Reflexión y Conmemoración en el Día Nacional de Lucha contra el SIDA.

Montevideo, 25 de julio de 2010.


¡Tengan Paz!

Las Iglesias Cristianas abajo firmantes junto a la Red Uruguaya de Personas que Viven con VIH, convocamos a participar del Segundo Encuentro Ecuménico de Conmemoración y Reflexión en el marco del Día Nacional de Lucha contra el VIH SIDA.

Convencidas de que el Evangelio de Jesús nos desafía a estar junto a aquellas personas que por vivir con VIH se ven sometidas a situaciones de vulnerabilidad, discriminación y exclusión, hemos trabajado en la organización de este encuentro ecuménico.

Seguir las huellas de Jesús, nos coloca indudablemente en situaciones que nos desafían a cada instante a continuar humanizando las estructuras de nuestra sociedad, de nuestras organizaciones, de nuestras iglesias y de esa manera también a nosotros y a nosotras.

Con estas acciones queremos contribuir a la unidad de la Iglesia de Jesús partiendo de la diversidad de dones que está presente en cada tradición cristiana dando un mensaje de solidaridad a la sociedad uruguaya y especialmente a aquellas personas que viven con VIH.
Por eso, invitamos a las comunidades cristianas, organizaciones sociales, políticas, culturales y a la sociedad en su conjunto a participar de este encuentro que se realizará el miércoles 28 de julio, en el Salón Thomson, calle Barrios Amorín 1310 casi San José, Iglesia Metodista Central, de 19.00 a 22.00 hs.

Red Uruguaya de Personas que Viven con VIH.
Pastoral de Salud – Iglesia Anglicana del Uruguay – San Esteban
Iglesia Católica Apostólica Antigua del Río de la Plata
Iglesia Metodista en el Uruguay
Diversidad Cristiana

Programa:
 
19.00 hs. Bienvenida.

19.30 hs. Invocación y Apertura.

20.15 hs. Mesa Redonda: Las Iglesias Cristianas ante la problemática del VIH SIDA en el Uruguay.

21.15 hs. Declaración de las Iglesias presentes.

21.30 hs. Conmemoración.

viernes, 23 de julio de 2010

El Evangelio de Lucas según la Biblia Queer - Entrega 8-

EVANGELIO DE LUCAS / Robert E. Goss, en The Queer Bible Commentary. Traducción: M.C.R.P.

LAS FAMILIAS “QUEER” EN EL REINO DE DIOS.


Una de las ficciones más irreales del derecho religioso es la noción de que Jesús es el arquitecto y fundador de los “valores familiares tradicionales” (Ruether 2000: 4-7) De hecho, una gran parte de las tradiciones evangélicas es anti-familia, se dirige a estructuras alternativas de la familia patriarcal. En 8.19-20, la madre de Jesús y los hermanos biológicos no pueden alcanzarlo, pero se le avisa de su presencia. Él responde: “Mi madre y hermanos son aquellos que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica” (8.21) Desde el punto de vista espacial, su madre y hermanos son extranjeros y los que lo escuchan están dentro del reino de Dios. Todas las obligaciones hacia los padres, esposas y familias son abandonadas por este espacio fronterizo de género del reino de Dios. Los valores familiares tradicionales son enfáticamente rechazados.

Jesús rompe con los hogares tradicionales; anuncia: “Quien viene a mí y no aborrece a padre y madre, esposa e hijos, hermanos y hermanas, sí, e incluso la vida misma, no puede ser mi discípulo” (14.26) Jesús creó una familia de Dios nueva, alternativa: “Las familias en el reino de Dios son reconstituidas, una familia no biológica de discípulos iguales. Jesús hace “queer” la casa judía, para crear familias de elección (Goss 1997:8) La casa “queer” de Dios, dio a hombres y mujeres una nueva libertad, subvirtiendo la jerarquía y el apego a la familia patriarcal. Esta era el modelo para la autoridad del estado, ya que representaba la hegemonía masculina sobre las mujeres, niños, esclavos, varones inferiores y trabajadores. El reino de Dios pertenece a los niños (18.16) y estos son el modelo de lo que significa ser discípulo (18.17). Las jerarquías políticas son vueltas del revés en el reino de Dios. Así, la familia de Dios desafía a la autoridad galilea, a Herodes Antipas, a las elites sacerdotales judías y a los conquistadores romanos.

Rito de Adelphopoiesis

Compartimos con ustedes una resolución de la Iglesia Antigua, que sin lugar a dudas es una acción profética para nuestro tiempo, recuperando un rito de nuestra tradición cristiana:

Comunión Apostólica Ecuménica
Iglesia Católica Apostólica Antigua del Río de la Plata.

Sesión Ordinaria del Consejo Patriarcal
Resolución Nº 3/10 de la Sesión del 18 de diciembre de 2010


Asunto: Rito de Adelphopoiesis - Celebración de uniones conyugales de hermanos del mismo sexo.


En la Sede de Montevideo reunido en pleno con Nuestro Patriarca este órgano de gobierno y asesoría emite la siguiente resolución de carácter universal

Presentado los casos de uniones en el amor de personas del mismo sexo la Iglesia Patriarcal , luego de la meditación y la oración , Resuelve:

1. Incorporar el Rito de la Adelphopoises como efictivización sacramental de la unión en el amor conyugal de dos hermanos del mismo sexo.

2. Se reconoce este rito con el grado sacramental, y se incorpora a la Iglesia el registro del acto sagrado en tres niveles: parroquial, diocesano y patriarcal.

3. Se prescribe el siguiente rito que se encontrará inserto en la eucaristía abracista luego de la Homilía :



1.El celebrante le solicita el consentimiento público a los dos hermanos para iniciar el rito de Adelphopoiseis.

Los hermanos, estarán colocados en la iglesia delante del atril, en el cual se encontrará la cruz y las escrituras; el mayor de los dos se colocará a la derecha, mientras que el más joven se colocará a la izquierda;

2. se realizarán oraciones y letanías pidiendo que los dos sean unidos en el amor y se les recordará ejemplos de amor de la historia de la Iglesia;

3. los dos serán atados con un mismo cinturón o cuerda, sus manos se colocarán en los evangelios y una vela ardiendo se le entregará a cada uno;

4. los versos de Corintios primera 12:27 a 13:8 (Pablo de Tarso sobre el amor) y Juan 17:18-26 (Jesús de Nazaret sobre la unidad) serán leídos;

5. se leerán más oraciones y letanías como las indicadas en el punto 2;

6. se rezará el Padre nuestro;

7. la pareja recibirá los regalos santificados de una Copa Común y la Cruz Patriarcal;

8. se les conducirá alrededor del atril mientras se dan la mano y se canta un himno al amor

9. intercambiará besos y abrazos; y

10. los presentes cantarán: “¡Oh, qué bueno, qué dulce habitar los hermanos todos juntos!” (Salmos 133:1).

ORACIÖN ( Oficiante)

Dios todopoderoso, que fuiste antes que el tiempo y serás por todos los tiempos, que enviaste a tu Hijo a visitar a los hombres a través del seno de la Madre de Dios y Virgen María, envía a tu santo ángel a estos tus servidores [nombre] y [nombre], para que se amen el uno al otro, así como tus santos apóstoles Pedro y Pablo se amaban y Andrés y Jacobo, Juan y Tomás, Jacobo, Felipe, Mateo, Simón, Tadeo, Matías y los santos mártires Sergio y Baco, así como Cosme y Damián, no por amor carnal, sino por la fe y el amor del Espíritu Santo, que todos los días de su vida permanezcan en el amor. Por Jesucristo, nuestro señor. Amén

11. La pareja se pondrá de rodillas y el Celebrante impartirá sobre ella la Bendición de Unión

12. La comunidad recibe con aplausos y abrazos a la nueva pareja.



4. Se celebra este rito sacramental a petición de la pareja que presente certificación legal de su unión, si esta existe en su país, sino es así, cuatro testigos que avalen un año de relación de los solicitantes.

5. Se basa esta determinación patriarcal a los antecedentes de este rito en la Iglesia Cristiana Antigua que fueron verificados por este Consejo.

Infórmese al Pueblo de Dios a través de sus Pastores de estas resoluciones del Consejo , ya que nuestro Patriarca aprobó lo que se plasma en este documento.

En el Centro Patriarcal “ Providencia” , Montevideo 18 de julio del año del Señor 2010

Su Beatitud
Monseñor + + + Sebastián Camacho Bentancur
Arzobispo Primado de la Iglesia Católica Apostólica Antigua del Río de la Plata
Patriarca de la Comunión Apostólica Ecuménica

Su Eminencia Reverendísima
Monseñor ++ Hugo Zambrano

Arzobispo (In memoriam) Presidente

Su Eminencia Reverendísima
Monseñora + + Noelia Sosa Prelada de Sta. Mª Magdalena
Guardiana de Pastoral

Su Eminencia Reverendísima
Monseñor ++ Jorge Sandes
Arzobispo Camerarius

Su Excelencia Reverendísima
Monseñor Javier Calonge Monseñor
Administración Eclesial Patriarcal .
Canciller Patriarcal.

Su Eminencia Reverendísima
++Juan Carlos Uruquhart
Arzobispo de Argentina - Chile
Secretario General del M.A.I

Hermana Reverenda Diácona
Presidenta de la Cámara de Diáconos

Marta Rodríguez Sonia Arias
Presidenta de la Cámara de Laicos
Secretaria de la Prelatura S.M.M

Hermana Mirta Saboredo
Núcleo Abracista Central

Fuentte: http://institutosancipriano.blogspot.com/2010/07/consejo-patriarcal-rito-de.html

miércoles, 21 de julio de 2010

El Evangelio de Lucas según la Biblia Queer - Entrega 7-

EVANGELIO DE LUCAS / Robert E. Goss, en The Queer Bible Commentary. Traducción: M.C.R.P.

HOMBRES DE GÉNERO DIVERSO.

Los discípulos varones de Jesús transgreden los códigos masculinos y habitan un espacio límite de género en el mundo antiguo. Moxnes ve a los seguidores de Jesús como eunucos, “construyendo una tierra de no-hombres” (Moxnes 2003: 91-107) El papel masculino se identifica con el patriarca dueño de casa. Para Moxnes, Jesús es el prototipo de no-dueño de casa, no tiene casa y permanece como itinerante, predicando el reino de Dios: “De esta manera, su masculinidad era amenazadora. No se comportaba como un “verdadero hombre” (Moxnes 2003: 96) Jesús estaba fuera de lugar en la ideología masculina grecorromana y judía; rechaza el papel de “macho” en la masculinidad hegemónica de su cultura, y también el matrimonio (o al menos, las fuentes canónicas no mencionan ningún matrimonio) que tenía el principal fin de engendrar herederos varones. Sin herederos, su linaje no se continuaría. Abandonó nombre de familia, poder y estatus. Más aún, Jesús rompió el género patriarcal y procreador que era prototípico de su cultura, y llamó a hombres, no en estructuras anti-masculinas, sino en un espacio límite de género, del reino de Dios.

Jesús sacó de sus hogares a sus discípulos varones, aunque a una posición masculina inferior en el mundo social galileo. Sus discípulos dejaron sus casas, posesiones y familias. Moxnes describe a estos varones como una “masculinidad versátil” (Moxnes 2003: 96) Ellos aceptaron voluntariamente la pobreza, el liderazgo y una hospitalidad inclusiva. El llamado al discipulado (9.60,62) sobrepasa las obligaciones de familia, pues dejaron a sus familias, esposas e hijos, para crear una nueva familia.

Jesús no se preocupa por lo que ha llegado a conocerse como valores familiares tradicionales: “En verdad, les digo, no hay nadie que haya dejado casa o esposa o hermanos o padres o hijos, por el reino de Dios, no reciba mucho más en este tiempo y en el tiempo futuro, de vida eterna” (18.29-30) Jesús llama a sus discípulos varones a un espacio “queer”, una dislocación de los papeles de género masculino en su sociedad.

domingo, 18 de julio de 2010

Reflexiones del domingo 18 de julio.-

Mensaje Semanal.-

“Yendo ellos de camino, entró en un pueblo; y una mujer, llamada Marta, le recibió en su casa. Tenía ella una hermana llamada María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su Palabra, mientras Marta estaba atareada en muchos quehaceres. Acercándose, pues, dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola en el trabajo? Dile, pues, que me ayude.» Le respondió el Señor: «Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas; y hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola. María ha elegido la parte buena, que no le será quitada.»” (Lc. 10,38-42, versión Biblia de Jerusalén).

En esta reflexión semanal agradecemos la presencia del Rvdo. Leonardo Goyret, Director del Instituto Teológico Anglicano, en la celebración de la tarde de ayer, donde nos dirigió su mensaje. Lo que sigue, es nuestra reflexión de los aportes del Rvdo. Goyret.

Seguramente Jesús iba acompañado en ese viaje de sus algunas personas que se alejaron con él en la casa Marta, María y Lázaro que eran herman@s; aunque de este último no se habla en este relato.

Era normal que mientras los hombres se reunían para discutir sobre las Sagradas Escrituras en las casas, las mujeres no participaran, dedicándose a las tareas del hogar, tal como lo hizo Marta. Incluso en la sinagoga, hombres y mujeres estaban separados y a ellas no se les permitía participar de las conversaciones, simplemente escuchaban en otro espacio separado por un velo.

María, permanece con Jesús y los hombres. Escucha al Maestro y está presente en el diálogo con los discípulos varones. No se dedica a las tareas domésticas, aspecto que molesta a su hermana Marta. María asume un rol social que correspondía a los varones y no a las mujeres. De esta forma transgrede lo que era considerado normal.

Marta, en cambio, se comporta de la forma socialmente esperada para su rol femenino. Seguramente estaba dedicada de lleno a preparar las habitaciones y la comida para Jesús y quienes lo acompañaban. La presión por las tareas que tenía que realizar y el comportamiento no esperado de su hermana la lleva a expresar esa situación ante el Maestro.

Jesús, como siempre, desconcertante. No sólo acepta la transgresión de María y la justifica, sino que además cuestiona a Marta.

Las comunidades cristianas somos interpeladas por este evangelio. Muchas veces optamos por quedarnos en la seguridad de nuestras costumbres y tradiciones por comodidad o por miedo, entre otros muchos “por”. Sin embargo, en las enseñanzas y en los hechos de Jesús encontramos permanentemente la actitud transgresora de lo pautado como “normal” o lo “natural” por la sociedad y la religión.

Nuestras comunidades ¿qué postura toman frente a los ministerios ordenados para las mujeres? ¿y frente al matrimonio de personas del mismo sexo?. A la luz de este relato de Lucas ¿Qué diría Jesús respecto de estos dos temas?.

Tengan buena semana y muchas bendiciones!

Segundo Encuentro Ecuménico de Conmemoración y Reflexión en el marco del Día Nacional de Lucha contra el VIH SIDA.-

Segundo Encuentro Ecuménico de Conmemoración y Reflexión en el marco del Día Nacional de Lucha contra el VIH SIDA.-

Las Iglesias Cristianas abajo firmantes junto a la Red Uruguaya de Personas que Viven con VIH, convocamos a participar del Segundo Encuentro Ecuménico de Conmemoración y Reflexión en el marco del Día Nacional de Lucha contra el VIH SIDA.

Convencidas de que el Evangelio de Jesús nos desafía a estar junto a aquellas personas que por vivir con VIH se ven sometidas a situaciones de vulnerabilidad, discriminación y exclusión, hemos trabajado durante semanas en la organización de este encuentro ecuménico.

Seguir las huellas de Jesús, nos coloca indudablemente en situaciones que nos desafían a cada instante a continuar humanizando las estructuras de nuestra sociedad, de nuestras organizaciones, de nuestras iglesias y de esa manera también a nosotros y a nosotras.

