Miembro de la Comunión Anglicana Libre - Iglesia Episcopal Libre y de la Comunión de Iglesias de Tradición Católica y Apostólica. Personería Jurídica 10103 (M.E.C. Uruguay).

domingo, 16 de mayo de 2010

17 de Mayo: Día Mundial de lucha contra la Homofobia.

Una lectura histórico crítica de la Biblia nos permite afirmar que:

- Las enseñanzas de Jesús recibidas a través de los Evangelios nada dicen en contra de las personas GLTTB ni de las prácticas sexuales con personas del mismo sexo: el Jesús histórico no condenó a las personas GLTTB ni sus prácticas sexuales.

- Las enseñanzas que nos traen los escritos evangélicos sobre los “delitos sexuales” no se refieren a las personas GLTTB ni a las prácticas sexuales con personas del mismo sexo (Lc. 7,36-50; Jn. 8,1-11), sino a personas heterosexuales y prácticas heterosexuales abusivas y por lo tanto injustas: el Jesús histórico condenó la injusticia, la discriminación y la exclusión.

- En la literatura paulina es donde encontramos, aparentemente, condenas tanto a las prácticas homoeróticas como lesboeróticas. Pero Pablo nada dice en Rom. 1,26-27 sobre el amor o las relaciones sexuales realizadas con libertad y respeto entre personas adultas del mismo sexo; estas condenas son producto de lecturas fundamentalistas, patriarcales y homofóbicas de la carta a las comunidades cristianas de Roma: Pablo condenó el culto idolátrico donde se ejercía la prostitución sagrada y seguramente, por el contexto socio cutural romano, las prácticas sexuales con personas menores de edad.

La lectura a crítica y fundamentalista del texto bíblico, conduce a posturas homofóbicas que culpabilizan, discriminan y excluyen. Éstas no tienen su fundamento en el Evangelio de Jesús, sino en una lectura pre científica y descontextualizada de textos, básicamente del Antiguo Testamento, que son sacados del contextos socio cultural en que se produjeron, para justificar posicionamientos que son contrarios al mensaje liberador e inclusivo de Jesús de Nazaret.

Desde Diversidad Cristina, rechazamos todo acción producto de la homofobia y expresamos nuestra solidaridad con todas las personas GLTTB que se sienten culpabilizadas, vulnerados sus derechos y dignidad y discriminadas, y les decimos con plena seguridad: Jesús no discrimina y la Bibia no condena.

Montevideo, 17 de mayo de 2010.
Julio Vallarino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario