Miembro de la Comunión Anglicana Libre - Iglesia Episcopal Libre y de la Comunión de Iglesias de Tradición Católica

martes, 27 de abril de 2010

No perder la Identidad.- Un aporte a la reflexión del próximo domingo.-

5 Pascua Juan 13, 31-33a.34-35

NO PERDER LA IDENTIDAD
JOSÉ ANTONIO PAGOLA
SAN SEBASTIÁN (GUIPUZCOA).

ECLESALIA, 28/04/10.- Jesús se está despidiendo de sus discípulos. Dentro de muy poco, ya no lo tendrán con ellos. Jesús les habla con ternura especial: «Hijitos míos, me queda poco de estar con vosotros». La comunidad es pequeña y frágil. Acaba de nacer. Los discípulos son como niños pequeños. ¿Qué será de ellos si se quedan sin el Maestro?

Jesús les hace un regalo: «Os doy un mandato nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado». Si se quieren mutuamente con el amor con que Jesús los ha querido, no dejarán de sentirlo vivo en medio de ellos. El amor que han recibido de Jesús seguirá difundiéndose entre los suyos.

Por eso, Jesús añade: «La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros». Lo que permitirá descubrir que una comunidad que se dice cristiana es realmente de Jesús, no será la confesión de una doctrina, ni la observancia de unos ritos, ni el cumplimiento de una disciplina, sino el amor vivido con el espíritu de Jesús. En ese amor está su identidad.

Vivimos en una sociedad donde se ha ido imponiendo la "cultura del intercambio". Las personas se intercambian objetos, servicios y prestaciones. Con frecuencia, se intercambian además sentimientos, cuerpos y hasta amistad. Eric Fromm llegó a decir que "el amor es un fenómeno marginal en la sociedad contemporánea". La gente capaz de amar es una excepción.

Probablemente sea un análisis excesivamente pesimista, pero lo cierto es que, para vivir hoy el amor cristiano, es necesario resistirse a la atmósfera que envuelve a la sociedad actual. No es posible vivir un amor inspirado por Jesús sin distanciarse del estilo de relaciones e intercambios interesados que predomina con frecuencia entre nosotros.

Si la Iglesia "se está diluyendo" en medio de la sociedad contemporánea no es sólo por la crisis profunda de las instituciones religiosas. En el caso del cristianismo es, también, porque muchas veces no es fácil ver en nuestras comunidades discípulos y discípulas de Jesús que se distingan por su capacidad de amar como amaba él. Nos falta el distintivo cristiano.

Los cristianos hemos hablado mucho del amor. Sin embargo, no siempre hemos acertado o nos hemos atrevido a darle su verdadero contenido a partir del espíritu y de las actitudes concretas de Jesús. Nos falta aprender que él vivió el amor como un comportamiento activo y creador que lo llevaba a una actitud de servicio y de lucha contra todo lo que deshumaniza y hace sufrir el ser humano. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).


FUENTE: http://www.eclesalia.net

Para contactar, suscribirse/darse de baja: eclesalia@eclesalia.net

domingo, 25 de abril de 2010

Celebración del 25 de abril.-


En la tarde de hoy, nuestra comunidad celebró, junto a quienes nos visitaron, el gozo de la diversidad expresado a través del rito del encendido de velas de diferentes colores y de diferentes tamaños, desde la única llama del cirio que acompaña todas nuestras celebraciones.



Realizamos las ofrendas semanales y oramos sobre ellas. El merendero de Casa del Abrazo en el Cerro es el beneficiario de la ofrenda semanal de nuestra comunidad.



Nos reunimos en memoria de Jesús, en torno a la mesa, donde compartimos la Palabra, el Pan y la Copa de la Alianza.

sábado, 24 de abril de 2010

Celebración del 24 de abril


Palabras de integrantes de Diversidad Cristiana, en la celebración donde fue ordenado uno de sus miembros, por la Comunión Apostólica Ecuménica a través de la Iglesia Católica Antigua.

Buenas tardes, hermanos y hermanas:

Al inicio de esta celebración, la Comunidad Diversidad Cristiana desea agradecer a la Iglesia Católica Antigua el apoyo constante que ha proporcionado en estos meses a nuestro grupo, con su presencia y oración, el compartir y pensar juntas. También agradecemos el respaldo institucional, con su personería jurídica y la ordenación de nuestro hermano Julio, para dar en todo momento la mano a nuestro peregrinar desde el invierno pasado hasta hoy.

Bienvenidos y bienvenidas a esta celebración que para nuestro grupo es un hito importante en nuestro caminar junto a ustedes, hermanos y hermanas de la Iglesia Antigua.

 
 
Montevideo, 24 de abril de 2010.-

viernes, 23 de abril de 2010

Reflexiones en el cuarto domingo de Pascua.-

“Mis ovejas reconocen mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen.
Yo les doy vida eterna, y jamás perecerán ni nadie me las quitará.
Lo que el Padre me ha dado es más grande que todo, y nadie se lo puede quitar.
El Padre y yo somos uno solo”. (Jn. 10,27-30 – Biblia Dios Habla Hoy).