Con estas acciones queremos contribuir a la unidad de la Iglesia de Jesús partiendo de la diversidad de dones que está presente en cada tradición cristiana dando un mensaje de solidaridad a la sociedad uruguaya y especialmente a aquellas personas que viven con VIH.

Por eso, invitamos a las comunidades cristianas, a la primer reunión preparatoria que será el lunes 19 de julio a las 19.00 hs. en Lima 1621.

Red Uruguaya de Personas que Viven con VIH.
Pastoral de Salud – Iglesia Anglicana del Uruguay – San Esteban
Iglesia Católica Apostólica Antigua del Río de la Plata
Iglesia Metodista en el Uruguay
Comunidad Diversidad Cristiana

jueves, 15 de julio de 2010

El Evangelio de Lucas según la Biblia Queer - Entrega 6-

EVANGELIO DE LUCAS / Robert E. Goss, en The Queer Bible Commentary. Traducción: M.C.R.P.


HAGAMOS “QUEER” AL REINO DE DIOS…

Si las iglesias pasaran tanto tiempo en el tema “sexualidad”, como lo hizo Jesús en su ministerio y sus palabras, serían mucho más sanas de lo que son en cuanto a la moralidad sexual.

A menudo leen las Escrituras Cristianas para justificar la subordinación de las mujeres a los hombres, los valores familiares tradicionales o el matrimonio heterosexual y la demonización de la homosexualidad. El apoyo para estas tres posiciones, no se encuentra al leer a Lucas, ya que Jesús transforma en “queer” los códigos de género, familias patriarcales y vida resucitada.

MUJERES NO-CONFORMISTAS.

Lucas participa de los códigos patriarcales de la ideología grecorromana, pero hereda de la tradición de Jesús el “discipulado de iguales”. Ha habido una tormenta de disputas entre los eruditos, al leer el tema “mujer” en este Evangelio. Algunos han afirmado que Lucas tiene una visión positiva de la mujer, mientras otros mantienen que la tiene negativa, en cuanto a que hayan sido líderes en el movimiento de Jesús. Por ejemplo, Lucas omite la historia de la mujer gentil que mantiene una discusión con Jesús (Marcos 7.24-30) No hay historias de llamado al discipulado de mujeres, en los Evangelios; permanecen – en la narración – en los bordes de las Escrituras. Sin embargo, Lucas debe acomodarse a la presencia histórica de las mujeres en la tradición de Jesús, y hay mujeres visibles en Lucas, aunque generalmente silenciosas. Schaberg y otras eruditas feministas, han notado cómo Lucas retrata a las mujeres como modelos de sumisión a los líderes varones (Schaberg 1992: 63)

Las mujeres acompañan a Jesús; lo apoyan económicamente. Hay un grupo de mujeres (8.2-3), que proveen para todo el grupo, más allá de sus posibilidades (8.13). Las discípulas viajan fuera de los confines de su hogar, acompañándolo hasta la cruz y son las primeras testigos de su resurrección. En este sentido – desde el punto de vista espacial – rompen las categorías culturales de la mujer como hijas, esposas y madres respetables. Lucas retrata a mujeres solo al pie de la cruz, pero permanecen sin nombre. Halvor Moxnes se refiere a las mujeres que seguían a Jesús, como “mujeres irregulares”:

“Probablemente no eran casadas, o tenían alguna libertad en la relación, tanta como para dejar a sus esposos. No tenían niños menores a su cargo, o habían llegado a esa etapa de la vida en que eran libres, debido a su edad. Así, su esfera de posibilidades estaba abierta.” (Moxnes 2003: 100)

Estas mujeres eran más que “irregulares”, quizás transgresoras, pues podían seguir a Jesús, así como lo hacían los hombres. Eran mujeres liminales, si no culturalmente despreciadas, que cruzaban el umbral del género y se metían en el espacio masculino. Jesús anota que las mujeres estériles eran “benditas” (23.29) y estas mujeres eran una vergüenza para los códigos judíos. Aquí, Jesús da vuelta el estatus de estas mujeres en el reino de Dios. Irregulares, incluso transgresoras, pueblan el reino de Dios y forman el núcleo de las discípulas de Jesús.

La historia de Martha y María (10.38-42) ha dado lugar a discusiones muy productivas, en cuanto a si este relato apoya el rol de sumisión al liderazgo masculino en el movimiento de Jesús, y en las actividades misioneras posteriores de la Iglesia.

María está en silencio y oyendo pasivamente a Jesús, mientras Martha se afana y se distrae en su servicio (“diakonia”), y algunas feministas entienden esto como que Lucas desprecia el liderazgo femenino y justifica la pasividad de la mujer al estar escuchando a Jesús. Hay dos lecturas que se resisten a la sumisión femenina al liderazgo masculino. Warren Carten entiende que el uso que hace Lucas del término “diakonia” no se refiere específicamente al servicio doméstico, sino que “designa a un portavoz o agente, un “intermediario” que ministre en nombre de Dios” (Carter 2002: 222) Martha no está distraído con las obligaciones culinarias como tradicionalmente se predica, sino con sus obligaciones que implican el cuidado de los seguidores, la enseñanza y la predicación. Está ocupándose en lo que necesita hacer mientras su socia en el ministerio, María, está sentada a los pies de Jesús. Su problema está en lo que ella percibe como haraganería de María. La suave reprimenda de Jesús es una recordación de que se tome un tiempo, que no esté tan ansiosa, y adopte por un momento la actitud de María. El trabajo se podrá hacer más tarde. Una lectura “queer” podría construirse sobre la naturaleza litúrgica del texto. María se mete en el espacio masculino, recibiendo una educación teológica que la autoriza a transformarse en líder. Es una de esas mujeres “irregulares” que siguen a Jesús, preparándose para ser una discípula. Las mujeres “irregulares” son modelos de discipulado en la anunciación a María; la hermana de Martha, y las mujeres en la tumba de Jesús.

martes, 13 de julio de 2010

Acciones Ecuménicas.-

"Padre, que todos sean uno para que el mundo crea" (Jn. 17,21).

Con la certeza de que las comunidades cristianas estamos llamadas a construir la unidad de la Iglesia de Jesús, desde la diversidad de tradiciones y experiencias, a partir del mes en curso, estaremos invitando a personas de otras tradiciones cristianas a participar junto a nuestra comunidad y estaremos participando junto a quienes nos inviten.

El próximo sábado 17 de julio, a las 18.00 hs. el Rvdo. Leonardo Goyret, director del Instituto Teológico Anglicano, predicará en nuestra celebración comunitaria.

lunes, 12 de julio de 2010

El Evangelio de Lucas según la Biblia Queer - Entrega 5-

EVANGELIO DE LUCAS / Robert E. Goss, en The Queer Bible Commentary. Traducción: M.C.R.P.

ACCIÓN COMPASIVA

Ungido con el Espíritu en su bautismo, Jesús comienza su ministerio profético, declarando que el versículo profético de Isaías 61.1, se ha cumplido hoy. Para Lucas, Dios lo ha ungido como un profeta carismático, para predicar la buena noticia a los pobres, proclamar la libertad a los cautivos, traer recuperación de la vista a los ciegos, liberar a los oprimidos, y proclamar un año de gracia del Señor. Jesús rompe los límites sociales y físicos, para sanar y componer las vidas. Lucas destaca la compasión en el ministerio de Jesús. En el “Sermón en el Llano”, Jesús anuncia: “Sean compasivos como su Dios lo es” (6.36) Marcus Borg anota que “…el término compasivo tiene las connotaciones de alimentador, dador de vida, abrazador; quizás también sugiere sentimientos de ternura” (Borg 1984 (1998):102)

Jesús habla y vive la compasión de Dios, dirigiéndose a los pobres y los ricos de la misma manera, curando a los que sufren y creando una comunidad inclusiva. Las curaciones y exorcismos son importantes en el ministerio de Jesús. El Evangelio de Lucas destaca los sufrimientos de las personas que buscan curación. Tradicionalmente, Lucas fue considerado como médico, y esa impresión emerge del retrato que hace de Jesús, como un sanador compasivo; que cura a los enfermos y exorcisa a los poseídos. Para Lucas, Jesús restaura a aquellos que están enfermos y los incluye en una nueva sociedad: el reino de Dios. Como los enfermos no forman parte del reino de los sanos, deben ponerse aparte o excluirse. Jesús expresa la compasión de Dios para con aquellos que sufren físicamente, incluso desafiando las leyes del Sabbath, en cuanto a la curación de los enfermos (4.31-37; 6.6-11; 13.10-17; 14.1-6) Jesús argumenta que el Sabbath es un día de restauración y totalidad, y qué mejor día para curar y hacer que las personas estén completamente sanas. El Sabbath está hecho para mostrar la compasión de Dios.

Un paralelo entre las historias de curación de Jesús y los “queer” contemporáneos es el cambio de los cuerpos. ¿Por qué los cuerpos de los translesbigay provocan respuestas tan fóbicas? ¿Por qué los cuerpos enfermos en la Palestina del siglo I, provocaban respuestas tan fóbicas? En ambos casos, el miedo a la polución es sintomático de una sociedad ansiosa en cuento a los límites sociales. Cualquier cosa que cruce o rompa esos límites, es potencialmente peligroso y definitivamente contaminante de la sociedad, entonces y ahora.


El clima de las exclusiones de horrible tanto en el siglo I de Palestina como en las culturas contemporáneas. Esto es claro para muchas personas “queer” que han vivido las peores devastaciones de la pandemia VIH-SIDA. Comparemos la curación de los leprosos en Lucas (5.12-16; 17.11-19), con el siguiente relato de un joven portador de VIH:

“Un joven de Carolina del Norte pareció evaporarse hasta puro espíritu, mientras su cuerpo se marchitaba y su vista iba perdiéndose en una nube. En el último año de su vida, lo alimentaba su mamá, de mañana, al mediodía y de noche, alcanzándole el alimento desde su puerta trasera”(Brantley 1996: 217)

Jesús no dudó en tocar a los leprosos, mientras esta madre alimentaba a su hijo ciego desde la puerta, sin dejarlo entrar a la casa. Los códigos de pureza de los cristianos modernos son a menudo tan letales e inhumanos como los códigos antiguos. La víspera de Navidad, una rica iglesia Episcopal (muchas historias parecidas se encuentran en otras iglesias también) de San Luis, descubrió que un sacerdote, Carlos, tenía SIDA, cuando fue hospitalizado por una neumonía. Empacaron sus pertenencias y lo pusieron en la calle. Una comunidad de fe le dio la bienvenida a sus servicios de los viernes:

“Para los cristianos “queer”, el rostro de Dios se imagina en los muchos rostros de las personas que viven con VIH, dentro de su comunidad o fuera de ella…Ellos descubrieron a un Dios que está profundamente encarnado en su mundo social, un Dios que sufre cuando ellos sufren…Dios realmente sufre con las personas VIH, su enfermedad, y sus aflicciones sociales. (Goss 1993: 135)

La solidaridad compasiva de Dios con los enfermos y los poseídos, transgrede los límites físicos y sociales que los excluyen de la sociedad.