Jesús, en cuanto Pastor, es enviado al pueblo judío (Jn. 10,27) pero también a los pueblos no judíos (Jn. 10,16). Esta actitud de gratuidad y misericordia que presenta el Evangelio de Juan, es esencial para la construcción de una Iglesia sin discriminaciones y exclusiones, encarnada y pascual. Una Iglesia acogedora, contenedora y sanadora para todas las personas, para que puedan realizarse en plenitud, sin importar si es mujer u hombre, su orientación sexual, si está divorcia, si vive con VIH, si no es de las “nuestras”.

Las discípulas y los discípulos de Jesús, creemos y trabajamos para que su proyecto inclusivo y liberador, que es vida con dignidad y en abundancia para todas las personas sin exclusión (Jn. 10,28), sea generador de justicia y solidaridad en nuestro tiempo y en nuestro medio.

La unidad entre las personas, entre las Iglesias, y por qué no entre las religiones, un desafío que las discípulas y los discípulos de Jesús enfrentamos, no encuentra en la diversidad un obstáculo, sino una fortaleza que la enriquece y consolida, a semejanza de la unidad entre Jesús y su Padre (Jn. 10,30).

Como comunidad discipular, una entre muchas, nuestra comunidad Diversidad Cristiana, se siente llamada a profundizar y experimentar estas dos líneas de reflexión: inclusión con vida digna y abundante para todas las personas, y diálogo ecuménico e interreligioso.

_____________
Koinonía nos presenta en la serie «Un tal Jesús» de los hermanos López Vigil, capítulo 86, una actualización del Evangelio de hoy. Puede escucharse en (http://www.untaljesus.net/audios/cap86b.mp3), o leerse en (http://www.untaljesus.net/texesp.php?id=1400086) y la serie «Otro Dios es posible», de los mismos autores, tiene en el capítulo 95, titulado «¿Cuál religión fundó Jesús?», un rico aporte para despertar el diálogo-debate en nuestras comunidades. El guión y audio puede recogerse en http://www.emisoraslatinas.net/entrevista.php?id=190095

lunes, 12 de abril de 2010

Inauguramos nuestro espacio comunitario.

El pasado domingo 11 de abril, con participación de personas y comunidades amigas, inauguramos nuestro espacio de reuniones en la calle Lima 1621, gracias al apoyo de la Iglesia Metodista de Aguada.

Inicio de la celebración y bienvenida: María Cristina.



Ceremonia de entrega de llaves: Pastora Iris Moreira (Iglesia Metodista de Aguada) y Vartán (Diversidad Cristiana).



Ceremonia de dedicación del espacio comunitario Iglesia Católica Apostólica Antigua.


Liturgia de la Palabra.
Proclamación del Evangelio a cargo de Vartán (Diversidad Cristiana)


Mensaje a cargo de Julio (Diversidad Cristiana)


Momento de la Oración Comunitaria a cargo de la Iglesia Episcopal del Uruguay


finalizamos este momento con el Padre nuestro


Lirurgia de la Mesa.


Envío y Abrazo de Paz.


Despedida

Agradecemos a la Pastora Iris Moreira por recibirnos en su local, a Mons. Sebastián Camacho por acompañarnos y apoyarnos durante el tiempo en que se fue gestando nuestra comunidad y por facilitarnos la estructura jurídica de la Comunión Apostólica Ecuménica, a Mons. Luis Acuña por acompañarnos en esta instancia.


"Padre, que tod@s sean un@ para que el mundo crea" (Jn. 17,21).

domingo, 11 de abril de 2010

Presentación.-

Bienvenidas y bienvenidos a nuestro sitio en internet.

Nuestra comunidad está formada por personas diferentes: en género (mujeres y hombres) y en procedencia religiosa (tradiciones romana, protestantes y ortodoxas); por personas que adhieren al mensaje solidario, abierto, buscador de justicia, de amor, de paz que comunicó al mundo Jesús de Nazaret.

Tratamos de vivir de acuerdo con lo que El enseñó y practicó y por lo que perdió su vida en la cruz.

Nadie nos pregunta de dónde venimos ni cual es nuestra orientación sexual. En nuestra comunidad hay lugar para personas trans, homosexuales, bisexuales y heterosexuales.

Celebramos el mensaje liberador de Jesús, una vez a la semana; leemos la Biblia, nos unimos en la fracción del pan y en la copa de la Alianza. Compartimos alegrías y problemas, tratando de ayudarnos en lo posible. Salimos de la celebración alegres y optimistas. Tratamos de vivir de acuerdo con lo que creemos y celebramos.

Por eso nos llamamos DIVERSIDAD CRISTIANA. La diversidad es variedad, desemejanza, diferencia. Somos personas diversas, que aspiramos a construir la unidad, a partir de la fe y el compromiso de contribuir a la creación de un mundo mejor que este.

Te invitamos a ser uno/a de nosotros/as. ¡Tengan paz!