La antropóloga Mary Douglas argumenta que los mapas del cuerpo físico se repiten en el cuerpo social. Las normas que regulan y clasifican el cuerpo humano forman un microcosmos de los mapas normativos que gobiernan el cuerpo social (Douglas 1966; Neyrey 1991) Jesús se ocupó de los “moralmente impuros”, tanto como se ocupó de los físicamente impuros. Es tan flagrante con los códigos morales de pureza, como lo es con su transgresión física, tocando a los muertos y a los leprosos, y curando a una mujer que estaba menstruando. Comía con los sospechosos de inmorales: cobradores de impuestos, prostitutas y pecadores (5.27-32; 7.29-31; 15.1-2; 18.4-14; 19.1-10) Jesús fue un profeta “queer”, fuera de lugar, en su no adhesión a los códigos de santidad/pureza. Compasivo, dio la bienvenida a los excluidos del reino de Dios, proclamando que Él había dibujado nuevos mapas de pureza y santidad.

domingo, 11 de julio de 2010

Reflexiones del domingo 11 de julio.-

La parábola del "maricón bueno".

Un maestro de la ley fue a hablar con Jesús, y para ponerlo a prueba le preguntó: —Maestro, ¿qué debo hacer para alcanzar la vida eterna? Jesús le contestó: —¿Qué está escrito en la ley? ¿Qué es lo que lees? El maestro de la ley contestó: —‘Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y, con toda tu mente’; y ‘ama a tu prójimo como a ti mismo.’ Jesús le dijo: —Has contestado bien. Si haces eso, tendrás la vida.

Pero el maestro de la ley, queriendo justificar su pregunta, dijo a Jesús: —¿Y quién es mi prójimo? Jesús entonces le contestó: —Un hombre iba por el camino de Jerusalén a Jericó, y unos bandidos lo asaltaron y le quitaron hasta la ropa; lo golpearon y se fueron, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote pasaba por el mismo camino; pero al verlo, dio un rodeo y siguió adelante. También un levita llegó a aquel lugar, y cuando lo vio, dio un rodeo y siguió adelante. Pero un hombre de Samaria que viajaba por el mismo camino, al verlo, sintió compasión. Se acercó a él, le curó las heridas con aceite y vino, y le puso vendas. Luego lo subió en su propia cabalgadura, lo llevó a un alojamiento y lo cuidó. Al día siguiente, el samaritano sacó el equivalente al salario de dos días, se lo dio al dueño del alojamiento y le dijo: ‘Cuide a este hombre, y si gasta usted algo más, yo se lo pagaré cuando vuelva.’ Pues bien, ¿cuál de esos tres te parece que se hizo prójimo del hombre asaltado por los bandidos? El maestro de la ley contestó: —El que tuvo compasión de él.

Jesús le dijo: —Pues ve y haz tú lo mismo (Lc. 10,25-37 – Versión “Dios Habla Hoy” Biblia de Estudio).


En la parábola del buen samaritano, Jesús nos presenta dos temas centrales para las comunidades cristianas.

En primer lugar presenta lo esencial de la vida cristiana: el amor a Dios que no se puede separar del amor al prójimo. Ambos están profundamente ligados.

En segundo lugar presenta una situación realmente revolucionaria. Un hombre iba de Jerusalén a Jericó y fue asaltado y herido. Por el trayecto nos permite suponer que era judío. Un sacerdote y un levita, ambos integrantes de la clase religiosa del pueblo judío lo ven y siguen de largo, no lo asisten. Fue un habitante de Samaría quien lo socorrió.

Los habitantes de Samaría eran despreciados por los de Judea. Era considerada gente impura por la mezcla de razas consecuencia de la deportación asiria en el 722 aC. Era considerada gente hereje porque consideraban sagrados sólo una parte de las Escrituras Hebreas (Antiguo o Primer Testamento). Eran considerados cismáticos porque no adoraban a Dios en el templo de Jerusalén. El pueblo judío discriminaba y excluía al pueblo samaritano.

Jesús es radicalmente duro con sus contemporáneos judíos. Presenta al samaritano despreciado, discriminado y excluido por el pueblo judío como un hombre bueno, solidario y piadoso que comprendió lo esencial del mandamiento divino: el amor a Dios solamente es real cuando se expresa a los seres humanos sin hacer diferencia.

Haciendo una actualización de este texto, perfectamente podríamos ubicar en el lugar del buen samaritano, a personas GLTTB, víctimas del prejuicio y la discriminación de algunas Iglesias cristianas, que sin embargo, aunque no frecuentan los templos, ni participan de las oraciones, se acercan y cuidan de otras personas ofreciendo su solidaridad. Así surgen los movimientos por los derechos civiles de las personas GLTTB, los movimientos a favor de las personas que viven con VIH, los movimientos por la equidad e igualdad de género.

Desde esta perspectiva podríamos leer la parábola del “buen maricón”:


Un obispo fue a hablar con Jesús y para ponerlo a prueba le preguntó: —Maestro, ¿qué debo hacer para alcanzar la vida eterna? Jesús le contestó: —¿Qué está escrito en la Biblia? ¿Qué es lo que lees cada domingo? El obispo contestó: —‘Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y, con toda tu mente’; y ‘ama a tu prójimo como a ti mismo.’ Jesús le dijo: —Has contestado bien. Si haces eso, tendrás la vida.

Pero el obispo, queriendo justificar su pregunta, dijo a Jesús: —¿Y quién es mi prójimo? Jesús entonces le contestó: —Un cristiano iba por la calle de regreso de la Iglesia, y unos bandidos lo asaltaron y le quitaron hasta la ropa; lo golpearon y se fueron, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote transitaba en su auto por la misma calle; pero al verlo, no se detuvo y siguió adelante. También una camioneta con monjitas pasaba por aquel lugar, y cuando lo vieron, tampoco detuvieron la marcha y siguieron adelante. Pero una travesti que estaba haciendo la prostitución en esa calle, al verlo sintió compasión. Se acercó a él, llamó un taxímetro y lo cargó hasta introducirlo dentro, lo acompañó hasta el servicio de salud más próximo, pagó el taxímetro y se quedó con él en la emergencia hasta que fue atendido, luego avisó a la familia del cristiano herido y lo acompañó hasta su casa. Pues bien, ¿quién te parece que se hizo prójimo del cristiano asaltado por los bandidos: el sacerdote, las monjitas o la travesti? El obispo contestó: —Quien tuvo compasión de él. Jesús le dijo: —Pues ve y haz tú lo mismo

viernes, 9 de julio de 2010

La Primera Ministra se casó con su novia

Perfil.com
La Primera Ministra islandesa se casó con su novia
Johanna Sigurdardottir y su pareja contrajeron matrimonio apenas entró en vigencia la ley que las autorizó.
29.06.2010 | 12:40

El Parlamento islandés adoptó por unanimidad el 12 de junio la legalización del casamiento homosexual
Foto: CEDOC
La primera ministra islandesa, Johanna Sigurdardottir, contrajo matrimonio con su compañera el pasado domingo, primer día de vigencia de la ley que permite las bodas entre personas del mismo sexo en el país nórdico.

Según la televisión islandesa RUV, la dirigente se casó oficialmente con su compañera, Jonina Leosdottir, tras presentar una demanda para transformar su unión civil en un matrimonio. El principal medio islandés precisó que no hubo una ceremonia particular.

El Parlamento islandés adoptó por unanimidad el 12 de junio la legalización del casamiento homosexual, una ley que comenzó a regir este domingo. Hasta ahora las parejas del mismo sexo podían unirse legalmente y beneficiar de los mismos derechos que las parejas heterosexuales, pero la unión no era una verdadera boda.

Sigurdardottir, primera ministra desde febrero de 2009, es el primer jefe de gobierno islandés en declarar abiertamente su homosexualidad.

Fuente: AFP

Mujer serà lapidada en Iran

AMNISTIA INTERNACIONAL
Irán: Mujer en riesgo de ser ejecutada por adulterio

 El gobierno iraní hizo público un comunicado el 8 de julio en el que informaba de que Sakineh Mohammadi Ashtiani no sería lapidada; sin embargo, no menciona una conmutación de su pena de muerte, por lo que puede ser ejecutada en cualquier momento. El método de ejecución más usual en Irán es el ahorcamiento. Tu firma sigue siendo importante.

Sakineh Mohammadi Ashtiani. Fuente: Iran Human Rights www.iranhr.net

Sakineh Mohammadi Ashtiani, madre de dos hijos, está presa desde 2005. En mayo de 2006 fue condenada a recibir 99 latigazos por mantener una "relación ilícita" con dos hombres. Con posterioridad, fue declarada culpable de tener una "relación extramatrimonial" y condenada a morir por lapidación.

En el juicio, dos de los cinco jueces del tribunal la declararon inocente, señalando que ya había sufrido una condena de flagelación y que no había pruebas suficientes de adulterio contra ella. Sin embargo, los otros tres, incluido el presidente del tribunal, la declararon culpable basándose en el “conocimiento del juez”, un principio de la legislación iraní que permite a los jueces adoptar una decisión en relación con la culpabilidad del acusado, aun en ausencia de pruebas claras o concluyentes.

El Tribunal Supremo confirmó la condena de muerte el 27 de mayo de 2007. Su indulto pende de la decisión de la Comisión de Amnistía e Indulto, que ya se lo ha negado dos veces. El 8 de julio el gobierno iraní emitió un comunicado en el que se informaba que Sakineh no sería lapidada pero sigue corriendo el riesgo de ser ejecutada.

martes, 6 de julio de 2010

El Evangelio de Lucas según la Biblia Queer - Entrega 4-

EVANGELIO DE LUCAS / Robert E. Goss, en The Queer Bible Commentary. Traducción: M.C.R.P.

HOSPITALIDAD.-

A las personas “queer” les encanta compartir meriendas y fiestas. Nuestras comidas “queer” – ya sean “lluvia” espontáneas o elegantes banquetes – son un medio de conversación, comenzar y continuar relaciones sociales. El alimento y las conductas mientras se come, son parte de un complejo cultural; cumplen funciones sociales y culturales, además de satisfacer necesidades nutricionales. Construyen y expresan relaciones sociales y valores culturales; su forma puede imitar valores familiares y expresar visiones alternativas de relaciones y familias. Las comidas “queer” a menudo están abiertas a parejas, niños, amigos, amigos de amigos y antiguas parejas. John McNeill observa que la hospitalidad es una virtud “queer”, citando a Henri Nouwen y su definición: “esa virtud que nos permite romper la estrechez de nuestros miedos y abrir nuestra casa al extraño, con el entendido de que la salvación llega a nosotros en la forma de un viajero cansado” (McNeill 1988: 97) Para McNeill, la hospitalidad “queer” se expresa en la parábola del Buen Samaritano, donde el samaritano es un “drag queen” que levanta a un hombre herido en la Calle 42 de Nueva York y ve pasar a un sacerdote católico y a un trabajador social (McNeill 1988: 96) Pero vayamos más allá de lo que hace McNeill. Imaginemos que ese hombre herido es un cardenal católico o evangelista de televisión como Pat Robertson.

La sorpresa llega en el amor demostrado hacia alguien que ha perseguido activamente a la comunidad “queer” y ha instalado un clima de violencia social. Comunica el choque intencional de la parábola del samaritano y el mandato de Jesús, en cuanto al amor a nuestros enemigos. El reino de Dios es radicalmente inclusivo, y Jesús recomienda a su audiencia que imiten al samaritano compasivo, un excluido odiado y despreciado de esa época. La hospitalidad “queer”, de la misma manera, encuentra a Dios presente en el extranjero, el enemigo, o el líder religioso homofóbico.

Las comidas son las metáforas de Jesús para hablar del reino de Dios; expresan la inclusividad de Dios, las reglas de Jesús sobre la hospitalidad son profundamente “queer”; hace un giro a las costumbres y valores judíos sobre la comida para mostrar el reino de Dios. Jesús amaba festejar; se opone al ministerio de Juan el Bautista: “Porque Juan el Bautista no ha venido para comer pan y beber vino, y ustedes dicen que tiene un demonio; el Hijo de la Humanidad ha venido a comer y beber y ustedes dicen: Miren a un glotón y borracho, amigo de los cobradores de impuestos y pecadores” (7.34) Jesús se asocia con cobradores de impuestos y pecadores (7.50; 11.4; 15.7,10; 18.9-14; 19.1-10) Sus comidas son fiestas fuera de lugar para los judíos, con sus agendas estrictas de santidad/pureza, porque transgreden esa etiqueta de santidad/pureza y sugieren algo nuevo, con relaciones fuera de los límites. El perdón que Dios entrega a los pecadores, subvierte el sistema del templo, que ofrece sacrificios de reconciliación con Dios.

¿Cuáles son las reglas de hospitalidad en las comidas de Jesús? Él hace “queer” las reglas de etiqueta, detallando a quiénes no invitar: amigos, parientes, vecinos ricos, y cualquiera que pueda devolver el favor de la invitación (14.12) Los huéspedes invitados son reemplazados por los que nadie quiere: los pobres, los lisiados, el rengo y el ciego (14.13-14) La lista de invitados se repite en la parábola de la Gran Cena, en que el anfitrión pide al servidor que vaya a las calles e invite a las personas marginadas, al banquete (14.21) Aquí, Jesús incluso impacta a algunos anfitriones “queer”, invitando no a los super estrellas, sino a aquellos con cuerpos menos que perfectos y los “nadies queer” No existe la capacidad de reciprocidad ni la posibilidad de mejorar el estatus del anfitrión dentro de esos grupos. El orden social es revertido en el reino de Dios, ya que las comidas festivas de Jesús divide a las familias, pone a sus miembros en diferentes lugares, e invita a todo tipo de personas sospechosas, con lugares sociales excluidos y empleos “queer”. Los extraños se convierten así en “de dentro”, y viceversa. Estas comidas expresan metafóricamente la invitación promiscua de Dios, a la gracia y compasión para todos, y la inversión de la jerarquía. Para Dominic Crossan, las comidas de Jesús crean una visión igualitaria del reino de Dios:

“El reino de Jesús, de “nadies” e indeseables, en el aquí y ahora de este mundo, es seguramente igualitaria y, como tal, hace que las distinciones sexuales y sociales, políticas y religiosas se conviertan en completamente irrelevantes y anacrónicas…Pero la falta radical de diferenciación social permanece como un desafío a todas las especificaciones, interpretaciones y actualizaciones del Reino proclamado por Jesús” (Crossan 1991: 298)

Esta visión igualitaria crea un problema para las fracciones judías que competían con su propia política y santidad, y sus intentos de construir muros y barreras alrededor de la gracia de Dios. La gracia incondicional de Dios todavía permanece “fuera de lugar”, o destructiva para la mayoría de iglesias, donde la doctrina, la conducta aceptada y los “corazones puros” (“sin deseos eróticos”) son necesarios para recibir la comunión. Las Iglesias de la Comunidad Metropolitana continúan con las prácticas “queer” de la mesa, con una comunión abierta a todos. En sus servicios, los celebrantes proclaman una invitación abierta: “Esta mesa no pertenece a la ICM, ya sea usted un cristiano practicante o no, es bienvenido/a para recibir la comunión.”